QUISO SEGUIR ACOGIDO A LA LEY BECKHAM

Otro motivo para que Cristiano se quede en el Madrid: ha pagado impuestos hasta 2020

El delantero adelantó el pago de impuestos por los derechos de imagen cuando en 2014 los vendió a Peter Lim. Si se va a otro país debería volver a tributar allí por esa parte

Foto: Cristiano Ronaldo, en las imágenes promocionales de FIFA 19.
Cristiano Ronaldo, en las imágenes promocionales de FIFA 19.

En la negociación entre Cristiano Ronaldo y el Real Madrid sobre su marcha o renovación hay un punto ajeno al fútbol. El portugués ha pagado ya impuestos en España por sus derechos de imagen hasta 2020. Si el delantero fuera a otro país -no parece que otro club español vaya a ficharlo- tendría que tributar allí por esos conceptos. La clave radica de una operación que hizo a final de 2014, cuando vendió sus derechos de imagen para las siguientes temporadas a Peter Lim por unos 60 millones de euros. Ya no podía acogerse más tiempo a la Ley Beckham y quiso adelantarse así al cambio.

Los derechos de imagen son para futbolistas como Cristiano Ronaldo una tremenda fuente de ingresos. Según los datos a los que ha tenido acceso este diario, Cristiano recibió entre 2011 y 2014 un total de 138 millones de euros por derechos de imagen (patrocinios de ​Nike, Coca-Cola, Emirates, Castrol, Herbalife, Clear, Tag Heuer, Konami, Giorgio Armani y Banco Spiritu Santo). Estaba acogido a la Ley Beckham, por la que solo tributaba en España a un tipo del 24% y, además, estaba eximido de pagar por los ingresos del exterior. En esos años, solo pagó en España 5,7 millones, un 4% de tipo efectivo sobre el total.

Cristiano tiene patrocinios de Nike, Coca-Cola, Emirates, Castrol, Herbalife, Clear, Tag Heuer, Konami, Giorgio Armani y Banco Spiritu Santo

A partir de 2015, Ronaldo ya no podía seguir acogido a ese régimen fiscal, conocido técnicamente como de impatriados. Lo que hizo fue vender sus derechos de imagen para el periodo 2015-2020 a Peter Lim, el hoy presidente del Valencia y una persona con muy buena relación con Jorge Mendes. Inicialmente los vendió por 75 millones pero la cifra finalmente acordada fue de 60. Así pagó muchos menos impuestos de los que le tocaría abonar si los hubiera ingresado posterioremente, ya sin la Ley Beckham.

La acusación de la fiscalía de que defraudó 14,7 millones incluye esos derechos de imagen hasta 2020. Al aceptar la operación, Hacienda da por buena que es válida aunque pagó menos de lo que debía. La defensa de Cristiano está ultimando un acuerdo con la Agencia Tributaria por una cifra que está entre 18 y 20 millones. El pleito con Hacienda ha acentuado su malestar -en julio de 2017 ante la juez de Pozuelo que lo investiga llegó a declarar que quería irse a Inglaterra-. Al cerrar esa conformidad Cristiano habría tributado en España por sus derechos de imagen -capítulo aparte del sueldo- hasta 2020.

Según fuentes del sector, la situación está enconada. Cristiano se siente dolido con España, con su fisco y con el Real Madrid, ya que considera que cobra muy por debajo de Messi. Reclama cobrar unos 80 millones brutos al año. El futbolista contaba con salir absuelto al haber confiado siempre en sus asesores. En su entorno se afirma que nunca tuvo la intención de defraudar y que jamás dio órdenes de evadir el pago de impuestos. Por eso ahora se encuentra con una situación que no comprende: tener que pagar a Hacienda casi lo que gana limpio en un año del Madrid y asumir cuatro delitos fiscales. A eso hay que sumar que tiene pagados impuestos en España para los próximos años incluso si abandona el país.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios