Fallece Quini tras sufirir un infarto en Gijón
  1. Deportes
  2. Fútbol
tras sufrir una crisis coronaria

Fallece Quini tras sufirir un infarto en Gijón

Enrique Castro, 'Quini', falleció este martes por la noche en Gijón tras sufrir un infarto cuando conducía cerca de su casa en el barrio de La Calzada

Enrique Castro, 'Quini', falleció de un infarto este martes por la noche en Gijón. El exjugador, de 68 años, sufrió un paro cardíaco cuando conducía cerca de su casa en la ciudad asturiana, confirmó el Sporting de Gijón, club en el que jugó la mayor parte de su carrera y en el que trabajaba actualmente. Primero la Policía y luego la UVI intentaron reanimarlo, pero murió antes de llegar al hospital de Cabueñes.

"El sportinguismo llora el fallecimiento de su mito, de quien históricamente ha sido siempre su gran referente", escribió en una nota publicada en su web el Sporting. En la actualidad, Quini era el delegado del club asturiano, donde además ocupaba el cargo de director de relaciones institucionales.

En los últimos años, además de su labor en el fútbol, había dedicado esfuerzos a labores de concienciación sobre el cáncer, tras haber sufrido uno hace más de una década. En 2006 le fue extirpado un tumor en la garganta, dolencia que le castigó de nuevo dos años después con una recaída. De eso se recuperó y no había tenido problemas graves de salud en los últimos años. Este mismo martes había estado en las instalaciones del club sportinguista en Mareo.

Antes de retirarse, en 1987, había tenido una larga carrera en el Ensidesa de Tercera División, el Sporting (1968-1980 y 1984-1987), el FC Barcelona (1984-1987). Durante los 70 y 80, Quini fue uno de los mejores delanteros del fútbol español: ganó cinco veces el trofeo Pichichi en primera (1974, 1976, 1980, 1981 y 1982) y dos en segunda.

Con el Barça ganó cinco títulos: la Copa del Rey en 1981 y 1982; la Recopa de Europa en 1982; la Copa de la Liga en 1983; y la Supercopa de España en 1984. Con la selección española jugó 35 partidos, incluidos los de los mundiales de 1978 y 1982 y la Eurocopa de 1980, y marcó 8 goles.

Quini, ya conocido por todos en España por sus éxitos en los campos de fútbol, adquirió más notoriedad en 1981 por un desagradable motivo: su secuestro. El 1 de marzo de aquel año, tras un partido contra el Hércules, dos individuos lo raptaron a punta de pistola. Los captores pidieron al Barça un rescate millonario. Finalmente la policía detuvo a uno de los secuestradores y liberó a Quini el 25 de marzo. El jugador perdonó a sus secuestradores y su actitud no fue bien vista por los directivos del Barcelona. Renunció a la indemnización que debían pagar sus secuestradores.

placeholder Quini y Cruyff en la época del jugador asturiano en el equipo azulgrana. (Fundación Quini)
Quini y Cruyff en la época del jugador asturiano en el equipo azulgrana. (Fundación Quini)

Quini, que deja mujer y cuatro hijos, lo era todo en Gijón: recibió la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, fue nombrado Hijo adoptivo de Gijón, le dedicaron una calle con su nombre, fue nombrado presidente del Patronato Deportivo Municipal de Gijón y poseía la Insignia de Oro y Brillantes del Sporting.

Tras conocerse la noticia de su muerte, muchos le han despedido a través de las redes sociales. David Villa, también delantero y también exjugador del Sporting, publicó un mensaje en su perfil de Twitter en el que le agradecía sus consejos cuando empezaba. "Estoy seguro que ahí arriba te han reclamado porque en el equipo del cielo necesitan goles y se han llevado al mejor".

El redactor recomienda