triunfa con su fútbol en el olympique de lyon

Los goles del poco atractivo Mariano siguen recordando al Madrid lo que se dejó

El delantero Mariano Díaz lleva 16 goles en la liga francesa y oposita a un puesto con la selección española. Los blancos no se guardaron en su venta, solo por 8 millones, una opción de recompra

Foto: Mariano pelea un balón contra el PSG. (Reuters)
Mariano pelea un balón contra el PSG. (Reuters)

El Olympique de Lyon siempre fue un equipo bondadoso para los delanteros. En los últimos años, de sus instalaciones ha salido Benzema, hoy histórico en el Madrid, y también Lacazette, el segundo fichaje más caro de la historia del Arsenal. Antes de estas estrellas francesas hubo otros, como John Carew o Sonny Anderson, viejos conocidos de la afición española. Ese lugar, ahora, es de Mariano Díaz. Y muchos en el Real Madrid aún no entienden cómo se pudo marchar del club tan fácilmente.

Más aún cuando, hace unas semanas, alguien le preguntó y recordó que los blancos no tienen ningún tipo de derecho para recomprarle. Sí que cuentan con el 35% de una futura venta, pero no hay una cláusula que facilite un retorno por un precio pactado de antemano. Con el mercado desbocado y el gol siendo cada vez más caro poco sentido se le ve a una venta como la del pasado verano. 8 millones de euros por un jugador que ve puerta. Es cierto, no tiene edad de promesa y es posible que su techo sea limitado. Pero marca y eso al Madrid de este año le hubiese venido de lujo. A cualquier equipo, de hecho, le hubiese aportado un perfil de alguien que tiene una estrecha relación con la red rival.

Mariano no es el delantero más ortodoxo ni el que más clase tiene, pero probablemente esté entre los que más ha luchado para llegar a ser un delantero de élite. Donde faltaba talento o naturalidad él siempre lo suplió con ganas. Juega siempre como si tuviese que demostrarle al mundo que es un futbolista apreciable. No hay pelota que no pelee ni remate que no intente. Recuerda, siendo aún mucho menos jugador, a Diego Costa, aunque solo sea por ese hambre voraz, esa capacidad de pelearse contra le muro como si fuese una roca.

El camino empedrado a la élite

Es, a los 24 años, un tipo maduro. Su biografía, que no es sencilla, le ha ido fabricando esa manera de ser. Él no vivió entre algodones sino en campos de tierra, marcando goles en equipos como el Badalona hasta que un día el Madrid se lo cruzó en Copa y distinguió en él un jugador que podía aportar algo en su cantera. No se le fichó con la idea de haber encontrado una estrella sino como complemento para los equipos bisoños en los que se incuban a los grandes jugadores del futuro blanco. Él coincidió con Borja Mayoral en el filial, y hoy en día él forma parte del primer equipo. Mariano no, tuvo que coger las maletas porque en el club pensaron que la salida de Morata no era una llamada de atención para quedarse al dominicano de nacimiento.

"Dejé de ser jugador del Real Madrid Club de Fútbol, el club al cual llegué hace seis años y el que me ha ayudado a crecer como futbolista y, sobre todo, como persona, ya que llegué siendo un niño y me voy siendo un hombre", decía el ariete en su carta de despedida. No hay el más mínimo amargor en Mariano, que confiesa que quiere ver ganar al Madrid y sueña con volver algún día. "Mi paso por el Madrid fue muy bueno. Allí es donde he crecido como futbolista y persona, me ha permitido estar en el fútbol de élite y estoy muy agradecido. Zidane es un entrenador buenísimo. Me llevó al primer equipo y le estoy muy agradecido. Me dijo que el Lyon podía ser un buen destino", explicaba hace unas semanas en una entrevista para la UEFA.

16 dianas de Mariano en Lyon

"En el Real Madrid no se equivocaron al dejarme marchar, fue una decisión de todos y sería un sueño volver", expresaba el delantero en esa misma conversación. La primera parte es, cuanto menos, dudosa, los 16 goles que lleva anotados para el Olympique de Lyon son una prueba más de que Mariano puede ser muy útil en una plantilla. Más aún con la ausencia de gol que los blancos demostraron durante meses esta campaña. Entre sus muchas cualidades destaca el tiro desde fuera del año, que esta temporada le ha proporcionado ya seis goles.

El traspaso del verano da pistas sobre lo que el Madrid piensa de su exdelantero. El hecho de no asegurarse una cláusula de vuelta es significativo, no confían en él. Lo habitual con el resto de canteranos es poner modos de hacerle retornar a la disciplina del club. El último caso de eso es el de Omar Mascarell, que puede volver del Eintrach de Frankfurt este verano para ser revendido por más valor, ya que está haciendo un muy buen año en Alemania.

De fondo, la Selección

El Lyon está pasando dificultades. Ha caído de los puestos que dan entrada a la Champions y lleva varias semanas sin ganar. Mariano, en ese caos, sigue mandando. Es notable el gol de esta semana, recibiendo de espaldas, volteándose a toda velocidad y rematando con la izquierda como si de nacimiento supiese dónde está el portero para evitarlo. Asombra en Francia y ya empieza a sonar su nombre para otro objetivo que, en teoría, nunca iba a estar a su alcance: la Selección.

La española en este caso, aunque ha debutado en algún amistoso con República Dominicana. No cuenta, si el ariete, nacido en L'Hospitalet, quiere podrá jugar con España. Lopetegui lo sabe aunque, por el momento, no ha considerado oportuna la llamada. Diego Costa y Morata parecen un palmo por delante de cualquier otro delantero, y con jugadores en buenísima forma como Iago Aspas se hace difícil entrar en una lista. "Intento hacer lo máximo para ver si puedo entrar en la primera convocatoria", decía hace unos días Mariano.

Es complicado, Mariano no es el jugador más atractivo y siempre parecen pedirle más que al resto para acceder a los puestos. Él, en todo caso, no dejará de luchar. De eso se ha tratado siempre, de una capacidad casi interminable de intentarlo una, y otra, y otra vez.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios