El reto del Madrid es siempre la historia: ganar el Mundialito para superar al Milan
  1. Deportes
  2. Fútbol
el club américa su rival en las semifinales

El reto del Madrid es siempre la historia: ganar el Mundialito para superar al Milan

El equipo blanco busca en Japón desempatar en la cabeza del palmarés del campeón del mundo de clubes. Los de Chamartín tienen cuatro títulos, tantos como los italianos

Foto: Zidane arenga a sus jugadores en el entrenamiento previo. (EFE)
Zidane arenga a sus jugadores en el entrenamiento previo. (EFE)

El reto es siempre la historia. Ningún equipo en el mundo lo sabe como el Real Madrid. Porque el Mundial de Clubes puede sonar a torneo anticlimático, colocado en medio del calendario, fútbol que no es de verdad o trofeo menor, pero ganarlo te convierte nominalmente en el mejor equipo del planeta. Y eso, en el equipo blanco, siempre es el objetivo: ser el mejor, estar por encima de los demás. No hay club deportivo que tenga más clara la meta. En su muy larga historia todo ha sido una lucha constante por la victoria final, un camino de frustraciones, pero, sobre todo, de éxitos. Es la filosofía básica de Chamartín.

Foto: El técnico del América, Ricardo Lavolpe, da instrucciones a William. (EFE)

El domingo, aunque para ello antes debe afrontar la semifinal de este jueves contra el América (11:30 horas), el Real Madrid puede certificar lo que cualquiera de sus aficionados siente, que no hay equipo tan grande como el propio. Hay un matiz añadido en esta ocasión, pues en caso de ganar, el equipo de Zidane lograría ser, por quinta vez, el campeón del mundo, ¿y cuantos clubes pueden reclamar ese privilegio? Ninguno. Ahora mismo, los blancos se encuentran empatados con cuatro entorchados con el Milan, otro de los monstruos del fútbol mundial. La quinta significaría que el Madrid ha sido tantas veces campeón del mundo como el Barcelona, el rival de siempre, de Europa. Y eso que en los cuatro primeros títulos europeos de los blancos, este torneo no existía.

Ganar este título es decir lo mismo que extender en dos partidos la racha que Zidane pasea triunfante por esta temporada. Son 35 encuentros consecutivos en que el rival del Real Madrid no sido capaz de derrotar a los blancos. Meses y meses en los que quizá no siempre hubo excelencia, pero los resultados no dejaron de ser positivos. Dicho así, y con un repaso somero de los rivales posibles, podría parecer sencillo. Ni el América ni el Kashima Antlers parecen estar a la altura de los blancos.

"Puedes ganar 35 partidos, pero perder el 36 va a ser siempre jodido", avisa Zidane a los suyos.. Entiende el francés, además, que la frustración de perder en estos dos partidos sería mayor que si se diese en algún otro día de rutina, pues al fin y al cabo estos encuentros tienen un valor de campeonato. "Sabemos de la importancia de la competición y la queremos ganar", explica Zidane, asumiendo que el Real Madrid no juega por participar sino para ganar, que lo de acudir por el simple hecho de estar no va acorde con los patrones requeridos en el club.

placeholder Ramos y Zidane conversan en el entrenamiento. (EFE)
Ramos y Zidane conversan en el entrenamiento. (EFE)

Sin Sergio Ramos

Zidane hablaba del campeonato cuando aún no sabía que el Atlético Nacional, probablemente el equipo con más cartel, no jugaría la final. Decía que iba "a meter el mejor equipo posible", como si en el aire estuviese la opción de reservar algún 'crack' de cara a la hipotética final. Ahora las dudas son aún menores, pues el campeón japonés tampoco suena como el equipo más temible, puede incluso estar por debajo en dificultad del América, que al fin y al cabo es el mejor equipo de su continente. Los japoneses, en caso de culminar la sorpresa mayúscula con una victoria el domingo, pasarían a ser el segundo equipo que nunca ha ganado la Champions de su región y sin embargo puede vanagloriarse de ser campeón del mundo. ¿El otro? El Atlético de Madrid, que acudió a la cita por la renuncia del Bayern de Múnich en 1974.

Foto: Cristiano Ronaldo posa con el Balón de Oro 2016 (FOTO: www.realmadrid.com)

Lo que sí se sabe es que el hombre milagro no estará contra los mexicanos. Sergio Ramos arrastra molestias, así que el Real Madrid tendrá menos opciones de ganar el partido si se llega empatado a los últimos minutos. El central, en todo caso, apunta a estar en la final, pues lo que tiene es una simple sobrecarga, más precaución que otra cosa. El camero ya sabe lo que es ser campeón del mundo de clubes, lo fue hace un par de temporadas con goles suyos en las semifinales y la final. Muy en su línea de prodigios. "No es nada, pero se ha resentido del viaje y está un poco cansado. Ya veremos para el domingo", explicó el técnico francés. "El futbolista que le va a sustituir también va a llegar con ganas de jugar y de demostrar", asumía resignado el jugador del América Rubens Sambueza.

La previa de la semifinal se mueve en las coordenadas lógicas en el duelo, en que hay un equipo que suena mucho más grande que otro. Esto es, el Real Madrid asegura, en boca de su entrenador, que "no es favorito", aunque todo el mundo crea que sí lo es. Por otro lado, el rival, con su entrenador Ricardo La Volpe a la cabeza, habla de la necesidad de competir y de hacer daño a los blancos. "Queremos quitarles protagonismo", decía el técnico argentino. "Tenemos que redoblar los esfuerzos para jugarles dos contra uno en toda la cancha. El equipo va a estar más suelto. Sabe que todos lo dan como perdedor", abunda el técnico de Las Águilas.

La Volpe, como Zidane, utilizó otra de esas frases hechas del fútbol para tratar de demostrar que la eliminatoria está abierta: "Las camisetas no ganan partidos". Es cierto, pero solo en parte. El escudo no marcará goles ni hará cabriolas, pero tampoco él podría negar que jugar contra el Real Madrid es hacerlo contra la más alta aristocracia del fútbol mundial. Y eso pesa.

Alineaciones probables

Club América: Muñoz; Goltz, Valdez, Aguilar, Álvarez, Samudio; Sambueza, Ibarra, Peralta, Romero y Quintero.

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos o Isco; Lucas Vázquez, Cristiano Ronaldo y Benzema.

Árbitro: Enrique Cáceres (PAR).

Estadio: Estadio Internacional de Yokohama.

Hora: 11:30 (19:30 hora local).  

Zinédine Zidane Sergio Ramos
El redactor recomienda