crédito para la reforma del estadio

El 23-S: el día que Florentino va a pecho descubierto para endeudar al Real Madrid

Florentino y sus directivos necesitan la aprobación en Asamblea Extraordinaria para pedir un crédito, que se puede ir por encima de los 500 millones de euros, para el nuevo Bernabéu

Foto: Florentino Pérez se dirige a los socios durante una Asamblea General Ordinaria. (Efe)
Florentino Pérez se dirige a los socios durante una Asamblea General Ordinaria. (Efe)

Los socios del Real Madrid pudieron sufrir un sobresalto el jueves 6 de septiembre cuando llegaron a sus correos o vieron en la página web del club que en la convocatoria de la Asamblea, que se celebra el 23 de septiembre, se incluía un anexo de convocatoria de Asamblea Extraordinaria con el fin de que la Junta Directiva reciba la aprobación de un permiso para endeudar al club. Florentino Pérez y sus directivos tendrán que pedir un crédito para acometer una reforma del estadio que puede superar los 500 millones de euros. Una cantidad que tendrá que ser avalada con el patrimonio del club y con la aprobación de los socios porque así lo dicen los estatutos en su artículo 31 apartado B: “Se convocará Asamblea Extraordinaria para tomar dinero a préstamo cuando exceda de acto de administración ordinario por exceder su cuantía del veinte por ciento del presupuesto”.

Florentino no ha encontrado un socio inversor con el que sufragar esta obra faraónica de elevado coste después de que IPIC se quedara en la aventura de un proyecto que ha tenido que ir superando multitud de zancadillas administrativas y judiciales. Pero Florentino Pérez no ha cesado en su gran sueño de convertirse en el presidente que pase a la historia por un buen número de éxitos deportivos -lleva cinco Champions, entre otros muchos títulos-, pero sobre todo con lo que él mismo se considera un número uno: la gestión económica del club.

Las finanzas son lo suyo, presume de haber sacado al club de la ruina en las dos etapas de presidencia y evitado que cayera en manos de jeques o multimillonarios que habrían arrebatado la propiedad a los socios para convertirlo en Sociedad Anónima. Si una vez consiguió blindar y endurecer los requisitos para ser candidato a la presidencia con un incremento de 10 a 20 años de antigüedad y el 15 por ciento del presupuesto como aval, ahora va a pecho descubierto. Sin multinacional ni otro jeque con el que compartir los gastos para entrar en el negocio del Nuevo Bernabéu, le toca al socio redoblar su apuesta en la credibilidad de Florentino. Toca endeudarse por cerca de 500 millones de euros y en un tiempo que puede superar los 30 años.

Para conseguir la aprobación, la Junta directiva necesita dos tercios de la Asamblea. El discurso y la campaña propagandística de Florentino y sus directivos tiene que ser lo más atinado posible. Es una aventura de riesgos y en la directiva no descartan que durante los próximos años puedan entrar otro socio inversor. Pero, para empezar, el Madrid tendrá que ir solo en esta empresa que tiene beneficios y pérdidas.

Los aficionados más románticos quedarán satisfechos por conservar íntegramente el nombre del estadio. Sin apellido como otros estadios de fútbol europeos. 'Estadio Santiago Bernabéu’ y punto. Una obra faraónica que permite cambiar el diseño y el entorno urbano -desaparece la Esquina del Bernabéu-, donde la innovación estrella es la cubierta retráctil. Todo cubierto. Para destacar las última tecnologías con un videomarcador de 360 grados. Mejoras en el confort, seguridad y accesibilidad. Beneficios a destacar de un proyecto fastuoso.

Neymar con el PSG. (Efe)
Neymar con el PSG. (Efe)

Apretarse el cinturón en fichajes

El endeudamiento puede obligar a que el club se apriete más el cinturón en la planificación deportiva. Menos margen de maniobra para acometer grandes fichajes (Neymar o Mbappé) y renovaciones. Una política que empezó hace cuatro años. James fue el último gran desembolso -80 millones de euros en 2014-. La austeridad, la contratación de jóvenes talentos (Vinicius…) y oportunidades del mercado (Courtois, el último ejemplo) guían el modo de actuación frente a lo que en el club consideran un mercado inflacionado.

El 23-S es el día. A Florentino y su directiva le tienen que aprobar el endeudamiento para la reforma del nuevo estadio. Antes presentará las siguientes cuentas: 750,9 millones de euros en ingresos de explotación sin contar con los traspasos -un 11,3% más que el ejercicio anterior-. Un beneficio neto de 31,2 millones de euros después de impuestos -un 45,9% superior al de la temporada pasada-. Un saldo en tesorería de 190,1 millones con un endeudamiento neto negativo de 107 millones. El patrimonio neto asciende a 494,5 millones de euros. Las mejores cuentas de la historia del Real Madrid coinciden con un periodo en el que se han ganado tres Champions seguidas, entre otros títulos. Pero el 23-S comienza otra historia en la vida del Real Madrid.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios