“Mi novia es sevillista y es una puta más”: el polémico cántico del portero del Betis
  1. Deportes
  2. Fútbol
YA SE HA DISCULPADO

“Mi novia es sevillista y es una puta más”: el polémico cántico del portero del Betis

El cántico del portero del Betis en el autobús del equipo fue grabado y hecho público en redes sociales. Adán ya ha pedido disculpas

Foto: Antonio Adán entonó el cántico mientras celebraban la victoria contra el Sevilla (EFE)
Antonio Adán entonó el cántico mientras celebraban la victoria contra el Sevilla (EFE)

Tras la victoria contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán, Antonio Adán, portero del Betis y canterano del Real Madrid, fue quien acaparó la atención de sus seguidores, pero no por su actuación en el campo. El autobús, tras el derbi, fue el escenario de celebración para él y sus compañeros: se habían impuesto por 3-5 y era el momento de festejarlo. “Mi novia es sevillista y es una puta más”, se le ocurrió entonar a Adán en plena euforia.

El desafortunado cántico fue grabado por un jugador del equipo y se ha hecho público en redes sociales, escenario en el que Adán ha sido duramente criticado y tildado de machista. “En esta vida es muy importante saber perder, pero más lo es saber ganar y tú demuestras que eres un sinvergüenza”, han comentado.

Tal ha sido el revuelo causado que el guardamenta ya ha pedido disculpas a través de su cuenta de Twitter. “En ningún momento tuve la intención de ofender a nadie y pido disculpas a quien se haya podido ofender”, escribía. “Fue un gesto desafortunado en la celebración con mis compañeros”.

Este miércoles, en rueda de prensa, pidió disculpas, "como hice el martes, a las personas que se hayan podido ofender". "Hice un gesto desafortunado en la celebración con mis compañeros. Me equivoqué y ya está", añadió.

“No fue tu culpa, era una puta”

El Betis también se vio manchado por mediáticos cánticos machistas tras el caso de Rubén Castro. En 2015, el atacante fue acusado de cuatro delitos de malos tratos y otro de amenazas a su antigua novia. La Fiscalía pidió entonces dos años de cárcel, la privación de permiso para la tenencia de armas durante dos años y una orden de alejamiento.

Fue tras conocerse estas acusaciones cuando centenares de aficionados corearon a grito desde las gradas su particular muestra de apoyo al delantero: “Rubén Castro alé, Rubén Castro alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien”.

Foto: Rubén Castro, a la salida de los Juzgado de Violencia contra la Mujer (EFE)

El pasado mes de julio, el juzgado de lo penal 14 de Sevilla decidió que no quedaba “acreditado” que hubiera “empleado violencia como método de imposición” y absolvió a Castro.

Machismo Real Betis
El redactor recomienda