Éramos pocos... y marcó el abuelo: Aduriz rivaliza de verdad con Costa y Morata
  1. Deportes
  2. Fútbol
el donostiarra aprovechó para marcar

Éramos pocos... y marcó el abuelo: Aduriz rivaliza de verdad con Costa y Morata

El madridista fue titular tras la baja del hispano-brasileño y a pesar de que hizo un buen partido, se fue sin marcar y su sustituto, Aduriz, entró y marcó para demostrar que está en la pelea

placeholder Foto: Aduriz marcó el cuarto gol de España (Guillermo L./Cordon Press).
Aduriz marcó el cuarto gol de España (Guillermo L./Cordon Press).

Lopetegui siempre ha sido un tío discreto, ya lo era cuando jugaba. No llamaba la atención especialmente, salvo por sus paradas cuando le dejaban ponerse entre los palos, que para su desgracia no fue con la constancia que habría deseado. Una vez convertido en entrenador, trasladó su moderación a su relación con la prensa, a la que trata con enorme respeto, pero ante la que rara vez se abre de verdad. Por tanto, resulta natural que ahora como seleccionador, con mucha diferencia la mayor responsabilidad que ha adquirido en su vida, su mesura sea todavía más evidenciada. Siempre deja la puerta abierta a las preocupaciones que puedan existir, como la hipotética vuelta de Casillas al equipo nacional, los jugadores que se quedan fuera de la lista, o los que están en la misma disputando un puesto en el once.

Foto: Diego Costa entrenó con normalidad en Las Rozas (Sergio Barrenechea/EFE).

En el caso de los delanteros, Julen ha hablado en el campo, que es el lugar donde más alto y más claro se pronuncian las ideas, aunque no se emita ningún sonido. De los cuatro partidos en los que han coincidido Álvaro Morata y Diego Costa en plenitud física, el técnico ha escogido en tres de ellos al ariete del Chelsea, que ha correspondido su confianza con tres goles. En el otro, jugó Morata, pero unas molestias le mandaron al banquillo y Costa pudo jugar casi setenta minutos en Bruselas contra Bélgica.

Ahora, en noviembre, Lopetegui añadió una nueva alternativa al frente de ataque con Aritz Aduriz, al contrario que lo que había decidido en octubre, sesión aquella en la que solo contó con Costa y Morata. Si el seleccionador esperó hasta el último momento para contar con el ex del Atlético fue porque su idea era que fuera de la partida contra Macedonia, como lo había sido con anterioridad. Es su '9' de confianza, el que le ha dado el peso del ataque que no acertó a ofrecerle Vicente del Bosque, que acabó por preferir a Morata para que asumiera esa carga durante la Eurocopa, con un resultado bastante óptimo, al marcar tres goles en los cuatro partidos que jugó.

Foto: Silva crea y Vitolo y Aduriz marcan (Miguel Ángel Molina/EFE).

Sin Costa, el partido ante los macedonios era una oportunidad estupenda para Morata. Lopetegui cuenta con él y le da su apoyo siempre que tiene ocasión, pero hasta el momento lo había utilizado como segunda opción, y su titularidad contra Macedonia fue, finalmente, un segundo plato. Como decimos, de haberse recuperado Costa del hematoma que sufría, habría jugado de inicio en Granada. Por ello, el madridista podía agarrarse con goles al puesto y obligar a Lopetegui a plantearse de nuevo su estrategia en el manejo de la opción para la delantera.

Indiscutiblemente, el partido de Morata fue más que aceptable. Desde su debut hace ahora dos años, Morata cayó de pie en la selección, como el delantero que le faltaba a España después de las ausencias (que no retiradas, ojo con la diferencia) de Villa y Torres. Se asociaba con los centrocampistas creativos españoles con naturalidad y explotaba los espacios generados por la circulación del balón, lo cual es una de sus mayores virtudes como atacante. Le faltaba gol, eso es cierto, porque en sus primeras ocho participaciones apenas marcó uno ante Ucrania, pero su conexión con el equipo era muy buena, mejor que la de Diego Costa con una diferencia bien notable. Y este vínculo con sus compañeros se volvió a apreciar en Los Cármenes, pero esta vez Morata no tuvo la fortuna de encontrar el gol, que al final es la vara sobre la que medir a los delanteros. Probó en repetidas ocasiones al portero contrario sin acierto, se enfurruñó porque cayó varias veces en el área sin que el árbitro apreciara nada punible y se marchó con un golpe que lo dejó tocado y cabreado. Hizo todo lo que tenía que hacer, menos lo más importante, en resumen.

En medio de esta preciosa lucha ha surgido un tercer contendiente presto a acudir con sus mejores armas al campo de batalla. En su momento, cuando Del Bosque llamó a Aduriz a la Eurocopa se le veía como una alternativa esporádica, únicamente para cubrir la baja de Diego Costa, y que el donostiarra no tendría hueco una vez volviese el hispano-brasileño a la selección. Pero es que este señor de 35 añosse está haciendo cada vez mejor. Conforme cumple años va aumentando sus registros, convirtiéndose en un delantero superior, en justo lo que no tiene ahora mismo la Absoluta: un rematador nato. Los cinco goles que le endosó al Genk en la última jornada de Europa League obligaron a Lopetegui a incluirlo en la convocatoria.

Foto: Aduriz es, a su edad, uno de los nuevos (Maurizio Borsari/AFLO).

Si él comprendía en un primer momento que Del Bosque no le convocase, también entendía que Lopetegui dejase de hacerlo. "Yo entendía perfectamente el plan que tenían trazado. Esto es una Selección a la que vienen jugadores de vez en cuando, pero en la que intentan crear un grupo que se conozca y que sea lo más parecido posible a un equipo. Se necesita una planificación para enfocar una fase final como ésta. Y si hablamos de una fase de clasificación, que dura dos años, es difícil hacer un proyecto con un jugador que tenga mi edad", dijo con sinceridad en una entrevista con El Confidencial durante la Eurocopa.

Ha tenido poco tiempo para demostrar si tiene el nivel de España, pero cuando ha jugado, ha rendido. Su gol a Macedonia es otra muestra más de lo que es: un goleador nacido para hacer lo que hace. De hecho, sus dos tantos como internacional han llegado saliendo desde el banquillo. Pero en el Athletic marca goles siempre, da igual el momento y por eso su candidatura a ser el '9' titular de la selección está muy viva. ¿Por qué el viejo no iba a competir con los jóvenes? Y aún falta Iago Aspas por debutar.

PS: Todo esto sin contar con Paco Alcácer, que si no juega en el Barça, lo va a tener muy complicado para volver a la selección.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Mundial Rusia 2018 Aritz Aduriz Selección Española de Fútbol Julen Lopetegui Álvaro Morata Vicente del Bosque Diego Costa
El redactor recomienda