resultado de las querellas de miguel galán

El horizonte judicial de Villar se complica: le piden que aporte más pruebas

El magistrado pide en el caso Recreativo que se aporten los descensos por causas económicas de los últimos cinco años. En la prevaricación declararán el Valencia y el Alcorcón

Foto: Ángel María Villar (Reuters)
Ángel María Villar (Reuters)

Ángel María Villar creía haber superado todos los problemas con las decisiones del Tribunal Administrativo del Deporte que dieron el visto bueno a las subvenciones al Marino de Tenerife y al Recreativo de Huelva y no encontraron que sus sucesivos retrasos en las elecciones se puedan considerar prevaricación. Eso creía, pero la justicia no acaba en los tribunales deportivos, por más aversión que la justicia ordinaria genere en algunos dirigentes del fútbol mundial.

Podría haberse quedado ahí la historia, pero Miguel Galán, candidato a la presidencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), decidió que la cosa no se dirimiese únicamente en un tribunal deportivo de reputación no siempre perfecta. Así que decidió llevar ambos casos a la justicia ordinaria en busca de una resolución final que podría llevar a la inhabilitación de Villar. 

El candidato, asistido jurídicamente por los abogados Ismael Franco y Carlos González Vega, llevó a los tribunales primero el caso de la prevaricación administrativa. Por ese supuesto ya han declarado Villar, Javier Tebas, Miguel Cardenal y el propio Galán. Estos tres últimos defendieron que en este año el vizcaino ha ido pasando reglamentos electorales a sabiendas de que no eran válidos, pues no se adaptan a la ley general y su único propósito era jugar con los tiempos.

El juez escuchó a Villar decir que su asesor jurídico, Kepa Larumbe, le había advertido de que era probable que el Consejo Superior de Deportes no aceptase su normativa electoral. A pesar de eso, fue adelante. Ahora el juez ha decidido aceptar todas las peticiones de la acusación de Galán. Llamará a declarar a representantes del Valencia y del Alcorcón, que son los miembros del fútbol profesional que acuden a la Comisión Delegada y fueron los únicos que votaron en contra del reglamento para que expliquen sus motivos. Además, ha pedido las actas y grabaciones de las votaciones de esa reunión para poder saber cuál fue la conversación que llevó a aceptar esos reglamentos. Los abogados de Villar habían pedido que se desestimase la petición de más pruebas, pero su súplica no ha sido atendida. 

El Caso Recreativo

Problemas para Villar, pero no solo en ese frente. El otro juicio, que está en una fase aún más temprana, ha encontrado a un juez que no parece conformarse con el trámite puro y duro. En las primeras vistas ha decidido que no quiere saber únicamente de los dos equipos señalados, sino de todos los casos que se hayan dado en los últimos cinco años de descenso administrativo por impago en Primera, Segunda y Segunda B. Hay que recordar que las subvenciones de Villar evitaron que el Marino y el Recreativo descendiesen, y con estas pesquisas se puede demostrar que hubo trato de favor, pues otros clubes en situación similar no tuvieron auxilio de la RFEF. También le han exigido que desmenuce las ayudas que han dado todos estos años, y no solo las de los dos clubes estudiados.Eso es un serio revés judicial para Villar, que no esperaba que este juicio pudiese darle problemas.

La búsqueda del fondo de la cuestión es algo que tienen en común tanto Miguel Galán como, por lo visto con sus decisiones, el juez del caso, que ha pedido documentos de los años que no están prescritos en lo que supone no solo un juicio a los dos casos concretos de los que se venía hablando sino casi a toda la gestión de estos últimos años.

Estos dos juicios son, por muchos motivos, uno de los caminos más cortos para desalojar a Villar de su silla, en la que lleva desde 1988. Si es inhabilitado, y aunque hasta eso ha intentado negar, tendrá que irse. El otro camino es por medio de unas elecciones que, en este momento, no tienen fecha clara. A ellas concurrirán, además del propio Villar, Galán y Jorge Pérez, exsecretario general y mano derecha del presidente que esta semana ha sido despedido.

Galán puede estar satisfecho con cómo están marchando los asuntos judiciales, aunque ambos están aún lejos de resolverse y tienen un futuro incierto. Además, el presidente de Cenafe tiene otro objetivo esta semana, que no es otro que convertirse en presidente de la Federación Madrileña de Fútbol el próximo día 9. Vicente Temprado, hasta ahora en el cargo, dejará de serlo, pues no se presenta a la reelección. Su rival será el oficialista Paco Díaz. Estas elecciones, cualquiera sea su resolución, no impiden a Galán optar igualmente a la presidencia de la española. 

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios