los jugadores afectados

Los daños colaterales en la plantilla del Real Madrid con la salida de Zidane

La salida de Zidane del Real Madrid afecta a tres jugadores de la plantilla: Keylor Navas, Benzema y Cristiano Ronaldo. Son los daños colaterales tras la marcha del entrenador

La salida de Zinedine Zidane tiene consecuencias a nivel individual en la plantilla del Real Madrid porque tres jugadores quedan debilitados en su rol de súper intocables. Unos más que otros, pero son casos especiales por el trato especial que recibieron del entrenador en los dos años y medio que estuvo en el banquillo. Keylor Navas, Benzema y Cristiano Ronaldo quedan, en cierto modo, desprotegidos sin el paraguas del entrenador francés y a expensas del nuevo inquilino que decida, junto con Florentino Pérez, cuál es el proyecto que hay que poner en marcha con una plantilla que puede sufrir modificaciones y que estaba acostumbrada a la gestión y sobreprotección de Zidane.

El caso de Keylor Navas puede ser el más sensible porque, si bien Florentino Pérez considera que se ha ganado seguir después de ser el portero en las tres última Champions, el presidente insistirá ahora con más fuerza en el objetivo de fichar a otro portero que refuerce esta posición. El nuevo entrenador tiene que dar sus candidatos y valoración de cuál puede ser el papel del costarricense. Zidane se posicionó en contra de reforzar este puesto cuando en el mercado de invierno surgió la posibilidad de fichar a Kepa Arrizabalaga. Si ‘Zizou’ hubiera continuado en el banquillo madridista tenía claro que Keylor Navas seguiría siendo su primer portero y no consideraba una prioridad el fichaje de otro guardameta ‘top’ (De Gea o Courtois). Podría haber llegado un portero de otro perfil, habría salido Kiko Casilla, pero el primero de la lista para el francés era Keylor Navas.


Karim Benzema también queda desprotegido. Hay una frase que no se olvida en el vestuario por cómo Zidane defendió, con uñas y dientes en una rueda de prensa, al delantero francés cuando atravesó una situación crítica. No hacía goles, fallaba ocasiones claras, recibía pitos y Zidane dijo que al que no le gustara Benzema, no le gustaba el fútbol. Un cable que nunca podrá olvidar el ‘9’ del Madrid, que ha estado señalado por la afición y la prensa en muchos momentos de la temporada. Zidane lo defendió siempre, a pesar de que fuera suplente en Múnich, con argumentos en los que decía que Benzema hacía más cosas en el campo y no sólo era importante marcar goles. El nuevo entrenador le tendrá que exigir que afine su olfato goleador que tanto ha penalizado al equipo en la Liga.

La gestión del ego de Cristiano

El último caso parece rocambolesco. Cristiano Ronaldo pierde al entrenador que mejor ha gestionado sus esfuerzos y le ha hecho llegar fresco y en plenitud en el tramo final de la temporada para jugarse los títulos. Zidane se ha entregado al portugués diciendo públicamente que es el mejor del mundo (por encima de Messi) y pidiendo que se retirara en el Real Madrid cuando Cristiano Ronaldo tenía abierta una negociación con Florentino Pérez por el asunto de su subida salarial. El nuevo entrenador tendrá que ganarse la complicidad de Cristiano (si sigue el portugués) y saber entender y llevar su ego, que no es nada fácil.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios