culpable del fallido fichaje de kepa

Las 'mentirijillas' y bondades de Zidane que molestan en el palco del Bernabéu

En el palco del Bernabéu elogiaron el partidazo de Kepa y extraña que Zidane rechazara su fichaje porque ya tenía tres porteros cuando sólo utiliza a Keylor Navas y 'pasa' de Casilla

Foto: Keylor Navas y Kepa se abrazan después del partido entre el Athletic y el Real Madrid. (Efe)
Keylor Navas y Kepa se abrazan después del partido entre el Athletic y el Real Madrid. (Efe)

Del palco del Bernabéu, tras el partido contra el Athletic, salieron muchos (directivos, personalidades, exjugadores, VIPS...) comentando la cantidad de buenas paradas que tuvo Kepa Arrizabalaga. Excelente actuación del portero de Ondárroa, que evitó una derrota y se lució a ojos de Florentino Pérez. Precisamente, el presidente del Real Madrid no se sentía responsable de lo que estaba viendo porque cuando tuvo la posibilidad de ficharlo, en el mes de enero, se encontró con la postura firme de rechazo de su entrenador. Lo ha explicado, en privado, el presidente a sus más cercanos para que comprendan qué es lo que pasó por aquellas fechas en las que Kepa estuvo cerca del Madrid. Incluso llegó a la capital para pasar un reconocimiento médico en una clínica, con la excusa de que estaba lesionado, y confirmar que su percance era menor. Pronto estaría de vuelta en los terrenos de juego, como quedó demostrado. Pero fue imposible convencer a Zidane y hoy se le culpa del error porque el Madrid sigue en la búsqueda de un portero (David de Gea es el preferido) y Kepa mostró trazas de poder defender la portería blanca.

Señalado el culpable (en la zona noble del Bernabéu) sobre el fallido fichaje de Kepa ahora se empiezan a dar cuenta de que Zidane no actúa como en la directiva entendieron su mensaje: el argumento del entrenador para rechazar a Kepa es que tiene tres porteros (Keylor Navas, Kiko Casilla y Luca Zidane) y quiere acabar la temporada con ellos. El dilema del que se habla en la directiva es por qué no ha utilizado más a Kiko Casilla en el plan de rotaciones como con otros futbolistas. Extraña, en el Madrid, que el ex del Espanyol no jugara, por ejemplo, el partido en Málaga. Fue suplente y Navas se llevó un buen golpe al chocar con Vallejo en una salida para de puños... ¿Por qué arriesgar a Keylor Navas cuando se le necesita para el Bayern de Múnich y no utilizar más a Casilla? Incluso, Casilla podría haber jugado ante el Athletic. ¿Ha perdido la confianza en su segundo portero? Arriba no entienden que Zidane justifique que tiene tres guardametas y cargue de minutos al costarricense, que es el que más ha jugado de toda la plantilla en lo que va de temporada.

¿Dónde están Theo y Llorente?

También extraña la poca utilización de otros jugadores que pidió y a los que le cuesta dar más minutos. Es el caso de Theo Hernández, por el que el club tuvo que pasar por el trago de las tiranteces con el Atlético de Madrid. En el Madrid también les gustaría ver jugar con más asiduidad a Marcos Llorente. Sobre todo cuando no está Casemiro en el campo. Ante el Athletic no estuvo ni uno ni otro. El entrenador puso un doble pivote -Kroos y Modric- que, por cierto, dieron poca consistencia al centro del campo y no brillaron en su trabajo sin balón. Marcos Llorente (repescado para dar respiros a Casemiro) es otro futbolista del que Zidane dijo en el club que tiene un enorme potencial, pero a la hora de la verdad no le pone lo suficiente.

Estas mentirijillas contrastan con ciertas bondades del entrenador que no pasan desapercibidas en el palco. La primera está más que detectada. Keylor Navas juega sí o sí. Es uno de los protegidos del entrenador. Como lo es Benzema, del que no se sabe por qué el técnico no ha conseguido desbloquear su negativa cabeza y da cancha sin límites. Los pitos del Bernabéu al francés cuando fue sustituido por Bale, en la segunda parte contra el Athletic, molestaron en el palco. Zidane no consigue recuperar al mejor Benzema, ha probado de todo, se nota hasta un cierto desgaste en esta relación y la consecuencia es que ha perdido el tacto con Bale. Crece, por lo tanto, la expectación en el club por saber quién será el acompañante de Cristiano Ronaldo en la ida de las semifinales contra el Bayern de Múnich. El bondadoso Zidane juega al despiste con los dirigentes.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios