ganó tres ligas y siete copas

Arsene Wenger dejará el Arsenal al final de esta temporada

El técnico francés anuncia en un comunicado que pone fin a sus 22 años en el banquillo 'gunner'. Su legado es interminable, tanto para el club como para el fútbol inglés

Foto: Arsene Wenger. (Reuters)
Arsene Wenger. (Reuters)

Se termina una época en el fútbol inglés, quizá incluso en el fútbol en general. Después de 22 años como entrenador del Arsenal, Arsene Wegner se retira. El técnico francés es una institución en el club 'gunner', uno de los hombres que más hizo por cambiar la filosofía general de la Premier, el más longevo de los técnicos que aún estaban presentes en la élite y, también, una historia del éxito deportivo.

Llego al equipo del norte de Londres en 1996 tras una carrera algo pintoresca, antes había entrenado durante siete años al Monaco, y tuvo un breve y exótico periplo por el Nagoya Campus Eight japonés. El Arsenal, uno de los grandes equipos de Inglaterra, le dio las riendas de su banquillo. Y acertó. Ahora da un paso atrás: "Después de considerarlo y haberlo discutido con el club, he sentido que es el momento justo para apartarme a un lado al final de esta temporada".

Como contexto, Wenger llegó a un club de la más férrea tradición británica. El 'Arsenal one nil' llamado así popularmente por su tendencia a ese marcador, el rácano 1-0, era un equipo rudimentario, de defensas contundentes y mediocampo desaparecido. Un equipo fuerte en la Premier, con tradición y afición, pero que tenía mucho campo por delante para darle la vuelta a su filosofía.

Y eso, precisamente, es lo que hizo el técnico francés. Bajo su mando llegaron títulos, jugadores y ciertos de partidos, pero principalmente cambió la filosofía. Él fue el primero de los técnicos europeos llamados a cambiar radicalmente la tendencia del fútbol inglés, quien estableció que la mejor manera para llegar al éxito no era la que se estilaba en las islas británicas.

Un montón de pupilos ilustres

Tres veces ganó la Premier, incluido aquel año mágico con el Arsenal de los invencibles, un equipo que tuvo la mayor racha sin perder de la historia del campeonato. Siete copas también le acompañan en estos 22 años como técnico. Y una final de Champions en la que el Barcelona demostró que seguía siendo mejor equipo. Esta temporada aspira a un título más, la Europa League, aunque para ello necesite eliminar al Atlético de Madrid, favorito en la competición.

En este tiempo, además de modificar la filosofía del fútbol inglés, llevó al estrellato -o salvó las carreras- de inmensos jugadores. Por sus manos pasaron Bergkamp, Pires, Henry, Vieira, Petit, Overmans, Reyes... Es cierto que en los últimos dos años su figura había decaído, el Arsenal, después de años de regularidad, ha empezado a quedarse fuera de puestos de Champions League y los resultados han dejado de estar a la altura de los presupuestos.

Pero el legado sigue ahí, el Arsenal se ha instalado en el imaginario colectivo como un equipo de buen fútbol y talento, gracias en buena parte al francés. Y no solo eso, la institución también puede agradecerle haber pilotado los años en los que se construyó el Emirates, difíciles económicamente y en los que él, siempre cauto en el mercado de futbolistas, supo manejar presupuestos algo menores sin perder competitividad ni quejarse ante el gasto de sus rivales. Y, a cambio, se quedaron con uno de los mejores estadios del mundo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios