BALE SE QUEDA COMO SUPERVIVIENTE

El Real Madrid quiere "el último gran negocio por Cristiano", pero nadie paga lo que pide

El Manchester United es el único equipo que quiere a Cristiano Ronaldo, pero ni de lejos pagará 120 millones que pide el Real Madrid presidido por Florentino Pérez

Foto: Cristiano Ronaldo tras la final de la Champions. (Reuters)
Cristiano Ronaldo tras la final de la Champions. (Reuters)

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, ha bajado el tono beligerante contra Cristiano Ronaldo y, según los medios especializados (afines al dirigente), trata de acercar posturas con la estrella portuguesa, que no deja de pensar y afirmar que se siente víctima de maltrato por parte de los ocupantes de la planta noble del club de Chamartín; ha dejado caer que no le importaría abandonar la entidad en la ventana veraniega. Ambos actores, jugador y presidente, se encuentran inmersos en una espiral esquizofrénica de difícil solución. Florentino, aconsejado por sus gurús, piensa que es el momento de hacer “el último gran negocio con Cristiano”.

Algunos dentro de la casa blanca piensan que Florentino Pérez, como el chiste del caballo (“Tú sigues hablando mal del caballo que lo vas a vender cuando los romanos le ganen a Atila…”), en estas últimas semanas filtró a los medios interioridades negativas de Cristiano y poniendo en duda el madridismo del portugués. Este, durante las vacaciones y ya en la concentración con su selección, no ha abierto la boca. Solo ha sonreído mientras se limita a preparar con los suyos el partido contra España (este viernes) y emplaza a todos a la vuelta del Mundial.

Jorge Mendes, el súperagente de futbolistas y amigo íntimo de Cristiano, no ha recibido la llamada de su otrora amigo Florentino Pérez, que por motivos de agenda aplazó “sine die” una reunión que tenía prevista en la última semana de mayo. Mendes quiere saber de boca de Florentino si son ciertas las intenciones de venta que el Real Madrid tiene con su jugador. Porque Cristiano -ligado con el club hasta 2021-, demanda una justa renovación de su contrato que ha quedado obsoleto en relación con las otras estrellas. Pero tampoco va a poner una pistola a nadie para quedarse. Deja en manos del club todas esas gestiones. Eso sí, su cuenta corriente deberá subir muchos números. Y no se iría a cualquier club.

En el Real Madrid, según fuentes próximas a Florentino Pérez, entra dentro de sus previsiones hacer caja con Cristiano y recaudar un mínimo de 120 millones de euros. Hasta el momento, ningún club se ha dirigido a la casa blanca ofertando por Cristiano. El Manchester United, anterior equipo del portugués y al que éste “se iría con los ojos cerrados”, sí quiere a CR7. Pero por la mitad de precio. Ni un euro más. La entidad de Old Trafford tiene como mánager general a José Mourinho, que también es representado por Jorge Mendes, no va poner las cosas fáciles. En otros clubes poderosos, el interés por CR7 no es entusiasta; ni tan siquiera el París Saint Germain, otrora aspirante máximo en la seducción por Cristiano, apagó las velas y mucho más después del interés nada disimulado del Real Madrid por Neymar Santos, que ha enfriado notablemente las relaciones entre ambas entidades.

Cristiano Ronaldo (a través de su agente) llegó a un acuerdo de mejora con el Real Madrid durante el pasado abril. El futbolista quiere 80 millones brutos por temporada (40 netos), un sueldo más acorde a su categoría (balón de oro), aunque por debajo de Messi y de Neymar. El presidente del Real Madrid, no solo no se ha reunido para rubricar por escrito lo acordado, sino que tiene otros planes para CR7.

Bale, el superviviente

Florentino Pérez, o José Ángel Sánchez, su mano derecha, sí han hablado con el agente de Gareth Bale, la estrella de la final de Champions, al que le han prometido que el galés tendrá consideración de estrella. Sin apellidos. Tras Cristiano y Sergio Ramos, el salario de Bale está en 15 millones de euros netos. Será revisado y mejorado durante este otoño. Bale puede ser el último superviviente de la BBC, ya que Benzemá, en caso de que emigre Cristiano, seguirá la aureola de su sombra.

Pero el asunto Cristiano tiene muchas páginas por escribir. El portugués sigue siendo un negocio de primera mano. CR7 tiene que decir su última palabra. A vueltas del Mundial. Se huele a venta. Porque Florentino no le daría a su jugador más de lo necesario. Tiene apretado el bolsillo. Y el gol de Cristiano es de oro.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios