ambiente hostil para el central del barcelona

Piqué tampoco se libra de los pitos en Murcia

Una vez más, la selección española juega en casa y uno de sus futbolistas, el central del Barcelona, recibió los silbidos de casi la totalidad de los aficionados que acudieron a la Nueva Condomina

En la última mitad de la temporada, los compromisos de la Selección son muy pocos. Un par de partidos en marzo y otros dos en junio. Pero cada vez que España juega un partido como local, se produce con regularidad inusitada la misma historia: a Gerard Piqué le cae una sonora pitada. No ha sido diferente esta vez en Murcia. Cuando se nombró al central del Fútbol Club Barcelona por megafonía sonaron algunos silbidos, pero todo se exageró ya una vez en el campo, con constante sonido de viento hacia el jugador, que se ha ido apagando con el paso de los minutos.

La última polémica con Piqué, que lució el brazalete de capitán cuando se retiró del campo Iniesta, se ha debido a unas declaraciones realizadas sobre la victoria del Real Madrid en la Champions League. "Cuando nosotros hagamos una rúa por ganar la Copa podremos decir que el Madrid tiene un buen ciclo", dijo el culé. Pero la tensísima relación con la afición española viene de lejos y está principalmente relacionada con el posicionamiento del jugador sobre la independencia de Cataluña. Si bien Piqué nunca se ha mostrado a favor de la salida de Cataluña de España, sí ha mostrado constantemente su apoyo al derecho a decidir y al referéndum.

Piqué no pudo evitar el empate. (Reuters)
Piqué no pudo evitar el empate. (Reuters)

Después del ruido que surgió en Albania, en el partido que España jugó en noviembre clasificatorio para el Mundial, Piqué decidió dejar la Selección después de Rusia 2018. Aquel día, Piqué se cortó las mangas (siempre las lleva largas) y la opinión pública se lanzó a degüello, insinuando que lo había hecho para cortar una supuesta bandera de España que formarían unos ribetes rojos y amarillos, los cuales, como demostró después el propio jugador, no existen.

Desde hace mucho tiempo, Piqué juega más a gusto con la Selección lejos de nuestro país. De hecho, en la pasada Eurocopa, no hubo nadie que silbara al azulgrana durante los partidos, ni siquiera la numerosa afición española desplazada. Aun así, recibió críticas desde aquí por una teórica peineta que habría hecho mientras sonaba el himno nacional en el primer partido de la Absoluta en Toulouse contra la República Checa, que ganaron los de Del Bosque precisamente con un gol de Piqué. Incluso después de eso tuvo que dar explicaciones. Es la historia de nunca acabar.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios