puede alcanzar récord de estancia en el madrid

Entender el club y a Florentino, motivos por los que Zidane sobrevive en el Madrid

El técnico francés puede batir récord en el banquillo del Real Madrid. Solo le superan Del Bosque y Miguel Muñoz, dos técnicos que, como él, conocen la casa y la manera de dirigirla

Foto: Zidane renueva con el Real Madrid por tres temporadas. (Reuters)
Zidane renueva con el Real Madrid por tres temporadas. (Reuters)

'Ça promet' ("Esto promete"). Así vaticinaron desde su país lo que dos años después iba a ocurrir. 'L'Equipe' le dedicó su portada tras su primer partido como entrenador profesional. Dirigió al Real Madrid ante el Deportivo en un debut de ensueño: 5-0 justo al volver de Navidad porque Rafa Benítez no se comió el turrón. También se vaticinó. Pero el que sí aprovechó la dieta fue el francés, en concreto, con un menú de seis títulos en menos de dos años. Un festín que se prolongará tres años más porque Zidane acaba de renovar. ¿Cumplirá el contrato?

Si lo hace, Zizou se convertiría en el entrenador que más veces se ha sentado en el banquillo del Madrid tras Miguel Muñoz (1960-1974). En los últimos años, desde que Vicente del Bosque inaugurase nuevo siglo en la entidad blanca, ningún otro entrenador ha ocupado la dirección técnica durante más tiempo, cuatro temporadas seguidas (1999-2003). Mourinho casi estuvo a punto de conseguirlo con tres temporadas, pero cerró prematuramente su etapa tras haber renovado incluso hasta 2016. En ese año Benítez ya estaba al frente tras la destitución de otro técnico: Carlo Ancelotti. De todos ellos, solo Benítez fue destituido antes de que finalizase la temporada.

Ganar títulos no te asegura un puesto vitalicio en el Santiago Bernabéu. "No es que se acomoden, pero sí que se acostumbran a un cierto nivel de entrenamiento", llegó a decir Jorge Valdano, exdirector deportivo del Madrid, en la destitución de Del Bosque como entrenador. Nueve títulos ganó el salmantino en su tiempo en el Madrid, pero "cuando no hay un cambio profundo de la plantilla, hay que cambiar el mensaje". Esa fue el motivo de Valdano y la junta directiva para destituir a su penúltimo entrenador de la casa, que guardaría en su retina la volea de Zidane, el alumno que puede superar al maestro, en la final de la Champions de 2002 ante el Bayer Leverkusen con victoria blanca. Un año después conquistaron la Liga, último trofeo de Del Bosque en el Madrid. No le sirvió para su permanencia.

Zidane ganó la cuarta Supercopa de Europa del Real Madrid. (EFE)
Zidane ganó la cuarta Supercopa de Europa del Real Madrid. (EFE)

Renovación con calma

Lo cierto es que tanto el francés como Del Bosque tiene un perfil parecido. Los dos son entrenadores de la casa y conocieron de antemano cómo funciona el club de Chamartín. Una adaptación que le vino grande a perfiles de la talla de Vanderlei Luxemburgo. Y eso, talla, es lo que reivindicó el brasileño desde que llegó a Madrid. La importancia estaba en el banquillo, según predicaba, pero esa es una doctrina que no funciona en el Madrid.

Misma doctrina trajo en su maleta de vuelta Fabio Capello, que quiso cobrar más que cualquier otro jugador. Gestionar un vestuario de tal exigencia es una tarea laboriosa y bien lo supo también Rafa Benítez nada más pisar su primera rueda de prensa. "Todos lo jugadores de esta plantilla tienen una gran calidad", dijo el madrileño al ser preguntado por Cristiano. Asimilar a la estrella con el común de los mortales fue algo que no gustó y no tardó más que unos días en tener que rectificar: "Aquí hay un jugador indiscutible, que es Cristiano". Tampoco gustó su aspecto de orden y repliegue. Zidane trajo la solución: "Quiero que los jugadores se lo pasen bien en el campo". Dos perspectivas en dos ruedas de prensa separadas por un verano.

Con calma y sosegados, otra de las virtudes que asemejan a Zidane y Del Bosque. Desde que se puso al frente del Real Madrid, el entrenador de origen argelino no ha levantado la voz jamás. Lo han criticado hasta la saciedad, incluso algunos le siguen tachando de mal entrenador a pesar de sus títulos cosechados en su corta experiencia en la élite. La sonrisa sigue siendo su mejor aliada. Un estilo de entrenador antagónico con lo que le precede. La fórmula: calar en el vestuario y en la afición. Hacer equipo y controlar los egos de la mejor forma posible. Lo consigue.

Zidane convenció a Cristiano Ronaldo de que debe dosificarse. (Reuters)
Zidane convenció a Cristiano Ronaldo de que debe dosificarse. (Reuters)

Esto promete

"El Real Madrid y yo nunca vamos a discutir", dijo el sábado cuando confirmó su renovación. Y sí, sonrió. No le hace falta más a este entrenador que consiguió que la temporada pasada 20 jugadores de su plantilla jugaran más de 1.000 minutos de competición. No ha llegado como el mesías del fútbol intentando inventar esquemas que ya estaban inventados, pero su método es el más productivo. Un trabajador más en Valdebebas.

¿Llegará el divorcio algún día? De momento, los títulos le avalan, pero no es un aval fiable en el Santiago Bernabéu. Sin embargo, la situación de Zidane es diferente al resto, es el que más títulos está ganando en un tramo temporal tan escaso. Además, es el elegido por Florentino Pérez para comandar a su primer equipo. O lo es por el momento. Un deseo que se evidencia desde hace tiempo, cuando el presidente ya vaticinaba que su galáctico iba a entrenar al "mejor club del mundo". El domingo se adjudicó la ida de la Supercopa de España ante el FC Barcelona con el objetivo en mente de conseguir el sextete. 'Ça promet'.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios