el presidente de la RFEF no respeta al tad

El efecto boomerang de la querella de Villar al "gilipollas y tonto de los huevos"

El presidente de la Federación Española de Fútbol hace con Miguel Cardenal, presidente del CSD, lo mismo que tanto reprochó a Javier Tebas: acudir a la justicia ordinaria

Foto: Ángel María Villar, durante una Asamblea de la RFEF. (Efe)
Ángel María Villar, durante una Asamblea de la RFEF. (Efe)

"Los minutos de silencio los autorizo yo, que soy la Federación. ¡Gilipollas, que eres un gilipollas! ¡Será tonto de los huevos!". En una de sus habituales salidas de tono, el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Ángel María Villar, se refirió con estas palabras a su homólogo -y paisano- del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal.

Testigos de aquella reunión de la Junta directiva de la RFEF confirmaron a 'El Partido de las 12' que a Villar "se le inflama la vena hasta tal punto de incurrir en el insulto" cada vez que sale el nombre de Cardenal, así como el de Javier Tebas, presidente de LaLiga. De hecho, éste ya le envió una carta en la que le mostró "mi queja por las continuas faltas de respeto que haces a mi persona en la juntas directivas que presides. Hoy me has llamado "gilipollas", (en otras juntas otros insultos), y cuando algún miembro de la junta me insulta, no haces nada para evitarlo". 

Aunque resulte extraño, Javier Tebas no forma parte de la Junta Directiva de la RFEF, formada nada menos que por 51 vocales y en la que, sin embargo, sí ocupa una de las cuatro vicepresidencias su antecesor en la LFP, José Luis Astiazaran, quien anteriormente presidió la Real Sociedad, a la que dejó al borde de la ruina con una gestión aún más nefasta de la que desarrolló al frente de la patronal del fútbol español, donde fue colocado prácticamente a dedo por, entre otros, su entonces padrino Florentino Pérez.  

Curiosamente, una de las excusas de Villar para dejar a Tebas fuera de la Junta Directiva de la RFEF fue la querella criminal que interpuso contra Germán Retuerta, presidente del Guadalajara, y que el dirigente bilbaíno pidió sin éxito que se retirara. Es decir, precisamente lo que ahora ha hecho él con Miguel Cardenal y ha amenazado a los miembros del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD). 

Javier Tebas, presidente de LaLiga. (Efe)
Javier Tebas, presidente de LaLiga. (Efe)

El Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) recibió el pasado viernes la comunicación de que Ángel María Villar había presentado una querella por prevaricación contra Miguel Cardenal, aunque el documento no llevaba el sello de ningún juzgado. Además, fuentes del CSD confirmaron este lunes a El Confidencial que sólo tienen conocimiento de la mencionada querella a través del TAD, aunque no del juzgado al que presuntamente se habría remitido el escrito, quien debería comunicárselo a las partes una vez que decidiera sobre su admisión o no.

Lo que sí es cierto es que el TAD volvió a retrasar su decisión e inició "un proceso de información reservada" para estudiar una posible apertura de expediente a Villar, así como al presidente de la Federación Española de Baloncesto (FEB), José Luis Sáez, en la tercera reunión que celebró para abordar ambos casos.

Cabe recordar que Tebas retiró la demanda que tenía la RFEF cuando llegó a la presidencia de LaLiga porque, según explicó, consideró que no era bueno que fuera el abogado de una querella que iba contra varios miembros de la federación. Sin embargo, y después de tantos años recordando que a la FIFA y a la UEFA no les gusta que los temas futbolísticos se lleven a la justicia ordinaria, ahora es el propio Villar quien no acepta que el TAD estudie una posible apertura de expediente.

Lo más sorprendente de todo es que aunque el dirigente bilbaíno ya se haya querellado por prevaricación contra su paisano Cadenal y amenace con hacer lo propio con el tribunal que preside Enrique Arnaldo, de momento ni siquiera se le ha abierto expediente, aunque en el fondo de la cuestión esté su inhabilitación, para la que desde el CSD están convencidos que sobran argumentos. Algo así, y por supuesto salvando las distancias, como lo que le ocurrió a Al Capone, quien fue absuelto de varios delitos de asesinato, pero acabó siendo condenado por fraude fiscal. 

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios