aplicable a todos los empleados

Cristiano Ronaldo incumplió el código ético del Real Madrid: ¿hay que sancionarle?

En el Real Madrid se plantean si las palabras de Cristiano Ronaldo son motivo de sanción. Con el código ético del club y el reglamento de régimen interno es un empleado más

Foto: Cristiano Ronaldo se lamenta durante la final de la Champions disputada en Kiev contra el Liverpool. (Reuters)
Cristiano Ronaldo se lamenta durante la final de la Champions disputada en Kiev contra el Liverpool. (Reuters)

¿Es Cristiano Ronaldo un empleado más del Real Madrid que, a todos los efectos, se tiene que regir por la normativa del club y su Código Ético? Una pregunta que puede resolver las dudas a los socios molestos por las palabras del jugador nada más concluir la final de la Champions en Kiev. Cristiano no tiene contento a todo el madridismo a pesar de que en la fiesta de celebración del título en el Bernabéu recibiera cánticos de “¡quédate!”. Una reacción impulsada por sus propios compañeros con micrófono en mano. Un cable de los capitanes (Sergio Ramos y Marcelo) que acabó con una piña en el escenario del centro del estadio. Pero ese público que estaba en las gradas no era el habitual, el socio que acude cada domingo al Bernabéu. Los hay que están molestos y lo han hecho llegar al club. La ‘rajada’ de Cristiano Ronaldo ensombreció la Champions y hay quiénes apuntan que merece sanción atendiendo al Código Ético del club porque entienden que el portugués es un empleado más.

El Real Madrid tiene un extenso Código Ético en el que se explica y recoge cuál es la filosofía, normas y sanciones que tienen que cumplir todos los empleados del club para garantizar el cuidado de la buena imagen, responsabilidad y el comportamiento ejemplar. Una guía de conducta con normas de obligado cumplimento para salvaguardar los valores y el prestigio de la entidad. ¿Se ha saltado las normas Cristiano Ronaldo con esas declaraciones públicas que perjudican al Real Madrid? La Dirección General tendrá que examinar y valorar si las palabras del jugador suponen motivo de sanción. Cristiano Ronaldo, pese a ser la estrella del equipo de fútbol, no deja de ser un asalariado más del Real Madrid que está sujeto a la normativa institucional al igual que los empleados que trabajan en las oficinas, distintas áreas y los socios.


El Código Ético informa, en su punto 1.4, que afecta a todas las personas que trabajan en el club: "El Código Ético resultará de aplicación a los empleados del Real Madrid. Por extensión, se aplicará también a toda persona que en un momento dado desarrolle funciones relevantes en el club, Fundación, cualquier empresa dependiente del Real Madrid o preste servicios al Real Madrid, independientemente de que su vinculación con el club sea de carácter laboral, mercantil, social o de otro tipo. Por ello, a título enunciativo y sin carácter exhaustivo, será también de aplicación a la actuación en el club o en la Fundación Real Madrid de deportistas, empleados fijos discontinuos, empleados de empresas subcontratadas, autónomos y otros colaboradores. El club actuará del modo más procedente para garantizar que todas las personas previamente mencionadas son conocedoras del contenido del Código Ético y que conocen el alcance y extensión de las obligaciones contenidas en el mismo”.

Cristiano Ronaldo hace el gesto de las cinco Champions que lleva ganadas. (Reuters)
Cristiano Ronaldo hace el gesto de las cinco Champions que lleva ganadas. (Reuters)


La Dirección General decide si hay sanción

En el área deportiva, la que compete a los jugadores de las plantillas de fútbol y baloncesto, existe un código de conducta interno de obligado cumplimiento que va desde los riesgos que no pueden asumir con otras actividades físicas que pongan en peligro su físico, la disciplina y la responsabilidad con sus actos y declaraciones por ser representantes e imagen del club. Hay un párrafo que dice lo siguiente: "En el Real Madrid somos conscientes de la elevada repercusión social de nuestras actividades. Por ello, dedicamos los máximos recursos a cumplir los más altos estándares de buen gobierno corporativo y a la promoción de los mejores valores deportivos”.

Cristiano Ronaldo no se ha comportado correctamente con sus quejas y declaraciones recién acabado el partido contra el Liverpool. Sus palabras se interpretan como un órdago a Florentino Pérez para presionar al presidente con una subida salarial, además de los celos que pueda tener porque el club busque nuevos fichajes (Neymar) o no marcara en la final. Estos motivos son menores, lo importante es que dañó la imagen del club en un momento muy importante y sus palabras han tenido gran repercusión, por lo que corresponde a la Dirección General evaluar si son sancionables.

No se hizo la foto de la nueva camiseta

Hay un capítulo más que llama la atención con Cristiano Ronaldo y que ha generado polémica. El club acaba de presentar oficialmente las nuevas camisetas para la temporada 2018-19 y el portugués no aparece en las fotos individuales que ofrece la página web. Están todos menos Cristiano y en su hueco han tenido que colocar una camiseta que muestra el dorsal '7' y su nombre. Las fotos se hicieron el día 21 de abril y, casualmente, todos los jugadores pudieron hacerse la fotografía con la nueva camiseta menos el luso. ¿Está realmente comprometido con el club? Con el equipo y Zidane no hay dudas de que sí. Pero este hecho levanta más sospechas de las diferencias que tiene con los dirigentes.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios