¿Compensan 72 goles sus 24 expulsiones?

Los números que retratan a Sergio Ramos, para bien y para mal

No hay mucha posibilidad de justificar cómo es posible que al capitán del Real Madrid le hayan mostrado 19 tarjetas rojas en la liga, más que a ningún otro; los goles generados le ayudan, eso sí

Foto: Sergio Ramos, con la máscara protectora en Bilbao. (Reuters)
Sergio Ramos, con la máscara protectora en Bilbao. (Reuters)

Que Sergio Ramos iba a pasar a la historia del fútbol español quedó claro cuando todavía era un chaval. Su calidad se encontraba fuera de toda duda, desde el primer día fue titular en el Real Madrid y en la selección española y con su carisma se ganó tanto amigos como enemigos a lo largo y ancho de España y del mundo. Empezó a ganar títulos, a ser líder de su club y de su combinado nacional y a partir de ahí, la historia está escrita. Entre los motivos que lo colocarían ahí arriba, entre los mejores defensas que ha dado este país, también está uno muy negativo: no hay nadie en casi 90 años de Liga que haya sido expulsado tantas veces, 19, como él. Nadie.

¿Están justificadas las rojas que le han sacado a Ramos en todos estos años? Difícilmente, porque no ha habido casos como este, de un defensa de primerísimo nivel mundial que haya acumulado en su historial tantas expulsiones y, por tanto, haya dejado a su equipo en inferioridad numérica con esa asiduidad, porque el mal no lo recibe uno mismo, sino el resto de sus compañeros, que se enfrentan al rival en peor posición tras la ausencia obligada de su colega.

Puyol, tres expulsiones

Esta semana se ha hecho viral un tuit en el que se reflejaban las estadísticas de algunos de los zagueros más relevantes en la historia reciente del fútbol mundial. En él se destacaban número de partidos y de expulsiones entre todas las competiciones de clubes, recogidos de la web especializada en estadística 'Transfermarkt'. Por ejemplo, decía que Paolo Baresi, histórico capitán del Milan, disputó 591 partidos en su carrera y vio 4 rojas; Paolo Maldini, del mismo equipo, jugó mucho más, 886 partidos, y solo vio 3 rojas; Carles Puyol, 593 encuentros y 3 expulsiones y, por último, Franz Beckenbauer, 547 partidos y ninguna expulsión. Los datos de Sergio Ramos, en comparación, son bochornosos: 586 partidos, 24 rojas. Lo más extraño para Ramos es que nunca ha visto una roja jugando con la selección y es el segundo futbolista con más partidos como internacional, con 149.

Ramos ya fue expulsado en la primera jornada en Riazor. (Cordon Press)
Ramos ya fue expulsado en la primera jornada en Riazor. (Cordon Press)

Lo que define a un defensa no es solo su habilidad para robar el balón, para saltar más y mejor que el delantero para despejar de cabeza o llegar antes a un cruce, sino hacerlo de la manera más limpia posible. En este caso no hablamos de limpieza por moralidad futbolística, ahí entraríamos en un debate de gustos que mejor dejárselo al que lo quiera. Nos centramos en la calidad de esa defensa por una pura cuestión lógica: cuantas más amarillas recibe el futbolistas, más mermado estará en su juego, menos opciones tendrá de entrar fuerte al balón y más veces será expulsado. De las 24 expulsiones de Sergio Ramos, solo 7 son por roja directa, el resto son todas por doble amarilla. Y, por supuesto, el daño no se hace únicamente en el encuentro en disputa, sino en los siguientes que se debe de perder por la consiguiente sanción.

Los compañeros del diario 'As' realizaron una infografía en la que exponían los futbolistas más expulsados de las cinco grandes ligas y en esta teórica clasificación lideraba Sergio Ramos junto con el francés Ciryl Rool en la Ligue 1 (ex de Marsella y Monaco, entre otros), con 19 cada uno. Les sigue Paolo Montero (Atalanta y Juventus) en la Serie A con 16 rojas; después, Roy Keane (Manchester United), con 13 expulsiones y, por último, Jens Nowotny (Karlsruher y Bayer Leverkusen) en la Bundesliga con 8 rojas. Es decir, los números de Ramos van más allá de las fronteras del fútbol español y le hacen 'dominar' en rojas en todo el continente. El orgullo, digamos, no parece que deba de ser muy grande.

Ramos ha generado directamente 110 goles

Sin embargo, algo que diferencia a Sergio Ramos de la mayoría de futbolistas mencionados hasta este punto del artículo es lo mucho que ha aportado lejos del área que defiende, esto es, en el área que ataca. El capitán del Real Madrid ha anotado 72 goles en toda su carrera, un número altísimo para ser defensa, ya sea como lateral, como se inició, que como central. Además, ha repartido 38 asistencias de gol, es decir, en total ha generado directamente 110 goles para Sevilla y Madrid. En comparación Baresi generó 21 goles (19 tantos, 2 asistencias), Puyol provocó 28 goles (19 goles, 9 asistencias) y Maldini, 43 tantos (33 goles, 10 asistencias). El que se sale de toda estadística es Beckenbauer, que marcó 54 goles y dio 72 asistencias, ya que más que defensa, era un futbolista total de su época.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios