segunda parte de la charla con frederic porta

El ideólogo, la figura que nunca tuvo el Madrid para crear un equipo con su ADN

“El Madrid tiene en su historia unos rasgos de personalidad y carácter muy definidos. ¿Dónde está el ideólogo que haga cuajar toda esta remesa?", se pregunta el escritor Frederic Porta

Foto: Zidane fue el último giro de Florentino (Reuters/Juan Medina).
Zidane fue el último giro de Florentino (Reuters/Juan Medina).

"¿Por dónde seguimos?". Esta pregunta es la que, según dice Frederic Porta a El Confidencial, nunca se ha preguntado a sí mismo el club blanco. “El Madrid tiene en su historia unos rasgos de personalidad y carácter muy definidos. Tienes a Di Stéfano, tienes la lucha de Pirri, la imaginación de Amancio, la contundencia y el compromiso de haber mamado la casa de la Quinta del Buitre, etcétera. ¿Dónde está el ideólogo que haga cuajar toda esta remesa? Esa es la desgracia el madridismo”, dice el escritor y periodista de Tarragona, que acaba de publicar ‘Barça Inédito’ junto a Manuel Tomás, en la segunda parte de la extensa charla sobre los dos grandes del fútbol español.

[Lea aquí la primera parte de la charla con Frederic Porta sobre el Barça]

Al final, pese a que el motivo de la conversación con Porta comienza siendo sobre el devenir del Barça en las tres últimas décadas, los orígenes de su modelo y el perfeccionamiento del mismo, es irremediable caer en el análisis del club antagónico, porque lo contrario, esto es, tratar de entender cada club por separado sin el otro, sería caer en simplicidades metafísicas que debemos evitar. El Barça no se entendería hoy en día sin el Real Madrid, y viceversa. Se necesitan tanto como se rechazan mutuamente, y precisamente por ser enemigos irreconciliables su grandeza es universal.

La respuesta más cercana a aclarar la cuestión formulada inicialmente la tuvo el Madrid hace mucho tiempo, con una idea de proyecto que duró décadas y resultó del todo exitoso, pero que con el paso de los años y de las personas responsables, se perdió y no se ha vuelto a recuperar. “El Madrid tuvo a Muñoz y Molowny, y con Bernabéu sin entrometerse tanto en el fútbol”, recuerda Frederic Porta. En los quince años de Muñoz como entrenador, sólo en seis no ganó la Liga y el número de Copas de Europa lo dejó en seis durante 32 años.

[Lea aquí: El fútbol moderno: la globalización dispara las entradas hasta a 12.000 euros]

El Madrid ha cambiado mucho desde que Bernabéu falleció siendo aún presidente. Los rasgos característicos siguieron muy presentes (“el ahínco, la remontada, el ‘arreón’, todo muy de Di Stéfano y que luego heredaron los ‘ye-yes’ y la Quinta del Buitre, con sus diversidades”). Sin embargo, todo lo sembrado no un recolector que cuidase el crecimiento de los frutos. Faltó ese “ideólogo” que tan necesario considera Porta.

Florentino y sus cromos (Cordon Press).
Florentino y sus cromos (Cordon Press).

Estupendas colecciones de cromos

“Al Madrid le falta recorrido, es decir, crear un equipo de fútbol a través de su propio ADN. Mientras siga Florentino no va a ser posible, pero ese análisis no cala entre la afición, que es resultadista e inmediatista. La gran frase del fútbol español es la de «ganar, ganar, ganar, ganar y volver a ganar» de Luis Aragonés, y eso aplica a Barça y Madrid. Con Florentino, el Madrid hace estupendas colecciones de cromos, pero un equipo es otra cosa”, dice el escritor y pensador catalán.

[Lea aquí: Solo el Real Madrid que provocó la dimisión de Florentino llegó peor al Camp Nou]

Pese a la evidente dificultad del Madrid de responder a la simple ‘quo vadis?’, los éxitos se han producido bajo el mandato del Florentino Pérez. Nadie niega el mérito y la grandeza de las dos Copas de Europa ganadas mientras el presidente de ACS ha estado como máximo responsable. Sin embargo, no ha aprovechado esos momentos álgidos de dominio propio para establecer las bases de una manera de funcionar, de un proyecto a medio-largo plazo del que poder obtener dentro de un tiempo unos resultados tan buenos o incluso mejores, de prorrogar la virtud, en vez de tirar el vestido y comprar uno nuevo cada vez que se encuentra una pequeña mancha.

Al camino se llega por convicción propia

Y, ¿qué es crearse un proyecto? ¿Hay que copiar el modelo Barça para garantizarse el éxito? En absoluto, no es esa la idea. “El Madrid repite una manía que es, en lugar de fijarse en uno mismo, dice que «el ciclo del Barça se acaba». Y resulta que el Barça tuvo dos años de complacencia con Laporta, un par de años entre enfermedades y la muerte de Tito, follones institucionales que afectan al equipo. Pero cuando se tiene un proyecto cerrado, con buenos profesionales del fútbol, que los hay a patadas, hay seguridad económica, proyección mundial y seguidores, se puede acabar con los ciclos. Cuando se tiene una casa sólida, se controla todo”.

[Lea aquí: "Si el Madrid no gana nada, volverá Mourinho; Florentino está loco por él"]

Como añade Frederic Porta, “son caminos a los que debes llegar por convicción, no por fijarte en el otro”. “Lo mejor que le podría pasar al Madrid ahora mismo es que Florentino delegue absolutamente en una persona capacitada y de bien, que podría ser Jorge Valdano. Pero lo primero es darte cuenta de que necesitas eso, y no creo que el Madrid ni el madridismo sepan que lo necesitan”. Y como ejemplo de esto mismo, Porta asegura: “El Madrid siempre sacaba grandes jugadores de la cantera, y ahora a la muy buena gente de abajo se les mira como diciendo «y éste qué ha costado»”.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios