el futbolista canario no arranca en la premier

Jesé Rodríguez, la estrella que se apaga sin freno en Inglaterra

Desde que se lesionó de gravedad en una rodilla siendo jugador del Real Madrid, la carrera del atacante canario ha caído en picado. En el Stoke City tampoco arranca

Foto: Jesé Rodríguez, durante un partido con el Stoke City. (Reuters)
Jesé Rodríguez, durante un partido con el Stoke City. (Reuters)

Aquella grave lesión que sufrió en marzo de 2014 le marcó. Tanto, que desde entonces su carrera deportiva se estancó por completo. Aquella estrella que apuntaba a lo más alto, se sigue apagando sin freno. Aquella maldita noche de Champions League cortó de cuajo muchas ilusiones de Jesé Rodríguez. Iba camino de asentarse en la primera plantilla del Real Madrid, pero una desgraciada jugada con un futbolista del Schalke fue el inicio de una larga etapa llena de sombras. Y por el momento su horizonte continúa estando cargado de nubarrones. Antes en España, luego en Francia, ahora en Inglarerra...

Recuperado ya de la lesión, entendió que ya no tenía mucho que hacer en el Real Madrid, donde la BBC le ha cerrado el paso en los últimos años a todos los delanteros. Unai Emery le abrió de par en par las puertas del PSG, club que desembolsó 25 millones de euros, una cifra más que respetable. Pero desde el primer momento, el ahora discutido entrenador español se dio cuenta de que la apuesta había fallado. El de Hondarribia, también su cuerpo técnico, llegaron a la conclusión de que se habían equivocado; esperaban al Jesé que deslumbraba años antes, se encontraron otro jugador.

El PSG se presentaba como un equipo ideal para que Jesé volviera a ser protagonista, un lugar en el que su carrera deportiva adquiriera un gran impulso para volver a ser reconocido. Pero Jesé nunca se adaptó a la vida parisina. Por mucho que le insistieron en que debía encontrar un piso para que su vida se fuera acomodando, el jugador se estableció en un hotel. Nunca consiguió que vida profesional y personal se fundieran perfectamente. Las clases de francés, además, nunca fueron parte fundamental en la vida diaria del delantero, por mucho que le insistieron en la necesidad de aprender el idioma.

Las Palmas no fue un paraíso

Su rendimiento en el verde, en los entrenamientos y en los partidos, decepcionó por completo a Emery y sus asistentes. Se la jugaron con su fichaje y el club hizo caso a la recomendación de los técnicos, invirtiendo una importante cantidad de dinero. Pero prácticamente desde el primer momento, el entrenador vasco llegó a la conclusión de que la equivocación era un hecho. Jugó poco en su corta etapa en París y finalmente encontró refugio en Las Palmas. Durante la pasada pretemporada, ya de vuelta al redil francés, Unai tampoco acabó satisfecho con las prestaciones del español, con el panorama más oscuro tras los fichajes de Neymar y Mbappé.

En el mercado de invierno de la pasada temporada emprendió el regreso a casa. Se enroló en Las Palmas, al calor del hogar, pero su paso por el club amarillo fue intrascendente. Coincidió, lo que no le ayudó nada, con una imparable caída del equipo que adiestraba Quique Setién. Tras un gran primer tramo de campaña, el segundo fue nefasto, etapa en la que afloraron con nitidez las diferencias entre el técnico cántabro y la dirigencia. "Con Jesé se crearon unas expectativas, igual que con otros jugadores, y no se ha cumplido", sentenció el actual entrenador del Betis.

Mark Hughes

Con diferentes propuestas, cuando el mercado de fichajes entraba en su última fase, a mediados de agosto Jesé Rodríguez se decantaba por el Stoke City. La Premier League le acogía, entendiendo que era el mejor lugar para recuperar todo lo que perdió en el camino. No pudo tener un estreno más sobresaliente, marcando en su debut, gol que sirvió a su equipo para ganar al Arsenal. Pero después, sin olvidar problemas personales que le han afectado, vuelta a la oscuridad, con las críticas creciendo a su alrededor por su escasa aportación a un modesto equipo que pelea por evitar el descenso.

El pasado fin de semana tuvo lugar un episodio que puede marcar el futuro inmediato del futbolista de 24 años. En el importante encuentro que disputó el Stoke City con el Swansea, Jesé se quedó inédito, lo que provocó un tremendo enfado en el canario. Con la apertura del período de incoporaciones próxima, en Inglaterra ya se paunta a una más que probable salida del delantero. Mark Hughes, su entrenador, manifestó en agosto que "puede florecer con nosotros", pero la actual realidad marca otra cosa. El estratega asegura que le dará minutos, que tendrá oportunidades, pero lo cierto es que hoy la situación no es demasiado halagüeña para el talentoso futbolista.

Trascendió que el futbolista abandonó el estadio antes de que acabara el partido Stoke-Swansea, algo por lo que será multado por su club. Hughes subrayó que "Jesé cometió un error con esa decisión y por ello se le ha abierto un expediente disciplinario". "Él ha comprendido que se equivocó con esa acción, no se comportó de una manera correcta. Ya hemos hablado de lo que tiene que hacer en el futuro". "No cabe duda de que está frustrado porque quiere jugar", manifestó para acabar el entrenador británico.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios