gol fantasma de milner que no entró... y se vio

La Premier vuelve a dejar en evidencia la negligencia (o el negocio) de LaLiga

"La salsa del fútbol tiene que ver con los errores", opina Roures, cuya empresa, Media Coach, está contratada por LaLiga, pero no cubre los goles fantasma y no está homologada

Foto: El no gol de Milner (Twitter)
El no gol de Milner (Twitter)

La muñeca del árbitro no vibró y por eso supo, en apenas unos segundos, que aquel balón no había rebasado la línea de gol. Si se revisa el vídeo, las dudas son evidentes. A simple vista parece que el córner directo de Milner había conseguido el objetivo de cualquier futbolista, que no es otro que ponerle un dígito más a su equipo en el marcador. Pero no, no hubo ninguna duda y, por tanto, polémica alguna. La Premier tiene instalados los equipamentos necesarios para que no las haya en una acciones tan decisivas en el fútbol como son los llamados goles fantasma. El Bournemouth evitó así el 1-4 que parecía definitivo, se vinieron arriba y terminaron ganando 4-3 al Liverpool.

Sin embargo, esto en LaLiga esto no hubiese sido posible. En España el árbitro tendría que haberse fiado únicamente de sus ojos o de los de sus asistentes, y si estos hubiesen determinado que era gol, se habrían equivocado y cometido una injusticia. Una, además, difícilmente evitable, porque en una circunstancia como la del gol de Milner es prácticamente indistinguible para el ser humano.  

La Liga, que presume de ser la mejor del mundo en palabras de su presidente, Javier Tebas, no ha considerado necesario poner remedio a esta cuestión tan relevante en el posible desenlace de un partido. Dicen que ellos ya tienen un sistema, pero que la FIFA no se lo homologa y que los métodos que el organismo internacional propone son demasiado caros, de unos cuatro millones de euros. No consideran que sea una inversión inteligente, mientras siguen abriendo oficinas por todo el mundo para promocionar el campeonato español, por ejemplo.. 

Más curiosa aún es la interpretación que hace de estos sucesos el propietario de los derechos televisivos de LaLiga, Jaume Roures, presidente de Mediapro. El empresario catalán considera que la justicia en estas cuestiones es algo secundario, que no importa que un gol fantasma sea o no sea gol. Es más, en una de sus habituales intervenciones radiofónicas en las que es tratado prácticamente como el dueño de LaLiga, llegó a decir que estas cuestiones son positivas para fútbol porque, de no existir ¿de qué hablaríamos en los medios y, por extensión, en los bares?

Milner lamenta la derrota del Liverpool.
Milner lamenta la derrota del Liverpool.

La culpa, de los árbitros...

"La salsa del fútbol tiene que ver con los errores que se cometen y que cometen los árbitros", aseguró Roures. "La diferencia es que en general nosotros tenemos unos árbitros bastante flojos. Cuando un jugador falla mucho, lo sientan, pero a un árbitro que falla mucho no lo sientan", se permitió el lujo de añadir el magnate de la televisión en España, quien de este modo demostró no tener en cuenta que acertar sin ayuda tecnológica en una decisión como la del gol fantasma de Vela al Barça -el cual seguimos sin saber si fue o no- o el de Milner -que quedó claro que no- poco tiene que ver con la calidad del árbitro y mucho con la suerte. 

Entre las paradojas del caso español, que no son pocas, está también la máquina que desde LaLiga aseguran que es capaz de distinguir un gol válido de otro que no lo es: Media Coach. El problema es que el dueño de esa patente, que, casualmente, no es otro que el propio Jaume Roures, es el primero en desconfiar de la efectividad del invento para esta cuestión concreta. Él mismo argumenta que ese problema, junto con la sempiterna refriega entre LaLiga y la Federación, es lo que ha estado quitando al fútbol español la opción de saber si los goles realmente lo son. 

De este modo, España seguirá esperando a que la FIFA imponga el vídeo para esclarecer los goles fantasma y obligue a Javier Tebas a contratar los servicios de una empresa que de verdad tenga los medios para hacerlo, aunque sea en contra de los intereses de su socio Jaume Roures, quien asegura que el deporte no requiere tanto de la justicia como de la polémica, precisamente porque lo único que le mueve es el negocio. 

Fellaini, junto a Mourinho, durante
Fellaini, junto a Mourinho, durante

Nuevo tropiezo de Mourinho

Al Liverpool la sorprendente derrota en su visita al Bournemouth le corta un poco las alas. Los 'reds' han demostrado sobradamente ser un equipo competitivo contra los mejores. Sus partidos más recordados de la temporada siempre llegaron contra grandes rivales, pero aún tienen, como le ocurrió en el pasado a otros equipos de Klopp, problemas de regularidad. No sacar nada del Vitality Stadium les deja con 30 puntos, a cuatro del Chelsea de Conte, en la tercera posición. 

No le va tan bien al Manchester United, que volvió a tropezar y se encuentra fuera de los puestos europeos. Su visita era complicada, pues viajaron a Liverpool para enfrentarse al Everton, pero la decepción es mayor porque en los últimos minutos del encuentro tenían el partido controlado. El gol de Ibrahimovic llegaba como único en el marcador hasta que un penalti convertido por Leighton Baines en el minuto 89 rompió esa tendencia y arrebató dos puntos más a los de Mourinho, que no levantan cabeza. 

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios