Es noticia
Menú
La primera 'cholina' en meses: el Atlético perderá, pero como quiera Simeone
  1. Deportes
  2. Fútbol
reunión de equipo y de capitanes

La primera 'cholina' en meses: el Atlético perderá, pero como quiera Simeone

Para paliar de la manera más rápida posible la profunda crisis de resultados del club, el Cholo juntó a sus jugadores y les avisó de que no va a haber cambios: va a morir con su idea

Foto: El Cholo no piensa cambiar su modus operandi. (EFE)
El Cholo no piensa cambiar su modus operandi. (EFE)

A la velocidad que se mueve el fútbol, la toma de decisiones se debe producir en un brevísimo espacio de tiempo y la aplicación de las mismas tiene que ser vertiginosa para que el equipo pueda funcionar. La preocupación en el Atlético de Madrid es más que evidente, por lo que los que mandan debían empezar a moverse en busca de cambios. Y en el más alto nivel, la mayoría de problemas que acusa un buen club tienen que ver más con el aspecto psicológico que con el propio deporte en sí. Simeone ha tenido que tomar las riendas, afrontar la situación negativa y decirle a sus jugadores qué va a pasar a partir de ahora.

Lo hizo a la vieja usanza, con una charla. Pero una de las buenas, una 'cholina' de las que cala hondo en la que el mensaje más claro que ha trascendido es que no va a cambiar nada. Simeone trasladó a sus futbolistas un mensaje muy claro: si el Atlético de Madrid va a caer, lo hará siguiendo sus ideas, las que le han llevado a donde está ahora mismo, es decir, entre los mejores conjuntos del mundo.

Foto: Fernando Torres antes de saltar al campo frente al Málaga. (EFE)

Es decir, no va a producirse una variación en la manera de jugar, no va a pasar de repente el equipo a ser una máquina ofensiva que dedicará todos sus esfuerzos a ganar los partidos por la mayor ventaja de goles posible. En los últimos partidos, algunos futbolistas importantes se habían acercado a su entrenador sugiriéndole que quizás convendría dar un paso adelante, ser más atrevidos para aprovechar totalmente el potencial atacante del que dispone el Atleti. Los que lo hicieron se encontraron con una respuesta clara: no, no va a pasar. En el Atlético de Madrid manda Diego Pablo Simeone y así va a seguir siendo.

Este mensaje coral del Cholo viene a potenciar esta idea. El club que ha crecido a través de la solidez defensiva y la sobriedad en campo contrario morirá con sus ideales. A Simeone, al que los que lo conocen bien lo ven inquieto y desorientado, no le va a mover ni un ápice de su teoría ni siquiera el creciente runrún que se escucha entre la afición, que se pregunta qué le pasa al equipo y no ven mejoría con el paso de las jornadas. Más aún, lo que aprecian es un continuo deterioro, tanto del juego como del rendimiento de alguno de los futbolistas principales. Se da por hecho que hay casos, como los de Gaitán o Vietto, que no han funcionado y no se espera que lo hagan, pero sí que sorprende que Griezmann, Filipe o Koke (ahora lesionado) no estén ni por asomo cerca de su mejor nivel.

placeholder Gabi tomó las riendas en el campo y también lo ha hecho fuera de él. (Reuters)
Gabi tomó las riendas en el campo y también lo ha hecho fuera de él. (Reuters)

Precisamente varios de esos pesos pesados han decidido también poner de su parte para que el barco no se hunda del todo, porque la Champions ya está prácticamente imposible, pero queda por delante toda la Liga y una más que probable Europa League que puede que para Gabi sea "una mierda", pero como él mismo matizó después, le ha "dado mucho". El capitán reunió en su casa a Koke (baja en los últimos encuentros por problemas musculares) y a Juanfran para cenar. Tres hombres que están con el Cholo desde el primer momento. Los dos últimos, Koke y Juanfran, han tenido encontronazos con el entrenador por diferencias importantes en cuanto a la forma de jugar, pero quieren lo mejor para el equipo y por ello se unieron al capitán para conjurarse y unir al grupo.

Quieren que el vestuario vuelva a ser un grupo compacto. Saben que ahora mismo, la plantilla está al borde de la quiebra definitiva y ante la posibilidad de que surja una irremediable falta de compromiso en algunos de los hombres, quieren apretar para que no haya fisuras. De haberlas, no habría vuelta atrás y la llegada por fin de Diego Costa y Vitolo en enero se produciría ya demasiado tarde.

A la velocidad que se mueve el fútbol, la toma de decisiones se debe producir en un brevísimo espacio de tiempo y la aplicación de las mismas tiene que ser vertiginosa para que el equipo pueda funcionar. La preocupación en el Atlético de Madrid es más que evidente, por lo que los que mandan debían empezar a moverse en busca de cambios. Y en el más alto nivel, la mayoría de problemas que acusa un buen club tienen que ver más con el aspecto psicológico que con el propio deporte en sí. Simeone ha tenido que tomar las riendas, afrontar la situación negativa y decirle a sus jugadores qué va a pasar a partir de ahora.

Diego Simeone
El redactor recomienda