el propio cholo pidió acabar en 2018 y no en 2020

Simeone y su extraña renovación por dos años menos para irse del Atleti en 2018

Desde el club ni lo confirman ni lo desmienten, pero resulta bastante curioso que haya sido Cholo quien haya pedido firmar un nuevo contrato hasta 2018 en lugar de hasta 2020

Foto: Simeone, junto a Cerezo y Caminero, en el acto de su renovación como técnico del Atlético hasta 2020. (EFE)
Simeone, junto a Cerezo y Caminero, en el acto de su renovación como técnico del Atlético hasta 2020. (EFE)

Tal y como informábamos el pasado miércoles y a pesar de lo mucho que les cueste creérselo o aceptarlo a los atléticos, Simeone tiene nueva fecha de caducidad en el banquillo del Calderón, que la temporada que viene será ya el de La Peineta, y ésta ya no es de cuatro años, sino de dos. Sabido es que la profesión de entrenador de fútbol es de las más inestables que se conocen y que precisamente ha sido el Cholo quien ha logrado la estabilidad en el Atlético de Madrid, de ahí precisamente que haya querido ser él quien maneje los tiempos, tal y como hizo después de la final de Milán, cuando su misterioso "tengo que pensar" provocó todo tipo de especulaciones sobre su futuro e intranquilizó a los aficionados rojiblancos, aunque aún más a los dirigentes del club.   

En una operación nunca vista en el mundo del fútbol, Simeone ha renovado recientemente su contrato, aunque contrariamente a lo podía pensarse y así creyeron algunos que oyeron campanas, no para ampliarlo, sino para reducirlo en dos años, aunque, eso sí, con el correspondiente incremento en su ficha. ¿Por qué? Esta es una pregunta para la que sólo el Cholo tiene respuesta. De momento, el argentino no parece dispuesto a responderla, aunque también es verdad que nadie se la ha hecho o ha podido hacérsela, que esa es otra. Desde el Atlético ni confirman ni desmienten nada, lo cual sería comprensible siempre y cuando la citada renovación no estuviera firmada... 

Simeone, durante la preentación de su libro 'Creer. El desafío de superarse siempre'. (EFE)
Simeone, durante la preentación de su libro 'Creer. El desafío de superarse siempre'. (EFE)

Cabe recordar que el  24 de marzo de 2015, Simeone renovó su contrato con el Atlético de Madrid hasta 2020. Lo alargó por tres temporadas más, pues el anterior finalizaba en 2017. Además, el técnico argentino vio doblados sus honorarios -hasta cobrar alrededor de 6 millones netos anuales- y se fijó una cláusula de rescisión que permitiera rescindir el contrato de manera bilateral. Para anunciar y celebrar el acuerdo, el club organizó un acto de presetanción en el palco VIP del Calderón que contó con la presencia del presidente, Enrique Cerezo, y del director deportivo, José Luis Pérez Caminero, y para la cual incluso se creó el hashtag #Simeone2020. 

Sin embargo, este contrato ha quedado en papel mojado y será en junio de 2018, salvo que entre medias se precipiten los acontecimientos en un sentido u otro, cuando el entrenador del Atleti se despedirá del equipo al que ha llevado a cotas inimaginables, por más que perdiera las dos finales de la Champions, ambas contra el Real Madrid. "Ahora mismo he elegido dónde quiero estar, y en la vida es muy difícil poder hacerlo", confesó el Cholo en aquella presentación del #Simeone2020.

Aquella firma de Simeone en un contrato impensable de imaginar en otros tiempos por un entrenador del Atlético también se vio como una renovación de los sentimientos del club. “Diego ha sabido transmitir esos valores que tenía marcados a fuego de su época de jugador: pasión, esfuerzo, nobleza, coraje y corazón”, aseguró Cerezo. ¿Ha cambiado ahora algo de eso? Seguro que no, pero es evidente que el desgaste está haciendo mella en las relaciones entre el técnico y los diferentes estamentos. 

La identificación de la grada y de los colchoneros en general con Simeone roza el fundamentalismo. Sin embargo, hay atléticos que piensan que la temporada se va a poner cuesta arriba porque el Cholo se ha quedado sin discurso. "Se lo dejó en la sala de prensa del Estadio de San Siro y no ha vuelto a por él", escribe en su blog Juan Pablo Colmenarejo, que añade: "El Aleti de 2011 a 2016 es Simeone. Y va durar lo que él quiera. Se ha quedado aunque quería irse. Ahora tiene que aguantar. No vale la pena acabar con un borrón una hoja de servicios al alcance de casi nadie". 

"Hay que hablar de presente, pero estoy convencido de que el año que viene el Cholo volverá a ser nuestro entrenador", respondió este jueves Juanfran cuando le preguntaron por el futuro de Simeone. "Todo en la vida tiene un final, pero a día de hoy no veo un Atlético de Madrid sin Simeone", añadió el lateral. "Es el mejor entrenador del mundo y el mejor entrenador que puede tener el Atlético. Espero que siga con las mismas ganas y nosotros vamos a hacer todo para que así sea". El discurso de Juanfran es el mismo que el de la gran mayoría de los colchoneros, aunque el extraño movimiento de su ídolo deja algunas dudas que sólo el propio Cholo podrá despejar.  

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios