El ocaso de Arda Turan por ser un futbolista violento, agresivo y conflictivo
  1. Deportes
  2. Fútbol
sancionado con 16 partidos en turquía

El ocaso de Arda Turan por ser un futbolista violento, agresivo y conflictivo

Desde que abandonó el Atlético de Madrid ha sido más protagonista por su comportamiento violento que por su fútbol. Arda Turan está en serios problemas tras empujar a un asistente

Foto: Arda Turan, durante el partido con el Basaksehir, se dirige a los árbitros para protestar. (REUTERS)
Arda Turan, durante el partido con el Basaksehir, se dirige a los árbitros para protestar. (REUTERS)

Una sanción de 16 partidos con una multa de casi 8.000 euros es el último capítulo conflictivo de un futbolista que ha tirado su carrera después de estar en dos de los mejores equipos (Atlético de Madrid y Barcelona). Arda Turan (31 años) lo ha vuelto a hacer. Muchos recordarán la escena en la que lanzó su bota al juez de línea en un partido de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid y el Barcelona, en enero de 2015, en el Vicente Calderón. Vestía la camiseta rojiblanca y su frustración por no señalarle una falta a favor le llevó a tener una reacción violenta contra el asistente. La bota le pasó cerca, pero no le dio y, sorprendentemente, el árbitro (Jesús Gil Manzano) sólo le mostró cartulina amarilla. En el acta reflejó que fue un gesto de disconformidad y el juez único de competición no entró de oficio. Pero ahora ha sobrepasado los límites.

Arda Turan, cedido por el Barcelona al Basaksehir turco, ha sido sancionado por el Comité de Competición por agredir a un juez de línea en otra reacción alocada y agresiva. No le señalaron una falta a favor, como ese día en el Calderón, y agarró al asistente hasta empujarlo. Una escena que repudia el fútbol turco y por la que ha tenido una sanción ejemplar porque en su país ya están hartos de un futbolista al que le rodea una polémica que viene de atrás cuando agredió a un periodista en un avión tras un partido amistoso entre Turquía y Macedonia. Después de este incidente, en junio de 2017, dijo que dejaba la selección. Era un momento en el que protagonizó una discusión con el seleccionador Fatih Terim por la primas. Se le perdonó y dio una nueva oportunidad, pero no aprendió. En el partido ante Islandia y ya con Turquía eliminada de la fase de clasificación para el Mundial de Rusia fue sustituido y se marchó entre risas. El gesto fue criticado como una falta de compromiso.

Foto: Deulofeu, con los brazos en la cabeza, se lamenta en un partido del Barcelona en el Camp Nou. (Reuters)


Arda Turan tomó la peor decisión cuando se marchó del Atlético de Madrid para darle un empujón a su carrera en el Barcelona. En cierto modo su decisión recuerda a lo que está sucediendo con Griezmann. El francés, como el turco, entiende que ha acabado su ciclo en el equipo rojiblanco y que en el azulgrana tiene posibilidades de ganar más títulos y jugar al lado de Messi y otros futbolista de gran talento. Arda Turan era una de las grandes estrellas de ese Atlético de Madrid que conquistó la Europa League, Supercopa de Europa, Copa del Rey, Liga y Supercopa de España en los años 2012, 2013 y 2014. Simeone, como ha hecho con Griezmann, mejoró las prestaciones del turco para que no fuera únicamente un futbolistas de talento e intermitente. Bajo el paraguas del ‘Cholo’ se vio al mejor Arda Turan. Su fantasía más la capacidad de trabajo revalorizaron su caché. De costar 12 millones al Atlético en el año 2011 a ser vendido al Barcelona por 34 millones más 7 en variables en 2015. Se puede calificar como una gran negocio para el club rojiblanco y, visto con la perspectiva del tiempo, una ruina para el Barcelona y el futbolista turco.

Ernesto Valverde durante un entrenamiento con Arda Turan. (EFE)
Ernesto Valverde durante un entrenamiento con Arda Turan. (EFE)

Ernesto Valverde le puso la cruz

Antes de su ocaso, empezó el declive en el Barcelona de Luis Enrique. Fichado a bombo y platillo y con un sueldo de 8 millones de euros, se convirtió en uno de los mejor pagados de la plantilla. Pero no pudo debutar hasta enero de 2016 por la sanción FIFA en los fichajes al club culé. Arda Turan no se adaptó al ritmo de Messi y compañía y fue desperdiciando las oportunidades que le daba Luis Enrique. Con la llegada de Ernesto Valverde empeoró su situación por su baja forma física. Se incorporó a la pretemporada con demasiado sobrepeso, lucía barriguita y Valverde le puso el cartel de transferible. El club lo ha tenido que regalar en el mes de enero con una cesión al equipo turco del Basaksehir por dos temporadas y la opción de venderlo a otro equipo si llega una buena oferta en este tiempo. Pero para eso, Arda Turan tendría que salirse, volver a brillar y lo que ha conseguido es todo lo contrario. Es suplente y tiene un comportamiento violento.

En Barcelona no le quieren ni ver y en Turquía tendrá que recapacitar y poner mucho de su parte para volver a jugar. La sanción de 16 partidos le deja en una situación difícil y complicada. Ha caído en el desprestigio y la única solución puede pasar porque algún club chino ‘pique’ y se lleve su fichaje. Josep María Bartomeu tiene un problema con el turco y deberá buscar un mercado en el que poder colocarlo y recuperar parte de los 34 millones gastados. En Turquía no le van a dar un euro y lo que no quiere Ernesto Valverde es que el turco regrese al equipo azulgrana porque le ha echado la cruz.

Arda Turan FC Barcelona
El redactor recomienda