bartomeu, muy enfadado

Piqué se lleva un tirón de orejas y Griezmann deja en evidencia al Barcelona

Jordi Mestre, vicepresidente deportivo, reconoce que hay un malestar en el Barcelona con Piqué y Umtiti por participar en el documental de Griezmann. Les piden más compromiso

Foto: Piqué junto a Bartomeu durante el acto de presentación de su última renovación con el Barcelona. (Efe)
Piqué junto a Bartomeu durante el acto de presentación de su última renovación con el Barcelona. (Efe)

El Barcelona ha tardado cinco días en reaccionar después de que Antoine Griezmann les diera calabazas por televisión y en horario de máxima audiencia. Josep María Bartomeu no ha dicho ni pío desde entonces y en la presentación de Eric Abidal como nuevo secretario técnico azulgrana ha sido el vicepresidente Jordi Mestre quien comenzó haciendo una valoración y, de paso, dando un tirón de orejas a Umtiti y sobre todo a Piqué, cuya empresa produjo el documental ‘La decisión”.

Mestre leyó el siguiente comunicado: “Como club, respetamos la decisión de cualquier jugador a decidir sobre su futuro. De nuestro interés informamos al Atlético de forma oficial. En el Barça queremos jugadores comprometidos y con ganas de jugar. Nos sabe mal que los aficionados se hayan podido sentir decepcionados por las formas. Ahora nuestra aspiración es seguir haciendo un equipo competitivo. El presidente ha hablado con Piqué para hacerle saber que hay sorpresa y malestar por su participación en el caso Griezmann. Hablaremos, de manera interna, con él (Piqué) y Umtiti cuando vuelvan”. Y ya está. A partir de ese momento, tanto Mestre como el mánager deportivo Pep Segura fueron un frontón ante las continuas preguntas de los periodistas, sobre cómo condicionaba la negativa del francés en la planificación deportiva, cuál era la autocrítica que se hacía desde dentro del Barça o quiénes habían sido los interlocutores del club para ficharle teniendo en cuenta que en el documental se había visto que Godín y el Cholo Simeone habían puesto de su parte para que se quedara.


Mestre se remitió una y otra vez a la importancia de la presentación de Abidal e incluso llegó a decir “ya habrá momento para hablar de esto”. Es decir, que hacemos una rueda de prensa para hablar de Abidal, comenzamos por Griezmann, atizamos a Piqué, pero ya no se responde a nada más sobre el asunto porque no es el momento y como tampoco hay una comparecencia del presidente de valoración de la temporada ni tiene previsto convocar ninguna, pues no se sabe cuándo llegará ese ‘momento’. Que sería un momentazo, vaya.

Piqué bromea con Umtiti y Jordi Alba durante un entrenamiento. (Efe)
Piqué bromea con Umtiti y Jordi Alba durante un entrenamiento. (Efe)


La imagen de Bartomeu queda dañada

Después del debut con la selección española ante Portugal, Gerard Piqué salió en zona mixta a explicar, sin ningún tipo de trabas (en la rueda de prensa de este martes había un tiempo límite de 20 minutos por “cuestiones de agenda”) que él se había enterado de la decisión de Griezmann en la misma mañana del jueves, horas antes de que se emitiese. Y que cuando lo supo, llamó al club para informar. Es decir, que Josep María Bartomeu, quien había llevado personalmente las negociaciones desde el pasado mes de octubre con la hermana del jugador francés no se enteró hasta el mismo jueves y porque se lo dijo Piqué. El ridículo es mayúsculo y la imagen del presidente ha quedado dañada.

Mientras, Eric Abidal trataba de transmitir ilusión por su nuevo puesto y Pep Segura decía que había sido escogido por su competencia profesional (a pesar de no tener ninguna experiencia), por su conocimiento sobre el mercado francés (que al parecer es clave) y, cómo no, por los “valores” que transmitía. Al mánager se le vio molesto cuando se le preguntó directamente en qué posición queda la secretaría técnica cuando el verano pasado se enteraron antes los jugadores que el club que Neymar se marchaba y ahora ha sucedido lo mismo con Piqué: “Lo metes en el mismo saco, pero creo que no es el mismo tema. Uno estaba dentro de casa y el otro fuera”. Y chimpún.

El desconcierto en el Barça es tan evidente que en cada comparecencia pública quedan retratados. Por eso precisamente las evita el presidente y el vicepresidente sólo es capaz de leer un comunicado sobre Griezmann y luego repetir como un loro que lo importante es Abidal y no quieren restarle protagonismo. Y, por mucho que se empeñen, a la afición culé ahora mismo el conocimiento del fútbol francés de Abidal y sus valores les importan bien poco.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios