el argentino se pronuncia ABIERTAMENTE

Messi y su mensaje 'institucional' para el fichaje de Griezmann por el Barcelona

"Me gusta y es de los mejores", ha dicho Messi sobre Griezmann para despejar las dudas que pueda tener el francés del Atlético y dé el paso de jugar con él en el Barcelona

Foto: Messi y Griezmann se saludan durante un partido entre el Bacelona y el Atlético de Madrid. (Reuters)
Messi y Griezmann se saludan durante un partido entre el Bacelona y el Atlético de Madrid. (Reuters)

Con Iniesta recogiendo los bártulos de la taquilla del Camp Nou (el momento más difícil cuando echas el cierre a una larga vida en un mismo club) apareció Messi, sonriente y feliz, para abrir la llave de otra a Griezmann. A ‘rey muerto, rey puesto’. Leo ha dado un empujón para que Griezmann despeje sus dudas si le quedaba alguna, y no dé un paso atrás en el camino que ha recorrido el francés para salir del Atlético de Madrid y acabe firmando por el Barcelona. Messi, en el día de las últimas lágrimas de Iniesta ante su afición, se marchó del Camp Nou haciendo unas declaraciones que se ajustan a un golpe definitivo para que el francés sea uno de sus nuevos socios a partir de la próxima temporada. “No sé como está el tema. Se habla mucho de eso y nosotros siempre estaríamos encantados de que vengan los mejores y es obvio que me gusta y es de los mejores”, declaró en referencia a la pregunta de si le gustaría que el francés fichara por el Barcelona. Las palabras son al mismo medio de comunicación (RAC1) en el que el presidente Bartomeu reveló que se habían producido los contactos con el agente del francés en el mes de octubre.

En el Barça no dan puntada sin hilo. Primero fue Luis Suárez, en una radio uruguaya, el que reconoció que Griezmann va a jugar en el Barcelona. Después se montó un buen lío con las declaraciones de Josep María Bartomeu, que tuvieron como respuesta un duro comunicado de Miguel Ángel Gil Marín, el consejero delegado del Atlético. Y ahora es Messi el que, antes de marcharse a Argentina para preparar el Mundial, participa del mensaje institucional. Messi no lo hace de forma gratuita porque detrás de estas declaraciones está la promesa que le hizo Bartomeu al argentino de dos fichajes. Primero iría a por Coutinho y después vendría Griezmann. Esto es lo que le garantizó Bartomeu a Messi cuando firmó la última renovación para convencerle de que el club tenía un proyecto deportivo ambicioso y que la dolorosa salida de Neymar, más la de Iniesta, no iban a debilitar el equipo.

El Barcelona puso toda la maquinaria en marcha para lanzar sus redes sobre Griezmann y ahora, con la temporada acabada, se puede decir que lo han conseguido. El francés no se ha pronunciado desde que el Atlético de Madrid ganó la Europa League al Olympique de Marsella, donde fue la estrella con los dos goles, y tras las final se negó a hablar de su futuro. Pero es que tampoco lo ha hecho en la fiesta de celebración en Neptuno, donde sus compañeros y la afición le pidieron a gritos que se quede. Como tampoco lo ha hecho tras el último partido de Liga, contra el Eibar, donde fue suplente y cuando salió al campo recibió los silbidos de un sector de los aficionados del Metropolitano que no le perdonan su sospechoso silencio. Le echaron un insólito cable Godín y Simeone. Ambos pidieron a la grada que pararan con los pitos.

Griezmann, serio y con gesto pensativo, en el último partido de Liga. (Reuters)
Griezmann, serio y con gesto pensativo, en el último partido de Liga. (Reuters)

Sólo queda pagar los 100 millones

En el Atlético han hecho lo imposible para convencer a Griezmann de que firme una nueva renovación y entienda que es mejor quedarse en un equipo siendo la principal estrella que marcharse a otro para ser uno más. Desde Simeone hasta el último utillero le han pedido que se quede e, incluso, uno de los último actos de servicio de Fernando Torres al Atleti ha sido tener una charla con el francés. El objetivo no era influir en su decisión sino transmitirle que el Atlético es un club especial y con un proyecto ganador. Un escenario bien diferente al que no tuvo él cuando se marchó del club a Inglaterra para ayudar a solucionar problemas económicos y renunció a su sueño de seguir vistiendo la camiseta de sus amores. Pero va a ser que no. Griezmann y sus dudas encuentran cielo abierto con estas palabras de Messi, que le pide que se vaya con él al Barcelona.

Algunos, lógicamente, verán a Griezmann como un traidor por marcharse del Atlético de Madrid al Barcelona, pero si le preguntas al jugador te puede decir que un año antes tuvo la oportunidad de marcharse al Manchester United o al Barça y se quedó en el Atleti después de que la FIFA sancionara al club sin poder hacer fichajes. Hubo un acuerdo para subir la cláusula de rescisión de 100 a 200 millones de euros y, a cambio, se mejoró el salario del francés. Ha pasado ese año y ya sólo queda que llegue el 1 de julio para que la cláusula vuelva a bajar a 100 millones, como está estipulado en el contrato, y se marche con Messi si no lo hace antes.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios