dona parte de su sueldo para igualarlo al femenino

La selección de Dinamarca cede parte de su sueldo al femenino para igualar derechos

La selección femenina lleva meses negociando con la Federación una subida de sueldo para cobrar lo mismo que el masculino. Ellos han ofrecido bajarse el suyo para conseguirlo

Foto: Dinamarca celebra su victoria frente a Austria en la semifinal del Campeonato Europa Femenino 2017 (EFE)
Dinamarca celebra su victoria frente a Austria en la semifinal del Campeonato Europa Femenino 2017 (EFE)

"Las mujeres no pueden tener menos derechos que nosotros por el simple hecho de ser mujeres". Así arranca el comunicado que ha emitido recientemente la selección de fútbol de Dinamarca que ha estado luchando, de la mano de la selección femenina, por que los dos equipos nacionales dispongan del mismo sueldo. La Federación de Fútbol Danesa (DBU, por sus siglas en danés). Y continúan, directos al grano: "Es por eso que nos ofrecemos a reducir 500.000 coronas al año de nuestro sueldo para que la DBU se la dé a la selección femenina y que así tenga los mismos derechos que nosotros".

El central danés Simon Kjær, capitán de la selección danesa y actualmente jugador del Sevilla FC, que también ha participado en varias campañas contra la homofobia en el deporte, ha explicado que después de tantos meses de 'impasse' en torno a los sueldos de las jugadoras del equipo nacional, que llevan peleando desde diciembre del año pasado por tener un mejor salario, la Federación de Fútbol de Dinamarca debe ahora aceptar este trato como solución al conflicto, porque de este modo, el sueldo de las chicas será "idéntico a la base contractual" que tienen los chicos.

"Somos los dos equipos nacionales, estamos juntos y nos responsabilizamos los unos de los otros. Ahora la DBU también debe estar a la altura de sus responsabilidades. Les damos la oportunidad de hacer esto, y conseguir que el acuerdo quede cerrado con la oferta que les presentamos. Por el bien del fútbol danés", insiste Kjær.

Si bien este medio millón de coronas —algo más de 67.000 euros— consigue que se cierre la brecha salarial entre las selecciones masculina y femenina, los chicos del equipo nacional danés quieren ir más allá, y han pedido a la DBU que garantice que tanto los jugadores como las jugadoras tengan los mismos derechos básicos y obtengan los mismos acuerdos.

Esto es, precisamente, lo que las chicas de la selección pidieron a la Federación en el último borrador de acuerdo, presentado este mismo domingo. "Estamos frustradas por no haber logrado ningún acuerdo en la mesa de negociaciones", denuncia Pernille Harder, capitana del femenino nacional. Y en este último borrador han insistido: "Creemos que es justo, como hemos venido insistiendo, que mujeres y hombres tienen que tener los mismos derechos básicos, y también en el tema económico", señala, según declaraciones recogidas en la página web del Spillerforerningen, el sindicato danés del fútbol profesional.

Harder, candidata al premio a la mejor jugadora del año por la FIFA este último año, salió recientemente a explicar cuál era la situación de las jugadoras de la selección nacional. "Por supuesto, estoy apenada por tener que hacer este vídeo, que ha llegado tan lejos, y os estaréis preguntando por qué estamos luchando esta batalla", escribía la capitana y delantera del Wolfsburgo bajo la grabación, publicada en su cuenta de Facebook.

"Luchamos esta batalla porque las que fueron jugadoras del equipo nacional la empezaron, la luchamos por nosotras y la luchamos, principalmente, por las jóvenes jugadoras que serán el futuro de la selección nacional", señala Harder.

"¿Qué es lo que pedimos a la DBU? Sólo algunos prerrequisitos para que podamos mejorar como jugadoras de fútbol. No se trata de hacerse rico, no es una cuestión de cantidad de dinero", sostiene. La capitana explica que si pudieran "centrarse al 100% en el fútbol", podrían conseguir algo mucho más grande de lo que ya consiguieron en la Eurocopa femenina del año anterior.

La DBU ha sido muy ambiciosa y ha establecido metas muy altas, entre ellas, uno de los cuatro primeros puestos enel Mundial de 2019 y la calificación para los Juegos Olímpicos de 2020, según el sindicato internacional FIFPro. "Estamos preparadas para darlo todo para alcanzar esos objetivos. La pregunta es si la DBU también lo está", culminaba Harder su vídeo.

Las jugadores de la selección se vieron obligadas este verano a publicar un vídeo titulado 'Si yo fuera un hombre' ('Hvis jeg var en mand'), en el que denunciaban algunas de las muchas cosas que pasarían si ellas fueran los jugadores de la selección nacional. "Siempre jugaría en los mejores campos". "Tendría ahorros después de mi carrera". "Mi asesor del colegio no se habría reído de mí cuando le dije que quería ser futbolista profesional".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios