la red ardió con esta propuesta

Se pone en marcha la iniciativa para que el Camp Nou se llame Estadio Johan Cruyff

Una iniciativa para que el Camp Nou pase a llamarse a Estadio Johan Cruyff se propagó por las redes sociales en cuanto se conoció la luctuosa noticia

Foto: Imagen panorámica de una zona del Camp Nou de Barcelona (Reuters)
Imagen panorámica de una zona del Camp Nou de Barcelona (Reuters)

La nueva realidad que vivimos en este siglo permite que las campañas espontáneas se propaguen por cualquier lugar del planeta al instante. Apenas unos minutos después de conocerse la fatal noticia, una campaña se propagó por todas las redes sociales a la velocidad de la luz. Cientos de aficionados del Barcelona comenzaron a reclamar que se cambie el nombre del estadio azulgrana y el Camp Nou dé paso al Estadio Johan Cruyff.

Al ritmo que marcaba la iniciativa bautizada como #EstadiJohanCruyff, seguidores y más seguidores se sumaban a la misma. Las redes sociales sólo tenían un protagonista principal y no era otro que el legendario ex jugador y entrenador, que tiñó de luto al mundo del fútbol mundial y en especial al barcelonismo, que tenía en un pedesetal al holandés.

Algún que otro medio de comunicación y muchos seguidores abrieron el debate con encuestas para que participaran los aficionados. De manera mayoritaria, a tenor de los comentarios que se podían leer en las redes, la masa social barcelonista acogió con buen talante la iniciativa, siendo apoyada por una inmensa mayoría. Johan Cruyff, no hay que olvidarlo, desde el banquillo fue el técnico que comenzó a pintar un nuevo cambio de escenario en el fútbol español, donde el Barça manda desde hace años para desgracia del Real Madrid.

Tensas relaciones

La iniciativa popular no se sabe en qué terminará, tal vez se quede en nada, pues no conviene olvidar que las relaciones entre Johan Cruyff y la actual directiva que preside Josep María Bartomeu no eran las mejores. Vinculado afectivamente a Joan Laporta, el holandés expresó en diferentes ocasiones su distancia con la dirigencia que hoy manda en el club. Cuando Sandro Rosell accedió a la presidencia de la institución, Cruyff devolvió la insignia de oro y brillantes del club -impuesta por Joan Laporta- al entender que el nuevo equipo de gobierno ponía 'peros' a que fuera presidente de honor.

Al mismo tiempo, otras propuestas nacían del tocado corazón del aficionado culé. Propuestas como retirar la camiseta con el número 14 también aparecieron en escena horas después de fallecer el mito azulgrana. El barcelonismo tomó las redes y de ella surgieron ideas de todo tipo. Con total seguridad, y a pesar de que la dirigencia que manda ahora estaba distanciada de Cruyff, alguna puede ver la luz más pronto que tarde.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios