monchi abandona el sevilla

La revolución Monchi generó 130 millones y un equipo joven hambriento de títulos

Monchi, junto con el resto de estamentos del club, puso al Sevilla en el mapa del fútbol europeo. Esta temporada abandona la disciplina hispalense en busca de nuevos retos.

Foto: Monchi en su despedida del Sánchez-Pizjuán
Monchi en su despedida del Sánchez-Pizjuán

A Ramón Rodríguez VerdejoMonchi’ le descubrieron unos ojeadores cuando militaba en el club gaditano San Fernando. Se desenvolvía bien bajo los palos, así que le ofrecieron un hueco en el Sevilla del \'87. Le ficharon para atrapar balones, pero apenas tuvo oportunidad. Trece años después colgó los guantes, tras una carrera deportiva sin demasiado ruido ligada a las largas esperas en el banquillo del Sánchez-Pizjuán, para configurar el mejor Sevilla de la historia.

Los ojeadores que le ficharon desconocían que el verdadero valor de Monchi era analizar, observar y fichar jugadores. O quizá eso lo aprendió por el camino. El Sevilla actual no se puede explicar sin la gestión de Monchi. Más de 100 millones de caja en plusvalías por compra y venta de jugadores en caja, cerca de 500 operaciones de traspasos bajos su órdenes y, lo más complicado, las estanterías del Sevilla repletas de títulos.

Cinco Europa League, dos Copas del Rey, una Supercopa de España y una Supercopa de Europa. Bajo la tutela de Monchi en la dirección deportiva, el Sevilla no realizó estos logros con una inversión a fondo perdido en jugadores. Según datos de Transfermarkt, en la úlltima década de Monchi en el Sevilla, el director deportivo deja una plusvalía estimada en cerca de 129 millones de euros en términos de compra y venta de jugadores.

Del puñado de clubes de Europa que se han caracterizado por potenciar y aprovechar al máximo su dirección deportiva y equipo de ojeadores, sólo el Oporto supera al Sevilla a la hora de hacer caja con sus activos. Sin embargo, el club portugués no ha sabido rentabilizar ese flujo de liquidez extra que ha obtenido durante los últimos años y transformarlo en tantos títulos como el club hispalense.

Antonio Cordón, lo más parecido a un Monchi

Tampoco supo obtener réditos deportivos el otro club español que ha seguido una trayectoria similar al Sevilla en los últimos tiempos como es el Villarreal. Bajo la dirección de su homólogo, Antonio Cordón, director deportivo del Villarreal hasta fichar esta temporada por el Mónaco, el club castellonense ha acertado con un buen número de fichajes. El \'modus operandi\' de Cordón ha tenido su recompensa en la llamada del club monegasco, después de que el Villarreal cayese en repetidas ocasiones en la semifinales de la Europa League.

Algo parecido, aunque de mayor trascendencia, ha ocurrido con Monchi. La trayectoria del Sevilla en el siglo XXI no puede explicarse sin su todavía director deportivo. Además de engrosar la caja del club hispalense, situó al Sevilla entre los grandes de Europa, hecho que no ha pasado desapercibido entre los grandes de Europa como la Roma. Así lo demuestra la clasificación Elo del fútbol. Basada en la puntuación del ajedrez, ésta muestra la fuerza relativa de un equipo con respecto a sus rivales. En el caso del Sevilla, la evolución ha sido imparable situándose entre los quince equipos más poderosos de Europa tras superar la barrera de los 1750 puntos durante más de una década. Una puntuación que otorga derecho a soñar con títulos.

A Monchi no sólo le recuerda la afición sevillista, también buena parte de los jugadores que han pasado por el club. El Sevilla les puso en el mapa, revalorizó y les ofreció una plataforma para dar el salto a otros clubes. Se fijó en Ivan Rakitic cuando militaba en el Schalke 04. Fichó por 9 millones de euros por el Sevilla y salió tres temporadas después en dirección a Barcelona por 20 millones. A Dani Alves, le descubrió en el Bahía, un modesto club brasileño. Tras una serie de cesiones obtuvo su propiedad por apenas un millón de euros. Cinco temporadas después, Alvés fichaba tambien por los blaugrana por más de 30 millones. La lista es amplia: Sergio Ramos, Christian Poulsen, Frédéric Kanouté, uno de los pocos que acabó su carrera deportiva de primer nivel en el Sevilla, Gzregozr Krychowiak...

Durante la etapa de Monchi, el Sevilla creció gracias a una estrategia clara, fichar barato y joven, y vender, una vez el jugador se revalorizaba. La edad media de los fichajes de Monchi no alcanza los 25 años, mientras que las ventas superan los 26 años. Para el club hispalense, nunca fue un impedimento la progresión de sus activos. Por el contrario, les ayudó a crecer como club.

Monchi dice estar agotado tras tantos años al frente del Sevilla. Uno de sus posibles destinos donde "coger aire" es la Roma, un gigante de Europa venido a menos en los últimos años. De hacer las maletas en dirección a Roma, su estrategia será clave si quiere situar de nuevo al conjunto romano entre los grandes dominadores de la liga italiana y de las competiciones europeas. Monchi se despide de Sevilla cargado con su método, y por ende con un elevado grado de acierto en la planificación deportiva. Ahora sólo le faltan \'las llaves\', la paciencia y la confianza de un grande de Europa donde descubrir su techo.

Metodología

Para la elaboración de este artículo se han utilizado los datos de Transfermarkt. Las cifras de traspasos son estimadas ya que no son públicas. Por otro lado, para elaborar la clasificación Elo de los principales clubes de Europa, un ranking inspirado en la clasificación que se realiza en el ajedrez y que puntúa a los equipos en función de su histórico de resultados y enfrentamientos directos, se ha utilizado los datos del protal Club Elo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios