MENDES DEBE HACER DE 'CELESTINA'

El enfado de Cristiano Ronaldo con Florentino: "No me sentaré con él a negociar"

Cristiano Ronaldo está enfadado con Florentino Pérez, más de lo que nunca lo había estado. El problema no es dinero, aunque pida una millonada, sino que no se siente bien tratado por el club

Foto: Florentino Pérez y Cristiano Ronaldo. (EFE)
Florentino Pérez y Cristiano Ronaldo. (EFE)

No es la primera vez que Cristiano Ronaldo está molesto con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Pero nunca había llegado hasta este punto de indignación por el trato recibido. El distanciamiento nunca había sido tan grande entre la estrella y el dirigente del club blanco.

Cristiano entiende que la oferta de mejora que ha recibido del Madrid, en la que se contempla un aumento de sus ingresos por objetivos, es "una falta de respeto" hacia su persona. Así se lo ha hecho saber a su representante, Jorge Mendes, a quien además ha advertido: "No me sentaré con Florentino a negociar nada". El jugador ha informado a su representante que después del último movimiento del presidente madridista, al que achaca la culpa de este distanciamiento, no piensa tener un cara a cara con él bajo ningún concepto. El distanciamiento se ha convertido en inquina personal.

Mendes tendrá que resolver el problema en que se ha convertido este pulso entre Ronaldo y Florentino. El futbolista no esconde su disgusto ni sus ganas de abandonar el club y en Portugal su entorno ya ha filtrado esa información. De ahí que medios lusos como el diario Récord hayan calificado de "irreversible" la situación. Un adjetivo que define muy gráficamente la furia del delantero.

Cristiano Ronaldo y Pepe. (EFE)
Cristiano Ronaldo y Pepe. (EFE)

No es el dinero, es el trato del club

Cristiano ha disparado sus pretensiones hasta los 80 millones de euros brutos, cantidad con la que podría hacerse cargo de la multa por el fraude fiscal del que es acusado por la Hacienda española. Una cifra que dista mucho de los 30 millones que le ofrece el Real Madrid con la mejora por objetivos. Cristiano afirma que Florentino le ha traicionado con esa oferta que le prometió a final de 2017. El presidente mantiene que la forma más adecuada de negociar una mejora con un jugador de 34 años es a través de un contrato por objetivos que garantice su rendimiento y su esfuerzo.

Eso es precisamente lo que más ha molestado al futbolista, que entiende que el presidente cuestiona su compromiso y estima que su rendimiento en estos años debe tener mayor premio que un contrato por objetivos. Cristiano ha vuelto a ser decisivo en la consecución de la Liga de Campeones, en la que ha guiado al equipo hasta la final con sus goles. Pero también es cierto que no ha marcado en los dos encuentros de semifinales ante el Bayern ni en la final ante el Liverpool. Cristiano cree que está probada la falta de respaldo del presidente en el tema de su problema fiscal y la oferta por objetivos ha sido la gota que ha colmado el vaso.

La patata caliente la negocian ahora Jorge Mendes, el agente del futbolista, y José Ángel Sánchez, director general del Real Madrid. Los intermediarios de ambas partes tratarán de acercar posturas y suavizar la tensión existente. Cristiano no se va a sentar con Florentino, salvo que lo haga para firmar su nuevo contrato. El problema es que Florentino también está 'caliente' por el comportamiento del jugador. Los desplantes en la celebración y las declaraciones al concluir la final han molestado enormemente al presidente blanco.

No hay ofertas por él

La postura del Real Madrid es clara e inamovible: Cristiano Ronaldo tiene contrato con el club hasta junio de 2021 y una cláusula de 1.000 millones de euros. Florentino tiene la sartén por el mango y no piensa mover un dedo ni ceder un milímetro si el trato no interesa al Real Madrid. No hay ninguna oferta encima de la mesa por el portugués, cuyas amenazas de marcharse del Bernabéu se entiende en el club como un brindis al sol para presionar echando encima a la prensa. Pero el historial de desencuentros entre el presidente y el delantero es amplio y ha logrado agotar la paciencia de Pérez, que por primera vez contempla la posibilidad de deshacerse de Ronaldo si logra un acuerdo beneficioso.

Ahora es el turno de Mendes, que está buscando ofertas por Cristiano para poner encima de la mesa del Real Madrid. Florentino está obsesionado con traer a Neymar y la salida del portugués le permitiría ingresar dinero para acometer la operación, además de liberar un vestuario en el que se evitarían problemas de ego en la plantilla si llega el brasileño. Mientras ocurre esto, el presidente trata de convencer a Gareth Bale para que se quede porque Florentino sueña con un Real Madrid con Bale y Neymar. Un europeo y un brasileño. Adidas y Nike. Y que a Cristiano le vaya bien...

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios