alcanza la perfección y la excelencia

El secreto de Oblak para ser el mejor portero del mundo

El guardameta del Atlético de Madrid, Jan Oblak, es el menos goleado de las grandes ligas y diferentes especialistas analizan cuál es su mejor virtud para que sea casi imbatible

Foto: Oblak sujeta la pelota en un partido disputado en el Wanda Metropolitano. (EFE)
Oblak sujeta la pelota en un partido disputado en el Wanda Metropolitano. (EFE)

El espectáculo en el fútbol está en los goleadores, en la capacidad que tienen futbolistas como Cristiano Ronaldo o Messi para destrozar registros temporada tras temporada con partidos en los que hacen dobletes, ‘hat-trick’ o póker. En el lado opuesto está la silenciosa y oscura figura del portero bajo sus tres palos. Sometido a la lupa del error y el fallo. Cuanto más evidente es el desacierto más fuerte se le pega. Cualquier otro jugador de campo minimiza los errores con segundas o terceras oportunidades. El portero, no. Si falla, no tiene perdón. Es una cantada. Una sentencia. Es el martirio de un puesto específico y en muchísimas ocasiones desagradecido. Pero que a nadie se le olvide que si los delanteros u otro jugador de otra demarcación celebran marcar goles, los porteros tienen su particular fiesta cuando dejan la portería a cero, y Jan Oblak lleva más que nadie esta temporada.

Oblak (25 años) tiene el privilegio de poder decir que es el portero del mundo que más veces ha celebrado, en silencio, el éxito de dejar su portería a cero. Las portadas no se las lleva, pero aumentan los focos que apuntan sobre un guardameta que está por encima del resto. El esloveno es el menos goleado de las grandes ligas europeas. Sólo ha encajado 15 tantos, dos menos que Ter Stegen. Los mejores están en España. Fuera no hay otro como el del Atlético de Madrid. La Juventus de Buffon encaja 18 goles, el Bayern de Múnich de Sven Ulreich está en 22, el PSG de Areola en 23 y ya nos vamos a Inglaterra con los 25 de Ederson del Manchester City y los 26 del Manchester United de De Gea. El portero top lo tiene el Atlético de Madrid y Simeone no ha querido dejar pasar por alto lo que está haciendo Oblak, que en el encuentro ante el Levante volvió a dejar la portería a cero y ya son 19 partidos en esta Liga sin recibir un gol. “No conozco a ningún campeón que no tenga un excelente portero. Nosotros, probablemente, tenemos el mejor del mundo”, dice el ‘Cholo’.

¿Cuál es el secreto de Jan Oblak? En El Confidencial pulsamos la opinión de expertos que han defendido porterías de primera división, que conocen el oficio y que constatan que estamos ante un guardameta que alcanza el nivel de la perfección. No sólo vale con ser completo en diferentes facetas. Hay que alcanzar la excelencia y el esloveno la toca en muchos partidos porque tiene una cualidad que el resto no domina.Oblak es el mejor y es diferente porque tiene la seguridad, habilidad y buena costumbre del 'blocaje'”, coinciden en señalar los maestros en esta materia. Eso que parece tan normal y básico en un guardameta, que es sujetar la pelota, no está al alcance de sus competidores. Oblak lo ejecuta con más seguridad y regularidad que el resto de porteros del mundo. Tiene otras muchas más virtudes (agilidad, reflejos, uno contra uno, juego por alto…) pero agarrar o atrapar el balón es la especialidad de Oblak.

Oblak atrapa un balón en otra demostración de la mejor virtud de este portero. (EFE)
Oblak atrapa un balón en otra demostración de la mejor virtud de este portero. (EFE)

"Kepa está en la línea de Oblak"

Abel Resino, leyenda en la portería del Atlético de Madrid, hace la siguiente radiografía: “Es, sin duda, el jugador más en forma del Atleti y si marca las diferencias es porque tiene la virtud principal de un portero: el 'blocaje'. Esto es muy importante porque no permite segundas jugadas y hace más segura a su defensa y a todo el equipo. Oblak ha ido evolucionando hasta convertirse en un portero casi infalible porque domina otras facetas como el uno contra uno, los balones por arriba, la agilidad por abajo, pero es el más completo porque ataja y bloca. También le favorece, a diferencia de Ter Stegen, que el equipo es más compacto y esa forma de jugar del Atleti hace que tenga que asumir menos riesgos que, por ejemplo, el portero del Barcelona, que está más obligado a jugar con los pies. Pero hay una cosa que es evidente: los compañeros miran para atrás y ven un portero fiable, lo que hace que psicológicamente el equipo sea más fuerte”.

Andoni Cedrún (brilló en el Athletic y el Zaragoza, entre otros equipos) recalca la sencillez y naturalidad con la que Oblak se desenvuelve en la portería: “Desde Víctor Valdés no he vuelto a ver a otro portero que tenga esa facilidad para bloquear la pelota. Kepa está en la línea de Oblak y eso hay que destacarlo porque la tendencia de casi todos los guardametas hoy es rechazar los balones a un lado. Oblak se supera porque es capaz de no dejar balones muertos o conceder segundas oportunidades. Aquí es el mejor y alcanza la perfección, pero también domina más facetas de un gran portero por abajo, arriba, en cuanto a su colocación, envergadura para cubrir la portería y todo lo que hace es con seguridad y regularidad”. La opinión sobre el gran secreto de Oblak es unánime en César Sanchez, exportero del Real Madrid, Zaragoza, Tottenham, Valencia y Villarreal. “Es un portero que siempre está. En estos tiempos modernos que la figura del guardameta se distorsiona con la necesidad del inicio del juego, te das cuenta de que lo importante es la seguridad que da Oblak por su sobriedad. Da la sensación de que para muchísimo, que es rápido bajo palos, sale bien y muy completo en todos los aspectos, pero tiene lo mejor, que es bloquear el balón. Esto es lo que más valoro porque, a veces, nos fijamos más en otras cosas que brillan más, pero lo difícil es lo que hace Oblak”.

Las manos duras, las muñecas fuertes, los brazos de hierro de Jan Oblak, vistas desde distintas opiniones, son las que le hacen ser el mejor del mundo y ponen en alerta al club porque es el portero más cotizado. Tiene 100 millones de cláusula, en el Atleti dan por hecho que seguirá porque tiene contrato hasta 2021, pero ya está abierto el debate de la necesidad de volver a revisar su contrato ante el miedo de los clubes más poderosos. Oblak, a corto plazo, no se plantea otra cosa que ganar la Europa League con el Atlético de Madrid y conseguir en la Liga el que sería su tercer trofeo Zamora consecutivo como portero menos goleado.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios