superioridad aplastante de la sub-21

Fútbol adulto entre niños: Asensio sí debería jugar solamente con la pierna mala

La selección española sub-21 empezó su participación en la Euro de la categoría con un partido que confirma que este torneo lo podría ganar el madridista casi en solitario

Foto: Tranquilos, yo me ocupo, parece decir Asensio. (UEFA)
"Tranquilos, yo me ocupo", parece decir Asensio. (UEFA)

En los últimos días se creó una pequeña bola de nieve en Twitter con un debate entre los que apoyaban el sistema actual de competición de España con clubes y filiales mezclados y los que se decantaban por la creación de una liga de filiales que sacase a los segundos equipos del fútbol de los mayores. Los segundos aprecian que la inclusión de los filiales altera la competición, mientras que los primeros consideran que la presencia de esos jugadores jóvenes en categorías profesionales o semiprofesionales les ayuda de manera encomiable en su formación. España tiene ahora mismo a un equipo sub-21 formado por jugadores que han pasado por esas divisiones y que es absoluta favorita para ganar la Eurocopa de esa edad.

¿Tiene que ver? Probablemente. No hay un combinado nacional sub-21 que tenga la experiencia al máximo nivel que tienen los españoles y eso es debido, en parte, a que a la calidad innata de esos futbolistas que eligió Albert Celades, están curtidos en situaciones complicadas, en partidos de tensión y gresca, de presión ambiental, en definitiva, de condiciones materiales adversas. Y con 23 años o menos, son en sus posiciones algunos de los mejores jugadores del mundo ya.

La selección española sub-21 es un equipo de hombres que está participando en un torneo de niños. No siempre se encuentra una generación de futbolistas de alto nivel, mucho menos con la regularidad con la que lo ha logrado España. Ganó las ediciones de 2011 y 2013 y es la indudable favorita para levantar la de 2017. El primer partido, ciertamente, no sirve de valoración global, pero sí es el paradigma de lo que es este equipo: talento, experiencia y superioridad física y técnica sobre los demás. Venció España a Macedonia 5-0 sin inmutarse a través del juego y, sobre todo, de la calidad individual de unos jugadores que estarían ahora mismo en la Absoluta si fuera año de Mundial.

Fíjense en los autores de los goles, sin ir más lejos. Saúl Ñíguez lleva siendo titular en el Atlético de Madrid tres años y tiene un cuerpo y una mente táctica de un veterano. Marco Asensio explotó hace dos años en el Mallorca, lo fichó el Real Madrid y este año ha marcado al Bayern Múnich y en la final de la Champions League. Gerard Deulofeu es el máximo goleador histórico de la sub-21 española con 17 goles y debutó con el Barça en 2011. ¡2011! Hace seis años desde que Deulofeu es miembro de la élite y aún tiene edad para participar en un torneo de niños. Los tres son internacionales absolutos.

Golazo de Saúl de chilena para abrir el marcador. (EFE/EPA)
Golazo de Saúl de chilena para abrir el marcador. (EFE/EPA)

Hace unos días surgió la noticia de que un entrenador de chavales había sido despedido porque su equipo había humillado al rival ganándole 25-0. En esas categorías iniciales, a los futbolistas que destacan muy por encima de los demás se les suele lastrar de alguna manera para que se iguale un poco el nivel. A Toni Kroos, por ejemplo, le hicieron jugar descalzo. A otros, utilizar solo su pierna mala. A Asensio en esta Eurocopa le deberían quitar las botas y obligarle a jugar solo con la diestra. Su 'hat-trick' como carta de presentación es un abuso.

Son futbolistas ya consagrados que disputan un torneo contra otros que están en pleno proceso de formación. Lo que a estas alturas de carrera ha vivido Saúl hay cientos de futbolistas que tardarán una década en pasar por el mismo camino, si es que llegan a tener la suerte de jugar una final de Copa de Europa y optar cada año al título. España es un país que genera futbolistas a niveles que otros no son capaces ni imaginar. Mientras en la Premier League se pagan millonadas simplemente por llegar al cupo mínimo de ingleses o galeses en plantilla, en nuestro país sobra el talento de tal manera que no son pocos los que juegan en el extranjero a edades tempranas.

Puede que avance el torneo, que se sucedan las jornadas de la Euro sub-21 y que este equipo caiga por el camino. No siempre gana el mejor y España es la mejor. No obstante, las sensaciones que transmite esta selección son similares a sus antecesoras. Saúl es el Javi Martínez de 2011 y Asensio es el Thiago del 2013. Si la superioridad invididual se mezcla mejor con una labor global de equipo, serán insuperables.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios