no ha habido declaraciones a la llegada

Demasiadas polémicas juntas: la Federación se protege y resguarda a los jugadores

Los futbolistas han acudido a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas y han pasado de largo ante la prensa, sin hacer las tradicionales declaraciones a su llegada por el clima tenso existente

Foto: Pasillo de collejas para De Gea por su 27 cumpleaños. (EFE)
Pasillo de collejas para De Gea por su 27 cumpleaños. (EFE)

A cada oportunidad en la que se junta la selección el público reacciona con frialdad sobre los asuntos propiamente deportivos. Los encuentros en sí colapsan los datos de 'share', incluso aunque el rival sea Macedonia, pero todo lo que rodea a la preparación del combinado nacional trae sin cuidado al público. Se polemiza mínimamente cuando se conocen las listas de convocados, algunos creen que sobra mengano y otros consideran inconcebible que falte fulano. Lo que importa es lo externo, esos asuntos que al fin y al cabo, poco o nada tienen que ver con el desarrollo futbolístico de la plantilla que ahora mismo dirige Julen Lopetegui.

Puede que haya gente que ni se haya enterado todavía de que España juega el sábado en Málaga contra Costa Rica y que el martes hace lo propio en San Petersburgo contra Rusia, en lo que es la previa lo que veremos en el Mundial que se disputa en aquel gigantesco país. Lo que sin duda ha quedado más que claro es que la selección estrena indumentaria. Una con una banda a rombos que nuestra vista ve morados, aunque sean rojos y azules, por lo que algunos creen ver una romboide bandera de la Segunda República en el costado derecho de la zamarra española.

Y claro, se ha liado hasta el punto de que Juan Luis Larrea, presidente interino de la Federación Española de Fútbol (RFEF) no descarta "seguir usando el modelo antiguo hasta que pase la tormenta", según unas declaraciones realizadas al diario 'As'. Todo este revuelo se debe, en buena medida, porque la presentación oficial de la elástica se ha producido en las semanas de mayor tormenta política de la historia democrática de nuestro país, según se deja caer desde la propia Federación. Vamos, que esto en enero de 2016 no habría supuesto mucho alboroto, algún tuit, por supuesto, pero sin más. De hecho, que el diseño sería el anunciado se sabe desde hacía días, ya que páginas especializadas lo habían ya filtrado. Eso sí, por si acaso, la RFEF ha decidido cancelar el acto de presentación de la camiseta.

Se ha formado tal zarabanda con la maldita camiseta que ya ni se habla de que vuelve Piqué a jugar con España. Que de no ser por la exageración habitual con el tema catalán, no sería noticia jamás, pero como uno siempre habla y dice lo que piensa y los demás interpretan como les viene en gana esas palabras, el guirigai está servido. Más aún ahora con la declaración de independencia efímera de la región, la encarcelación de los exconsellers, el 'exilio' de Carles Puigdemont en Bélgica... el tema también está caliente como un volcán en ebullición.

Lopetegui juega con un balón durante el entrenamiento de este martes. (EFE)
Lopetegui juega con un balón durante el entrenamiento de este martes. (EFE)

Ya casi hasta se ha olvidado que hace solo unos días echaron a la directora de la selección, Maria José Claramunt, de su puesto, la amiga de Piqué, Ramos, Reina y varios miembros habituales más de la plantilla de Lopetegui. A eso también se le ha echado el alud de la actualidad encima. Algunas voces clamaban que esos jugadores allegados a Claramunt podían boicotear las llamadas de la selección, como protesta por la decisión de Larrea de prescindir de ella. Como se ha podido apreciar en Las Rozas, no ha sido así. Todos están allí, afinados, confinados. Resguardados.

La RFEF no se la ha querido jugar. La llegada de los internacionales a Las Rozas siempre suele estar aliñada con unos ya tradicionales 'canutazos' (declaraciones de los protagonistas improvisadas ante los micrófonos de los medios) de los futbolistas en los que hablaban de todo tipo de cuestiones, no solo con lo relacionado con la selección y sus compromisos. En las ruedas de prensa ya organizadas por los miembros del departamento de comunicación de la RFEF se suele pedir que no se traten temas ajenos a lo que atañe al equipo, aunque no siempre se respeta, claro. Lo que ocurrió fue que solo hablaron Alberto Moreno, Álvaro Morata, Álvaro Odriozola y Luis Alberto para el medio oficial de la selección.

Ante esa algarabía que se podía producir a la llegada de los internacionales, han pasado de largo y se han ido directos a cambiarse, a escuchar la charla de Lopetegui y a entrenar ante cientos de personas aglomeradas en las gradas. Mejor prevenir que tener que curar sobre una herida ya muy abierta. Según la propia RFEF, el motivo de la cancelación del canutazo se debe, básicamente, a que los jugadores tenían que realizar una serie de fotografías oficiales para FIFA y el tiempo se les echaba encima, por lo que decidieron acortar al máximo la llegada de los hombres de Julen a Las Rozas. Pero si se pueden evitar sobresaltos de cualquier tipo, se matan dos pájaros de un tiro. A partir de este miércoles ya empezará la rutina de entrevistas y ruedas de prensa habituales, además de los entrenamientos a puerta cerrada, hasta el viaje a Málaga, donde se entrenará con público en la Rosaleda el viernes a las 20:30.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios