el luso se proclamó el más grande en diciembre

Los números niegan a Cristiano: no es el mejor jugador de siempre (aunque se acerca)

Un estudio de MdF Family Partners señala que el luso ha escalado posiciones en su programa estadístico tras su último Balón de Oro, pero aún se encuentra por debajo de Messi y de Pelé

Foto: Cristiano y Messi, en la Supercopa. (EFE)
Cristiano y Messi, en la Supercopa. (EFE)

Cristiano Ronaldo se coloca al lado del periodista de 'France Football' y empieza a responderle cosas del fútbol y la vida. Es la entrevista del año, una de las poquísimas que concederá. La excusa, su quinto Balón de Oro, un reconocimiento único que se ha ganado tras un 2017 memorable. El reportero va tocando temas, le habla de Zidane, de la Champions, de Portugal y, en uno de esos recovecos, llega la frase: "Soy el mejor jugador de la historia".

La frase es rotunda, una muestra inequívoca del ego de Cristiano Ronaldo, de sobra conocido en todo el mundo. No miente, él está convencido de que la frase es cierta, de que nunca hubo uno antes mejor que él. Ahora bien, su opinión no es compartida universalmente, más bien al contrario. Es, por descontado, un debate difícil de resolver. Y a buen seguro acalorado, que esto es fútbol y los ánimos siempre parecen encendidos.

Claro que también se puede buscar un método para intentar comparar a todos los jugadores de la historia e intentar reducirlos a una serie de datos. La estadística, tan desarrollada en otros deportes, es una herramienta difícil en el fútbol. Son muchas las variables, del deporte ha cambiado muchísimo a lo largo del tiempo y es complicado intentar meter en las mismas coordenadas a Di Stéfano, Maradona o Messi. Es difícil, sí, pero no imposible. Modelos hay para intentarlo.

Uno de ellos es el que utiliza MDF Family Partners, que por medio de títulos individuales y colectivos, de goles, longevidad y efectividad intenta cuadrar una serie de parámetros hasta descubrir quién es el mejor de todos los tiempos. Y no, Cristiano no es. Sigue sin serlo, aunque es cierto que su último Balón de Oro le ha acercado un poco a ese propósito. Tiene un historial formidable y sigue creciendo. Pero no, aún no está en el sitio que él cree que le corresponde.

El mejor sigue siendo Pelé, el hombre de los tres mundiales. No es de extrañar que esa competición sea la mayor ponderada por el estudio, pues es la que más tiempo se ha mantenido como la referencia del fútbol universal. Ganar un Mundial es sinónimo de excelencia, ganar tres es una cosa que, probablemente, nadie más conseguirá. Y marcar la cantidad de goles que consiguió O'rei es sinónimo de haber sido algo increíble. Aunque muchos no lo hayan visto, desde luego no Cristiano.

Supera a Di Stéfano y a Ronaldo

El luso tampoco es el segundo. Esa posición corresponde a su archirival, Leo Messi. Ambos jugadores han compartido época, lo que hace su comparación algo más sencilla. Ya saben, ambos tiene cinco balones de oros, los dos se han enfrentado en multitud de ocasiones, han marcado cifras goleadoras antes casi inimaginables y han dirigido dos transatlánticos como son Real Madrid y Barcelona hasta el éxito colectivo en varias ocasiones. Cristiano formó parte del equipo portugués que fue campeón de Europa en 2016 y jugó otra final continental; Messi ha perdido el último partido en un Mundial y dos Copas de América.

La puntuación final de Pelé es un 8.06, superior al 7.62 de Messi y al 7.58 de Cristiano. El luso, sin embargo, puede decir que ha superado recientemente a dos mitos del que ha sido su equipo, el Real Madrid. Di Stéfano y Ronaldo se han visto sobrepasados por un jugador que sigue convencido de haber sido el más grande de todos los tiempos.

Los datos, por descontado, son discutibles. El estudio es muy minucioso, coge la estadística de la Federación de Historia y Estadística del Fútbol y trata de hacerlos comprensivos, de cuantificar y cualificar a todos los equipos y las selecciones, pues no es lo mismo jugar diez temporadas en el Real Madrid que hacerlo en cualquier otro equipo de cualquier otra liga, del mismo modo que no son las mismas posibilidades las que se te abren si eres brasileño, una absoluta potencia futbolística que siempre acude a los campeonatos con muchas opciones de ganar, que si eres portugués, un pequeño país que tiene un enorme mérito cada vez que se mete en las rondas finales, pues tiene poco más de diez millones de personas de población.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios