Los de nervión, dispuestos a pagar 40 millones

El Sevilla, a la caza de Mariano: el Madrid tiene la vez (pero Lopetegui no traga)

Los madridistas tienen derecho de tanteo o hacer negocio con el goleador del Lyon, que no lo quiso Julen para la Selección. El jugador quiere irse del Lyon y jugará en Madrid o Sevilla

Foto: Mariano ha destacado en el Lyon. (EFE)
Mariano ha destacado en el Lyon. (EFE)

El Sevilla está a un paso de acometer la operación más importante de su historia: va a pagar 40 millones -35 de golpe y cinco más por variables- por Mariano Díaz (25 años). Una operación de vértigo para un club que siempre midió hasta los céntimos. Sobre la mesa, el Real Madrid, un espectador con ases en los bolsillos. Mariano, que ha brillado en el Lyon, lo tiene todo arreglado con el Sevilla. Pero el Real Madrid, su club de origen, todavía no dijo su última palabra. Pese a que el Madrid se guardó herramientas para repescar al futbolista, parece que no moverá ficha. Lopetegui no traga a Mariano.

Mariano, nacido en Premiá de Mar, de padres dominicanos, la rompía en las filas del Badalona y fue arrebatado de territorio azulgrana merced a la tupida red de ojeadores del Real Madrid. Un exmiembro de este grupo de scouts, Manuel Romero, fue el que acercó a Mariano a Valdebebas, donde encontró el arrope de Zinedine Zidane, entonces entrenador del Castilla, que se llevó al futbolista cuando el francés dio el salto al primer equipo. Mariano disputó apenas 250 minutos con la primera camiseta madridista y, desencantado con Zidane (cree que lo engañó), marchó al Lyon, donde en pocos meses explotó todo su talento: 21 goles (18 en Liga, 2 en Europa League y 1 en Copa).

El Madrid siempre ha sido un club rocoso en las negociaciones y no dejó un hilo suelto cuando negoció la transferencia con el Lyon. A través de José Ángel Sánchez, mano derecha de Florentino, el Real Madrid se guardó una opción de compra en los dos primeros años de Mariano en el club francés. En el primer año, los blancos podrían repescar al hispano-dominicano tras abonar un 35% más del valor que el equipo francés pagó por él en el verano de 2017. El Lyon pagó 8 millones de euros, por lo que, para repescar a Mariano, el Madrid debería abonar 10,8.

De existir una oferta de un tercer equipo (como así ha sido en el caso del Sevilla), el Real Madrid dispone de otra cláusula en unas condiciones ventajosas para hacerse con el futbolista. En la misma, el Real Madrid se haría con Mariano si pone sobre la mesa un 35% menos que la mayor oferta que llegue al Lyon por su delantero. El Lyon no tendría más remedio que aceptar la oferta madridista.

Mariano en uno de sus pocos partidos con el Madrid. (EFE)
Mariano en uno de sus pocos partidos con el Madrid. (EFE)

Un buen pico para el Real Madrid

El Lyon, presidido por Jean Marie Aulas, rechazó la semana pasada dos ofertas provenientes del Sevilla. La primera, por 20 millones; la segunda, por 25. Pero el domingo por la mañana la puerta del histórico club galo se abrió ante el órdago sevillista: 40 millones por Mariano. De consumarse el traspaso en las citadas cifras, el Real Madrid conseguiría un buen pellizco: 15 millones. Si el precio exigido por el Lyon se mantuviera, el club blanco podría ejercer su derecho de tanto abonando 26 millones.

A estas horas, sevillistas y lioneses, con la mediación activa de You First Sports (la agencia de la que es ejecutivo Álvaro Torres, nieto de un ilustre sevillano y madridista como fue Antonio Calderón), trabajan a destajo para atar los numerosos cabos que plantea una operación de alta alcurnia.

El jugador, que lo tiene todo arreglado con el Sevilla (firmará un contrato de cinco temporadas y 12,5 millones), ha pedido al Lyon (tanto al presidente como a su entrenador) que le facilite la salida hacia el club hispalense. Pero todos miran de reojo al Real Madrid, que no ha dicho la última palabra y hace cuentas.

Por una parte, los madridistas valoran positivamente el alto rendimiento alcanzado por Mariano Díaz en el Lyon, club que otorgó toda su confianza y él la devolvió con creces. Pero también tienen en cuenta las reticencias del propio Mariano en regresar a una casa de la que salió, según su gente, escaldado y por la puerta chica. Los madridistas, sobre todo, valoran la opinión de Julen Lopetegui, el entrenador, que no está muy convencido del rendimiento de Mariano. Lopetegui no llamó al jugador ni tan siquiera para un amistoso cuando era el máximo responsable de la selección. No le gusta.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios