aún no ha hecho oficial su renovación

El Barcelona está molesto porque Messi no ha querido todavía hacerse 'la foto'

En pleno mes de noviembre los “problemas de agenda” a los que aludía el presidente Bartomeu hasta hace un mes para explicar la tardanza ya no cuelan de ninguna de las maneras

Foto: Messi es el máximo goleador de la Liga. (Reuters)
Messi es el máximo goleador de la Liga. (Reuters)

Leo Messi está renovado hasta el 2021 y según afirmó Óscar Grau, el director general del club, en la última Asamblea de socios, la idea del club es ofrecerle un contrato “de por vida” igual que el que recientemente firmó Andrés Iniesta. Claro que hay una diferencia entre Iniesta y Messi: que el primero firmó el contrato, se hizo las correspondientes fotografías con el presidente y dio una rueda de prensa en la que se declaró emocionado. El argentino, mientras, sólo ha renovado por tres años, no ha estampado su firma en ningún papel y no se ha querido hacer la foto de rigor con Bartomeu. En pleno mes de noviembre los “problemas de agenda” a los que aludía Bartomeu hasta hace un mes para explicar la tardanza ya no cuelan de ninguna de las maneras. El club lo sabe y Bartomeu y sus directivos están molestos con la estrella por no querer hacer un gesto; sobre todo, porque ya está cobrando la mejora que le corresponde en el nuevo contrato.

En el Barça saben también que les va a dar igual que se enfaden o se dejen de enfadar. Leo tiene la sartén por el mango. Si no se ha hecho la fotografía es porque no ha querido y poco pueden hacer. No hay nadie con ascendencia dentro del club que le diga a la estrella lo que debe hacer, así que Messi firmará cuando considere oportuno. Ahora está en Moscú, donde esta noche juega su selección, pero no está previsto que a su vuelta se precipiten los acontecimientos y Bartomeu tenga, por fin, la firma y sobre todo la imagen que tanto anhela.

“Todo está acordado y firmado. Son tres contratos; uno con la Fundación de Messi, que está firmado con el presidente de la Fundación y con el hermano del jugador; hay un contrato de imagen de Leo Messi, que lo ha firmado su padre, que es el administrador de su empresa; y el contrato laboral lo ha firmado el padre de Leo, que tiene poderes”, se ha hartado de explicar Bartomeu cada vez que ha dado una entrevista personal a algún medio desde que en julio el club anunció que el argentino había renovado por el club azulgrana con fecha del pasado 30 de junio. Lo malo, para el presidente claro, es que a continuación siempre ha añadido desde verano, que en cuanto fuera posible el futbolista estamparía su firma en un acto protocolario. Incluso, al principio se habló de un acto multitudinario para darle a su renovación la importancia debida, que sería retransmitido para medio mundo. Pues a día de hoy, 11 de noviembre… nada.

Soccer Football - Champions League - Olympiacos vs FC Barcelona - Karaiskakis Stadium, Piraeus, Greece - October 31, 2017   Barcelona’s Lionel Messi   REUTERS Alkis Konstantinidis
Soccer Football - Champions League - Olympiacos vs FC Barcelona - Karaiskakis Stadium, Piraeus, Greece - October 31, 2017 Barcelona’s Lionel Messi REUTERS Alkis Konstantinidis

Un punto a favor de Bartomeu

El presidente azulgrana es consciente de que la fotografía de marras con Messi sería un punto a su favor, una imagen que valdría más que mil palabras suyas y que le haría ganar simpatías entre una afición que últimamente está de uñas. Los buenos resultados del equipo de Valverde han salvado a Bartomeu y su junta de una bronca que parecía segura después de lo sucedido en verano con la marcha de Neymar. Después, el otoño ha sido calentito políticamente hablando y nada de lo que ha hecho el Barcelona como entidad ha contentado a todos. Unos les acusan de estar politizando en exceso el club y otros de quedarse cortos con mensajes ambiguos que enervan a los aficionados más afines al soberanismo que esperaban del Barça un mensaje contundente después de todo lo que ha sucedido.

El club, siempre en un difícil equilibrio, parece haberse quedado a medias y nadie está satisfecho con la gestión por unas cosas o por otras, pero como por ahora deportivamente el equipo va sobre ruedas, la pelotita entra, el Real Madrid está a ocho puntos y la plantilla está contenta con Valverde nadie se vuelve hacia el palco a reclamar, aunque en algunos partidos en el Camp Nou sí que se han escuchado cánticos de ‘Bartomeu, dimisión’ que comenzaron en la grada de animación y se contagiaron después por otros sectores de la gradería. No ha sido unánime en ningún partido, pero el ambiente no es propicio para el máximo dirigente y su Junta, de la que incluso dimitieron dos directivos, el vicepresidente responsable del Área de Relaciones Internacionales e Institucionales del Barça y Jordi Monés, al no estar de acuerdo con que se disputase el partido ante Las Palmas el 1 de octubre después de las cargas policiales en los colegios electorales en el referéndum ilegal que se estaba celebrando.

Messi, mientras, ha comenzado la temporada como un tiro, es el máximo goleador de la Liga con 12 goles y lleva tres en Champions y personalmente está esperando su tercer hijo. Todo marcha viento en popa para la estrella con su selección además ya clasificada para el Mundial de Rusia después de pasarlas canutas. Vamos, que a Leo, como ya ha quedado demostrado, no le hace falta ninguna foto con Bartomeu para seguir siendo el gran ídolo de la afición culé, pero el club le está pagando lo que se acordó en su nuevo contrato y esperaba que a estas alturas el jugador les hubiera hecho ya un guiño fotografiándose sonriente con el escudo del Fc Barcelona detrás. Será cuando él diga.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios