graves incidentes En el estadio del Karrantza

"Te voy a dar una hostia que te hago blanco": la violencia verbal sigue en los campos

Sanción ejemplarizante a un club de la Segunda Regional de Vizcaya por los insultos machistas y racistas, las amenazas y las agresiones a una jueza de línea y al equipo visitante

Foto:

En el campo de fútbol del Karrantza, un club de la Segunda Regional de Vizcaya, salieron victoriosos este pasado domingo todos los grandes males que hoy por hoy sacuden al deporte del balompié no profesional: los insultos racistas y machistas, las amenazas, el desprecio y la agresión física hacia el colectivo arbitral o el equipo visitante.

La cascada de violencia física y verbal que acompaña al fútbol español en las diferentes categorías empapó este fin de semana a Vizcaya. Los graves incidentes sucedidos, protagonizados desde la grada y dentro del terreno de juego, ganaron por goleada en un partido en el que en el ámbito deportivo el equipo local necesitaba el triunfo ante el líder, Zuazo, que no se jugaba nada, para aspirar a entrar en la fase de promoción de ascenso. El acta del árbitro Julio César Brito, de 23 años, parece más un parte de guerra que el de un partido de fútbol. Las hostilidades comenzaron pronto. Ya desde el minuto 2, con el primer gol visitante, la jueza de línea, una joven bilbaína de 20 años, tuvo que soportar que “un sector de la grada” donde se ubicaban “aficionados del Karrantza”, por portar “indumentarias del club”, le increpara al grito de “eres subnormal” o “no tienes ni puta idea de arbitrar”.

Los insultos hacia Itxaso Olea continuaron durante todo el partido y se recrudecieron en el segundo tiempo, en especial con uno de los goles del equipo visitante, que prácticamente enterraba todas las aspiraciones de los locales de poder ascender de categoría. El listado de improperios machistas y amenazas es de traca: “Qué mala eres, hija”, “mujer tenías que ser”, “normal que luego os peguen”, “al río vais a ir”, “puta subnormal”, “te reviento la botella de cristal en la cabeza”, “no saques los dientes línea que te los rompo”, “eres una hija de puta”, “ponte contra la pared que te reviento y te mato”, “por qué nos traen mujeres”, “este no es tu sitio”, “me cago en dios con la tía de los cojones”…

Los descalificativos desde la grada también tuvieron como diana a un jugador de color del Zuazo, que fue objeto de insultos racistas y xenófobos: “Te voy a dar una hostia que te quito lo negro y te hago blanco, impresentable, gilipollas”, gritaron a Moustapha Diouf, de origen senegalés. La agresividad verbal de la grada se propagó al campo de fútbol de forma física con un escupitajo de un jugador local a la espalda de la 'linier' en el minuto 90, por lo que el árbitro dio por concluido el encuentro. La violencia también llegó a la zona de vestuarios con el manotazo en la nunca a un directivo del equipo visitante por parte de una persona sin identificar, siendo necesaria la intervención de jugadores para separarlos. Pese a los graves incidentes, el colegiado no detuvo en ningún momento el partido ni tampoco requirió la presencia de la Ertzaintza para evitar más incidentes.

El club local perdió todos los partidos que jugaba. En el terreno de juego fue derrotado por 2-3 y se quedó fuera de la promoción de ascenso al quedar cuarto (era el último partido del Grupo 1 de Segunda Regional y necesitaba ser tercero). Y en los demás campos (deportividad, respeto, señorío, educación, comportamiento…), donde los goles hacen mucho más daño, sufrió un severo correctivo.

La Federación Vizcaína cierra por cuatro partidos el campo del Karrantza y castiga con 12 partidos a uno de sus jugadores por escupir a una 'linier'

Las tarjetas rojas fuera del terreno de juego no han tardado en llegar. La Federación Vizcaína de Fútbol ha querido poner un castigo ejemplarizante y ha impuesto una sanción de 12 partidos al jugador que escupió a la jueza de línea por infracción del artículo 66.b del régimen disciplinario, esto es, “insultar u ofender al árbitro, jueces de línea, directivos o autoridades deportivas, si fuera de forma reiterada y especialmente ostensible, salvo que constituya falta más grave”. Igualmente, otros dos jugadores han sido castigados con dos partidos cada uno en base a los artículos 81.b (“insultar, ofender, amenazar, provocar o empujar a otro, siempre que no constituya falta más grave”) y 81.c (“dirigirse al árbitro, jueces de línea, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes de menosprecio, siempre que la acción no constituya falta más grave”).

El club, por su parte, ha sido sancionado por la Comisión de Disciplina de la Federación Vizcaína de Fútbol con la clausura del campo por cuatro partidos y una multa de 600 euros. Se trata, en su conjunto, de la sanción más dura impuesta contra un equipo y sus jugadores que recuerda el presidente de esta entidad, Iñaki Mardones, que accedió al cargo en 2004. Esta contundencia persigue un fin ejemplarizante. “Hay que mentalizarnos de que esto no puede seguir así y que hay que respetar al árbitro y al equipo rival. O nos concienciamos de esto o mal vamos”, defiende.

El club expulsa al jugador, aunque, ante los insultos a la 'linier' desde la grada, matiza que esta “provocó haciendo gestos” a los aficionados locales

El Karrantza también ha movido ficha. No solo asume las sanciones recibidas sino que ha decidido expulsar del equipo a Ieltxu Hernaiz González, el jugador que escupió a la 'linier'. Su presidente, Luis Aja, ha lamentado los hechos, si bien en declaraciones a la cadena SER ha querido matizar que la jueza de línea “provocó” a la grada “haciendo gestos”. No es la primera vez que este club es castigado con el cierre del campo, ya que también tiene pendiente de cumplir la sanción de otro partido sin jugar en su estadio por el cabezazo que propinó un espectador a un jugador del Neguri en el anterior partido en casa, jugado el 23 de abril, según informa 'El Correo'.

Más contundente que el club en el rechazo a los incidentes ha sido el ayuntamiento de la localidad vizcaína de Karrantza, que ha expresado su “rotunda” condena a través de un comunicado en el que muestra su “solidaridad” con los árbitros y los jugadores y directivos del equipo visitante. “No podemos permitir que este tipo de actitudes sigan produciéndose en los campos de fútbol ni en ningún otro ámbito, y que la vergonzosa actitud de unas pocas personas manche el nombre ni del CD Karrantza ni del municipio y sus habitantes en general”, señala la nota.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios