TIENE UNA CLAÚSULA DE 65 MILLONES DE EUROS

La marcha de Zidane deja en el aire el fichaje de Giménez por el Real Madrid

Zidane había pedido un central de oficio al presidente y el elegido había sido Giménez. La operación podía haber encajado para todas las partes, pero ahora está en el aire sin el francés

Foto: José María Giménez termina contrato con el Atlético de Madrid en 2020. (Cordon Press)
José María Giménez termina contrato con el Atlético de Madrid en 2020. (Cordon Press)

La sensación de orfandad que ha dejado la marcha de Zinedine Zidane en el Real Madrid es considerable. El técnico francés ha provocado, sin pretenderlo, un incendio en el club que no ha permitido disfrutar durante muchos días la consecución de la tercera Champions League consecutiva, y en las oficinas de Chamartín no acaban de dar con el hombre idóneo para su sucesión. Buscan un técnico puente para preparar el desembarco de Raúl, la prioridad de Florentino Pérez una vez que Joachim Löw le ha dado su segunda negativa. Y dicho entrenador podría reactivar una operación que con Zidane estaba abierta: el fichaje de Giménez.

Sin embargo, su sucesor no es el único frente que ha dejado abierto Zidane. El francés había insistido desde el primer verano en que se hizo cargo del equipo en el fichaje de un central. Petición que Florentino y José Ángel Sánchez no habían satisfecho. La marcha de Pepe agravó el problema defensivo, pero desde la dirección deportiva se apostó por recuperar a Jesús Vallejo y no fichar un refuerzo como pedía Zizou.

Pero la insistencia del técnico y la evidente necesidad de reforzar el eje de la defensa terminaron por arrancar las gestiones para fichar a un central. El elegido fue, por decisión de Zidane, el uruguayo del Atlético de Madrid José María Giménez. Sondearon la disponibilidad del futbolista en su día, pero la operación no fue más allá porque el Real Madrid no quiso generar más tensión con el Atlético.

Hasta que hace unas semanas Florentino, que había prometido a Zidane tener voz y voto en la planificación de la plantilla del año que viene, dio orden a José Ángel Sánchez de activar la operación. Zizou había dado el visto bueno al uruguayo y el director general tanteó la disponibilidad del futbolista. Giménez, de 23 años, ha perdido algo de protagonismo en los últimos tiempos con la llegada de Savic, quien comenzó la temporada siendo titular junto a Diego Godín en el eje de la defensa rojiblanca. A final del curso Giménez había recuperado protagonismo, lo que aumentó el interés de los blancos.

El Atlético busca avales para pagar a Griezmann

El uruguayo tiene una cláusula de rescisión de 65 millones de euros, un precio asumible para el Real Madrid por un defensa de 23 años con oficio. Un fichaje para muchos años. El Atlético de Madrid busca soluciones de liquidez económica para mantener a Oblak, al que tendrá que aumentar la ficha si no quiere perderlo, y pagar a Griezmann, que en los próximos días comunicará que se queda si finalmente el Atlético encuentra los avales que garanticen que puede hacerse cargo de su astronómica mejora de contrato. Además, Simeone exige acudir al mercado a fichar a algún futbolista para reforzar el equipo.

La intención era de concretar la operación... hasta la marcha de Zidane. No apuntaba mal el rompecabezas sabiendo que el futbolista está abierto al interés de los blancos y que el Atlético no vería con malos ojos ingresar los 65 millones de su cláusula. ¿Qué hará Florentino ahora?

Toca esperar a la elección del nuevo entrenador para resolver la cuestión del fichaje de Giménez. El jugador está en Rusia, donde tomará parte en el Mundial con Uruguay. La posible no llegada de Giménez es otro daño colateral de la salida de Zidane, que después de años pidiendo un refuerzo para la defensa se ha marchado cuando el presidente estaba dispuesto a concederle 'un capricho'.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios