jugará en el hebei fortune

Lo que se encontrará Mascherano en China al lado de Manuel Pellegrini

El jugador del Barcelona jugará en China a partir del próximo año. Lo hará en el Hebei Fortune que entrena Manuel Pellegrini. Un club con dinero que aspira a ser referente en Asia

Foto: Javier Mascherano emigra a la pujante y poderosa Superliga de China. (Reuters)
Javier Mascherano emigra a la pujante y poderosa Superliga de China. (Reuters)

Ya a principios de este año comenzó a darle vueltas a la cabeza. Lo que rechazó de plano hace años, empezó a seducirle a la vista de que su protagonismo en el Barcelona iba decayendo poco a poco. Ahora, con Ernesto Valverde al frente del equipo, Javier Mascherano llegó a la conclusión de que era el nomento perfecto para emprender en China la última aventura de su carrera profesional. Jugará a partir de 2018 en el Hebei Fortune —noticia que adelantó 'TV3' hace unos días— a las órdenes de Manuel Pellegrini. Un club que en los últimos tiempos ha crecido mucho, pero no ha llegado al nivel esperado por su propietario. Eso sí, dinero tiene... y mucho.

Tiene dinero y le gusta gastárselo. La empresa que maneja el club, Hebei China Fortune, ya demostró con Ezequiel Lavezzi que va en serio. A principios de 2016, antes de que diera comienzo la competición, se lanzó a por el argentino de cabeza. Entonces militaba en el PSG y la perseverancia de los ejecutivos chinos acabó imponiendo su ley. El futbolista sudamericano empezó a pedir sin descanso, exigencias que iban siendo asumidas por el club sin pestañear. Y 'el Pocho' acabó firmando un contrato descomunal: gana 25 millones limpios por temporada.

Con Javier Mascherano se han manejado de una manera similar. No ganará el veterano jugador lo mismo que su compatriota y amigo, pero sí se garantizará una cantidad que ni en sus mejores sueños habría imaginado, ahora que se encuentra en la recta final de su carrera deportiva. Lavezzi ha sido pieza fundamental en las negociaciones entre las partes. Amigo personal del 'Jefecito', también lo es de Leo Messi, ha trabajado en la operación que llevará al hasta ahora barcelonista al otro lado del planeta para dar sus últimos coletazos en Asia.

Falta la guinda

La plantilla del Hebei se encuentra ahora mismo en plena fase de remodelación. Manuel Pellegrini, el entrenador que dirige el proyecto desde el banquillo, ha sido tanteado con fuerza por la federación de Chile para hacerse cargo de la selección nacional, pero finalmente ha optado por continuar en China. Jugadores como M'Bia, ex del Sevilla, o Gervinho, ex de la Roma, se encuentran en la rampa de salida. El club no cuenta con ninguno de ellos y liberarán plazas de extranjeros. El fichaje de Mascherano tiene una gran repercusión, pero la guinda del pastel será un jugador ofensivo. En su momento el Hebei llegó a plantearse entrar en la puja por el Kun Agüero, por ejemplo...

Cuando vio que la operación iba a en serio, Mascherano no se lo pensó dos veces. Tiene ahora mucha prisa el futbolista por arreglar su salida inmediata con el Barcelona, que percibirá del Hebei Fortune entre 5 y 10 millones de euros, porque quiere descansar durante este mes de diciembre. La competición acabó en noviembre en China y el futbolista quiere descansar durante unos cuantos días antes de comenzar la pretemporada con su nuevo club, proyectada para los primeros días de enero. Siempre tuvo ofertas del gigante asiático, pero sólo este año se lo ha tomado en serio, cuando antes rechazó importantes cantidades que le ofrecían diferentes clubes.

Traslado a Beijing

La sede del Hebei está en Qinhuangdao, una costera ciudad que se encuentra a algo menos de 300 kilómetros de Beijing. Las instalaciones deportivas del club se encuentran muy cerca del Estadio Olímpico, con capacidad para algo menos de 35.000 espectadores. Pero el plan que tiene diseñado el club es trasladar la vida diaria de los jugadores a la capital; allí se está construyendo una moderna ciudad deportiva y el objetivo es que los futbolistas vivan en la gran urbe de China y sólo se desplacen a Qinhuangdao para disputar sus partidos como local. La empresa propietaria del club tiene muchos intereses en el nuevo desarrollo urbanístico que se está gestando en las afueras de Pekín.

No está todavía al nivel de otros clubes, pero está cerca de ello. En la pasada edición de la Superliga perdió en la última jornada una plaza para disputar una eliminatoria previa para disputar la Champions de Asia. Un golpe muy duro que no quieren volver a vivir los codiciosos propietarios. Fundado en 2010 como Hebei Yilinshanzhuang, en 2011 se inscribió en la tercera categoría; en 2014 ya se había instalado en la pujante liga y sólo uno después la inmobiliaria China Fortune Land Development pasó a controlar el club. El objetivo para la temporada que viene es pelear por el título, ganado en los últimos siete años por el intratable Guangzhou Evergrande.

En la imagen, Ezequiel Lavezzi y Javier Mascherano. (EFE)
En la imagen, Ezequiel Lavezzi y Javier Mascherano. (EFE)

Un jardinero español

La empresa es poderosa y continuará invirtiendo en el fútbol. Cristiano Ronaldo y Messi son objetivos de muchos millonarios propietarios y en ambos casos han sido vinculados al Hebei Fortune en el último año, apuntando a ofertas desorbitadas para hacerse con uno u otro. Pero no sólo quiere talento el club en el verde, también profesionalizar al máximo otras parcelas. Por ejemplo, hace unos días cerró el fichaje de un jardinero español. Se trata de Benito Mateo (Lorca), que en un reportaje publicado por 'ABC', reconoció que "se trataba de una gran oferta, tanto deportiva como económica, y no podía rechazarla". Lo mismo que dijo Pellegrini en su día y lo mismo que piensa Mascherano ahora...

Hace meses se introdujeron diferentes cambios en las normas que rigen en el fútbol chino. El Gobierno entró en acción para frenar las locas operaciones que empezaban a poner en riesgo el fútbol en el país. Uno de los clubes señalados fue el Hebei. La Asociación China de Fútbol (ACF) anunció en mayo pasado que varios clubes corrían serio riesgo de ser expulsados de la competición al no estar al día en el pago de sus jugadores. Uno de ellos, el que ha seducido a Mascherano. Desde entonces, y con nuevas normas para frenar el ímpetu de los pudientes propietarios, la locura de antaño ha dado paso a una época más moderada. Pero el argentino, eso sí, percibirá una ficha que jamás imaginó percibir con 33 años.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios