el vestuario espera un goleador

La presión por Mauro Icardi que la plantilla del Real Madrid aplaude

En el vestuario del Real Madrid se estima que la contratación de un delantero goleador es casi prioritario para dar un giro a la actual situación

Foto: Mauro Icardi celebra un gol marcado esta temporada. (EFE)
Mauro Icardi celebra un gol marcado esta temporada. (EFE)

“No hemos decidido nada”. Respondió tajante Zidane cuando se le preguntó por el mercado de fichajes que se avecina, ese al que no esperaba acudir el Real Madrid. Sin embargo, las circunstancias son las que son, la realidad no es tan positiva como se esperaba y ahora toca tomar decisiones inmediatas para darle un impulso a una plantilla que ha dejado al descubierto algunas costuras en estos primeros meses de temporada. Con una falta de gol alarmante, Mauro Icardi ha entrado en juego con fuerza, un jugador que en el interior del plantel blanco se valora muy positivamente.

El delantero argentino del Inter de Milán ha prometido fidelidad al club que le da de comer. En la televisión argentina 'Telefe' afirmó que "me siento bien en Italia. Mi equipo es el primero en la tabla de la Serie A y soy máximo goleador, ¿qué más puedo pedir?". Esa es la realidad, con 24 años ha adquirido esa madurez necesaria para que el talento dé frutos con regularidad, esos en sus primeros años en la élite se le resistían. Atraviesa un momento excepcional y el Real Madrid calienta la operación con el paso de los días.

El asunto va en serio porque Florentino Pérez ya tiene claro que la plantilla necesita de un goleador para poder aspirar a todos los títulos hasta el final de temporada. Mauro Icardi es un el candidato ideal porque podría disputar la Champions League, aunque lo de alcanzar un satisfactorio acuerdo con el Inter ya es otra cosa. Toca remar. Hace semanas, 'Il Corriere della Sera' desvelaba que la dirigencia iba a subirle la cantidad estipulada en la cláusula de rescisión hasta 220 millones de euros, doblando la actual, ante el temor que el Real Madrid apareciera en escena, algo que ha sucedido.

Cristiano Ronaldo, durante un entrenamiento. (EFE)
Cristiano Ronaldo, durante un entrenamiento. (EFE)

De Cristiano a Benzema

En las entrañas del vestuario del Real Madrid se siguen con atención todos los movimientos que hace el club para satisfacer a Zidane, que siempre tuvo claro que la plantilla tenía esas carencias que han aflorado con nitidez en el primer tramo de temporada. Cuando toca hablar en público, sea jugador o técnico, el mensaje no se sale del carril oficial, palabras de elogio hacia Cristiano Ronaldo y Benzema, pero la realidad es que internamente se estima que es prioritario reforzar la línea de vanguardia si se quiere aspirar a ganarlo todo.

Igual que Cristiano Ronaldo, al menos siempre sucedió, resurge de manera cíclica tras atravesar una mala racha y sus compañeros creen que se repetirá la historia, el caso de Benzema es diferente. El francés, con contrato nuevo desde el pasado mes de septiembre, vuelve a estar en el centro de la diana. Protegido absoluto de Zidane, su exigua aportación goleadora también está siendo determinante para entender la actual situación del equipo. Y no es la primera vez que internamente se recela del atacante...

Karim Benzema se lamenta tras una oportunidad perdida. (Reuters)
Karim Benzema se lamenta tras una oportunidad perdida. (Reuters)

Esperando a Bale

En más de una oportunidad ha sido señalado Benzema por sus propios compañeros. Su talento es indiscutible, como también una irregularidad que le hace desaparecer en muchos encuentros. La presente realidad ha nublado el horizonte del Real Madrid y muchos jugadores estiman que en este escenario es más que necesario, básico, contar con un delantero goleador que en cuanto se enfunde la camiseta blanca sume esos goles que ahora se le resisten al equipo de Zidane. Y Mauro Icardi sería bien recibido en el camerino.

Los problemas se han acrecentado de manera inesperada por la eterna ausencia de Gareth Bale, algo que ha penalizado de manera notable al equipo blanco. Cuando dio comienzo la temporada nadie esperaba que el galés entrara en una espiral tan negativa, pero esa es la realidad y en el vestuario se tiene claro que a día de hoy no se puede esperar que el zurdo resuelva los problemas, lo que sí podría hacer Mauro Icardi. El objetivo es que el de Cardiff esté listo para el Mundialito de Clubes, pero dada su fragilidad, ni sus propios compañeros tienen nada claro que vuelva a ser el jugador determinante que fue en algunas etapas del pasado.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios