El gol de la Arandina contra el escándalo sexual de sus excompañeros
  1. Deportes
  2. Fútbol
CÓMO HACER QUE EL ASUNTO NO LES PERJUDIQUE

El gol de la Arandina contra el escándalo sexual de sus excompañeros

El equipo de fútbol de la Arandina lucha para alejar el escándalo sexual de su vestuario y presidente, entrenador y el resultado de este domingo han ayudado a que el asunto no les perjudique

Foto: La Arandina celebra el 0-1 en piña. (Foto: Twitter @ArandinaCF)
La Arandina celebra el 0-1 en piña. (Foto: Twitter @ArandinaCF)

“El equipo necesitaba ganar”. El entrenador Diego Rojas, con el rostro serio, 'celebraba' de esta manera la primera victoria de la Arandina después de tres derrotas consecutivas y de la que (seguramente) haya sido la semana más dura en su carrera deportiva por el escándalo sexual. Este domingo, ante el Burgos Promesas 2000, la pelota entró dos veces -ganó 1 a 2- y así la vida de este club de fútbol de Aranda del Duero recuperó parte de la normalidad que se presupone para un modesto equipo de Tercera. ¿Cómo hacer que el foco de la Arandina vuelva a iluminar exclusivamente la pelota sabiendo que el asunto va a seguir salpicando a ese vestuario?

Carlos Cuadrado Santos, 'Lucho', de 24 años; Raúl Calvo, de 19; y Víctor Rodríguez Ramos, 'Viti', de 22, fueron encarcelados la semana pasada, justo después de prestar declaración ante la juez. Este sábado, unos 200 vecinos organizaron una (sorprendente) manifestación a través de redes sociales mostrando el apoyo a estos tres exfutbolistas de la Arandina y cargando contra los medios de comunicación. El mismo día este acto tenía lugar, Diego Rojas, el técnico de un equipo que marcha sexto y aspira a subir a 2ªB, preparaba a los suyos para el choque del día siguiente en el que se jugaban 3 puntos en la clasificación y una inyección anímica (casi más importante).

Foto: Momento de la pelea entre Emmett y Lamas en UFC Winnipeg.

Gol, minuto 1 frente al Burgos Promesas 2000. 0-1 en el marcador y un abrazo en la banda de prácticamente todos los componentes de la plantilla que sellaba la unidad de una familia ante una adversidad. “Claro que se comenta dentro del vestuario. Hay que esperar a que la justicia declare si son inocentes o son culpables. El vestuario está muy dolido y muy sorprendido. Al final somos una familia y todo esto nos afecta. Estamos muy angustiados, comiendo mal, y angustiados por lo que les pueda pasar a nuestros compañeros. Tenemos un partido muy importante el domingo y debemos abstraernos de todo este asunto aunque estemos preocupados por su situación. Es difícil entrenar así, pero debemos ser profesionales. Nos debemos a un club que nos paga y que ha apostado por nosotros”, sostenía Ruba, capitán de la Arandina, antes del partido.

Fichajes en el mercado de invierno

La “angustia”, con goles, es menor para este grupo que en este mercado de invierno necesita fichar a “cerca de seis” jugadores, como ha reconocido Rojas. “Necesitábamos un medio centro defensivo y un central y ahora también un portero. Además, hay que fichar un media punta y algo por banda. Lo más necesario es el portero y tiene que llegar muy pronto”. Estos son los problemas con los que acostumbra a lidiar -bajas y altas-. También con el aspecto psicológico, aunque no de este tipo… En cualquier caso, la 'táctica' seguida por el entrenador ha sido la de “hablar. Hablar entre todos en el vestuario y tratar de olvidarnos de lo que ha pasado haciendo piña y centrándonos sólo en lo deportivo”. Hablando se entiende la Arandina.

Antes de las charlas de Rojas y los goles de este domingo, el presidente, Pedro García Martínez, metió el primer gol para tratar de sacar del vestuario este asunto y que el foco se centrara en la pelota. “(Los tres detenidos) Llevan aquí cuatro meses, en este club fichamos mirando lo deportivo pero también las personas que son, de dónde vienen, cómo son sus familias, si han tenido algún problema en otro club y ellos han venido muy bien. De la vida que tienen por el día estoy al tanto, pero por la noche no sé lo que hacen. A partir de las 00:00 horas tienen que estar en casa. Lo que hagan entonces es problema de ellos. Son tres personas que trabajan en un club como podrían hacerlo en una fábrica, el club no tiene que ver nada en esto”, indicó al diario 'Marca' hace unos días.

El último partido del año para la Arandina será frente a su rival más directo, el Numancia B y significará otra oportunidad para enviar más lejos del vestuario, de esa familia, un tema tan turbio. También sabrán si están preparados para pelear por el ascenso.

GOL
El redactor recomienda