fue el mejor contra el manchester united

Convencer a Isco le sale bien al Real Madrid

Se quejó mediada la pasada campaña de su escasa participación en el equipo y amenazó con marcharse, pero dos finales consecutivas como titular y una suculenta renovación le han persuadido

Foto: Isco fue el mejor jugador de la Supercopa. (UEFA)
Isco fue el mejor jugador de la Supercopa. (UEFA)

Isco ha cambiado el gesto. Por un día, el malagueño fue el protagonista de una gran noche madridista. En cuatro años, había tenido una participación siempre alta en el Real Madrid sin que hubiera habido un momento estelar en el que el equipo hubiera ganado por él, que fuera él el elemento clave que pusiera la diferencia en el campo ante un rival realmente poderoso. Ha jugado derbis, Clásicos, eliminatorias de Champions, finales... le faltaba ser determinante en alguna de ellas. Lo fue por fin en el primer partido oficial de la temporada, con un título en juego. Lució el fútbol que le hizo fichar por el Madrid y la determinación que se le exige para ser importante. Tras un gran gol y un mejor partido, la UEFA le nombró hombre de la final. Era su día, tenía que llegar y lo hizo ya después de una decisión dura pero acertada.

Jesús GarridoJesús Garrido

Florentino Pérez lo ha dicho en varias ocasiones en este verano: no hace falta cambiar la plantilla. El Madrid ha funcionado en estos dos últimos años y la base existente es más que solvente para seguir progresando en los años venideros. Solo debían producirse unas salidas muy marcadas, que han sido reemplazadas por jugadores del mismo perfil o posición. Debía abandonar el Bernabéu un mediapunta. Zidane contaba con Isco y James y tras tres temporadas en las que han competido ferozmente por ganarse un hueco como jugador número '12', había llegado el momento de decidir con quién quedarse. La decisión estaba tomada de antemano: Isco estaba por delante de James y era el que iba a tener continuidad.

Cuando el final de temporada se echó encima y se acumulaban los partidos importantes en el calendario blanco, a Zidane se le ocurrió la idea de rotar a la plantilla casi al completo. Y entre los titulares acabó estando Isco Alarcón después de la lesión de Gareth Bale. Era él y no James el que apareció en las alineaciones para sustituir al galés. Jugó contra el Bayern, contra el Atlético, contra la Juventus. Y jugó bien siempre.

A Isco se le olvidaron sus malas caras y las quejas que profirió después de un partido de Liga contra el Espanyol. "Yo estoy tranquilo, a mí lo que me preocupa es tener minutos, la carrera de un jugador es pequeña. Yo estoy muy feliz aquí y estaría muchos años más. De aquí a final de temporada tomaremos una decisión, es mi futuro lo que está en juego. Quiero ser titular en el Real Madrid, pero si aquí no puedo, no tendría problema en buscar una salida", dijo el '22' cuando se sintió infrautilizado por el entrenador francés. Era parte de esa alineación secundaria, el 'Madrid B' que se llamó entonces, que jugaba los partidos menos trascendentes de Liga pese a hacer encuentros muy completos y, por lo general, solventados con facilidad. Isco y James eran los líderes de los suplentes.

Isco puso el 2-0 tras una gran jugada con Bale. (Reuters)
Isco puso el 2-0 tras una gran jugada con Bale. (Reuters)

La grada madridista empezó a apreciar que su equipo funcionaba mejor con cuatro centrocampistas en vez de con tres y siempre tuvo preferencia chovinista con Isco sobre James. El Bernabéu ha apreciado a Isco desde que debutó hace ya cuatro años. Cada detallito, cada control imposible y un regate en una baldosa ha levantado los '¡oh!' del respetable blanco, que mientras ha sustentado al andaluz en todo momento y ha sido indulgente con él, se mostró despiadado con James Rodríguez, al que le llegaron a silbar en varias ocasiones. James captó el mensaje del madridismo y de su técnico y se despidió en el último partido que jugó en casa, contra el Sevilla. No había nada firmado, pero sabía que no iba a seguir, como lo intuía toda la afición. Isco había ganado la batalla.

En ese duelo ha tenido mucho que ver la novedosa política del presidente de españolizar la plantilla. Además de crear un equipo con vistas a futuro, a Florentino se le metió entre ceja y ceja crear un Madrid más nacional, con productos de aquí. James fue una apuesta que dio su rendimiento y que se consideró que no valía la pena seguir sosteniendo. Isco, apreciado por el madridismo y por Zidane, es además español y, por tanto, tiene un valor intrínseco que era imposible de obtener para el ahora jugador del Bayern. Claro que para que esta decisión se lleve a cabo debe firmarse aún el contrato de renovación de Isco, en el que se lleva trabajando varios meses y que, como confirmó el propio jugador, se va a cerrar pronto. Una ampliación de contrato que también supone una mejora sustancial del sueldo de Isco, que subirá un peldaño en la escala salarial madridista. No iba a salir gratis, tampoco barato, convencer a Isco.

Jesús GarridoJesús Garrido

Su primer día importante sin la competencia de James ha sido inmejorable. Isco fue titular y el mejor. Al lado de Kroos y Modric completa el centro del campo de más calidad técnica del planeta y, a diferencia de otros años, se siente más importante que antes. No ve, al menos por ahora, a Dani Ceballos como una amenaza para su puesto y menos después de cómo jugó ante el United y de ser, casi con toda seguridad, de la partida contra el Barça en la ida de la Supercopa de España por la sanción de Luka Modric (arrastra una roja de la vuelta del mismo torneo de 2014, que ganó el Atlético al Madrid). Así, Zidane tiene a su disposición a un Isco liberado, sin dudas en la cabeza y con todas las ganas del mundo de seguir sumando títulos. "Últimamente estoy teniendo más oportunidades. Creo que estoy trabajando bien, siempre ha sido importante para mí tener la confianza del entrenador y de mis compañeros". Tenemos Isco para rato.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios