El amor de compromiso de Griezmann con el Atlético no se romperá este verano
  1. Deportes
  2. Fútbol
renueva su contrato hasta 2022

El amor de compromiso de Griezmann con el Atlético no se romperá este verano

Solo unos días después de decir que tenía un 60% de opciones de jugar en el Manchester United, el delantero francés renueva su contrato por una temporada más y jugará en el Metropolitano

Foto: Griezmann seguirá marcando goles para el Atlético. (Reuters)
Griezmann seguirá marcando goles para el Atlético. (Reuters)

A la vez que el mercado se agiliza con el acercamiento de los días estivales, también se hacen habituales las noticias contrarias a los fichajes, es decir, cuando el jugador se queda definitivamente en su club, acallando cualquier rumor existente. Si había un jugador que justo al final de la temporada aparentaba un deseo ferviente de marcharse a otro equipo este verano, ese era Antoine Griezmann. El pasado 22 de mayo aseguró en un programa de la televisión francesa que sus opciones de acabar fichando por el Manchester United eran de seis en una escala del uno al diez. Un día después puntualizó y dijo que estaba listo para irse. "Quiero ganar títulos", afirmó. Pues bien, tres semanas después ha renovado su contrato con el Atlético de Madrid hasta 2022, como confirmó este martes el club.

Aquellas declaraciones poco afortunadas de Griezmann, apenas un día después de que el Atlético concluyese su temporada con el tercer puesto en la Liga, dejaron de tener sentido cuando se confirmó que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) no levantaba la sanción de no poder inscribir jugadores este verano por el caso de las contrataciones irregulares de menores. Seis meses, hasta enero de 2018, con la misma plantilla (más los jugadores que regresan de cesión que pudieran quedarse en el primer equipo) es una lacra muy grande para un equipo que esta temporada no ha podido competir la Liga y que sigue teniendo entre ceja y ceja ganar la Champions League. Griezmann no podía irse, no ahora.

Griezmann amplía un año su relación con el club colchonero, que finalizaba en 2021 y mejora sus condiciones salariales, pero lo que no se ha hecho pública es su cláusula de rescisión, la cual ha ido ampliando cada temporada desde que fichó por el club en el verano de 2014 desde los 65 millones de aquel contrato hasta los 100 del que firmó hace un año. Aun así, tal y como está el mercado, esa cantidad es asumible por cualquier grande que quiera ficharle. El jugador ya ha mostrado su deseo de salir y ha sido la decisión del TAS la que le ha frenado. El Atlético es consciente de que le queda solo una temporada más en el club y precisamente por ello le hacen un contrato acorde a su estatus, pero no por ello le dificultarán una futura salida.

Así ha funcionado el Atleti en todos estos años de crecimiento bajo el dictamen de Simeone: una estrella que funciona se vende y se busca otra que iguale su rendimiento o, incluso, lo mejore. Dentro del club duele que jugadores como Diego Costa y Arda Turan decidieran en su día que lo mejor para sus carreras era marcharse a otros equipos, pero lo entienden y lo aceptan como la única manera de seguir creciendo. Pese a que los ingresos del club se han multiplicado en estas temporadas de éxitos, están todavía lejos del poder adquisitivo de los realmente grandes inversores del continente, como pueden ser los equipos punteros de la Premier, el Bayern y Real Madrid y Barça.

Griezmann renueva, pero su mensaje quedó ahí. Ha jugado al máximo durante tres temporadas en el Atlético y pensó que había alcanzado su cénit, que no iba a progresar más allá de optar al tercer puesto en Liga. Quiere ganar títulos, el Balón de Oro y, por qué no reconocerlo, más dinero del que jamás va a ganar si se queda en el Wanda Metropolitano los próximos años. Quiere todo eso, pero lo ha tenido que posponer. Reconocer la verdad hizo que buena parte de la afición colchonera se pusiera en su contra, que prefiriera verlo fuera del club. Habrá buena parte que le perdone rápidamente sus comentarios, sus ideas de cambiar de aires y su declaración de amor mostrada en el tuit sobre este párrafo, pero otros se han sentido traicionados. Griezmann deberá ganarse de nuevo la confiana de estos seguidores rojiblancos para los que ha quedado marcado.

No es el amor a los colores lo que le ha hecho quedarse, sino el sentido de la responsabilidad, no abandonar el barco en un momento tan duro... y la negativa de la directiva a aceptar su marcha cuando no pueden inscribir a un relevo hasta que empiece 2018. Sin embargo, que haya firmado hasta 2022 no es sinónimo de que se vaya a cumplir hasta el último día la duración de la relación contractual. Griezmann le ha dado al Atleti un año más de su fútbol. En cuanto el club vuelva a la equidad con el resto en el mercado de fichajes, seguirá el plan que tenía previsto este verano. Quizás ya no sea al United, que se va a dejar una buena cantidad en contratar a Álvaro Morata, pero habrá otros que llamen a su puerta a porrazos. Los cantos de sirena le llamarán y el Atleti no tendrá más remedio que escuchar.

Atlético de Madrid Antoine Griezmann
El redactor recomienda