exige una mejora salarial

El pulso televisado de Jordi Alba a Bartomeu después de apañarle la salida de Neymar

Jordi Alba exige, en boca de su agente, que se le reconozca con una mejora salarial todo lo bueno que hizo para tapar el vacío que dejó por el carril la marcha de Neymar

Foto: Jordi Alba presta atención durante una comparecencia ante la prensa antes de un partido de la Champions. (Reuters)
Jordi Alba presta atención durante una comparecencia ante la prensa antes de un partido de la Champions. (Reuters)

Josep María Bartomeu, al igual que le sucede a Florentino Pérez, también tiene jugadores que le exigen públicamente que revisen su contrato y reclaman una subida salarial. Son los pedigüeños. No sólo en el Real Madrid hay problemas y conflictos internos que acaban saliendo a la luz y se convierten en telediarios. Bartomeu sufre, como le sucede al presidente del Real Madrid con Cristiano Ronaldo, cómo le presionan los jugadores para que agilice con urgencia una renovación. El último conflicto en el Barcelona lo protagoniza Jordi Alba. Su representante, Vicente Forés, se despacha en el Sport con unas declaraciones que leídas con toda la literalidad son, incluso, más fuertes que las que hizo Cristiano Ronaldo en Kiev. “Todavía estaba Raül Sanllehí en el club cuando nos dijeron que no nos preocupáramos, que nos iban a llamar para renovar. Pero seguimos esperando y ya llevamos año y medio así. No entendemos nada, quizás es lo habitual en el Barcelona o igual es que no están contentos con el rendimiento de un futbolista incluido en el once de la FIFA y que es el defensa con más asistencias de gol en el fútbol europeo”, tal cual y lío a la vista.

Vale que la ‘rajada’ no sale de la boca de Jordi Alba, pero quién puede dudar de que el jugador está mosqueado con su situación y el representante traza la estrategia para presionar al club. Un nuevo foco de conflicto para Bartomeu con un futbolista que es imprescindible en el Barcelona desde que salió Neymar. El lateral se multiplicó por la banda izquierda para llenar todo el vacío que dejó por ese carril el brasileño y convertirse, en muchas fases de la temporada, en el mejor socio de Messi para dar profundidad y desequilibrar los partidos. Jordi Alba ha hecho una excelente temporada y ahora pide lo que, para él sería justo, y cree que se merece porque se lo ha ganado en el campo y se lo deben.


Jordi Alba fue la mejor medicina para hacer olvidar a Neymar y una de las claves del éxito para que el Barcelona ganara la Liga y la Copa. Ni Dembéle, que se lesionó en las primeras jornadas, ni Coutinho, que llegó en enero han hecho tanto como Jordi Alba para poner remedio al agujero, en términos deportivos, que le hizo Neymar a Bartomeu. Ahora el presidente tiene la pelota en su tejado porque el contrato de Alba finaliza en 2020 y el pulso está echado. Puede haber acuerdo, que sería lo más lógico, como puede correr el tiempo a favor siempre del futbolista. Todo lo que sea tener enfadado a Alba serán malas noticias para Messi, que ya no soportaría un nuevo incendio después de la inesperada y sorprendente ‘fuga’ de Neymar que liquidó el 'tridente' de ataque que formaban el argentino, brasileño y uruguayo.

Messi corre a celebrar un gol con Jordi Alba. (Reuters)
Messi corre a celebrar un gol con Jordi Alba. (Reuters)


Pendientes de lo que pase con Griezmann

Jordi Alba tiene 29 años y su ficha no supera los 4 millones de euros después de seis temporadas en el Barcelona donde ha sido un jugador que ha ido cogiendo cada vez más peso. En el Barcelona, como en el Real Madrid, también aparecen los celos cuando llegan nuevos fichajes y doblan el sueldo de los que ya están. Es el caso de Alba y los últimos jugadores incorporados (Dembélé y Coutinho, por ejemplo) lo que produce un agravio comparativo y esté provocando una tormenta interna porque no sólo se está quejando Alba sino que Busquets también está a la espera de cerrar una mejora salarial. Como Umtiti, que lleva menos tiempo, y tensa las negociaciones para renovar su contrato.

En el Barcelona se han pronunciado varios jugadores (Messi y Luis Suárez) sobre lo importante que sería poder fichar a Griezmann, pero hay otros que, egoístamente, pueden mostrar su recelo si comprueban que hay dinero para nuevos y millonarios fichajes y les vienen con las rebajas para sus peticiones. Jordi Alba ya ha puesto el grito en el cielo en boca de su representante. Tiene trabajo por delante el presidente del Barcelona, que marca unos límites salariales para unos y está dispuesto a abrir la mano para otros (si consigue reconducir el fichaje torcido de Griezmann).

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios