La paradoja del Barça: tranquilidad en el césped y espectáculo en la Audiencia
  1. Deportes
  2. Fútbol
NEYMAR HARÁ EL PASEÍLLO ESTE MARTES

La paradoja del Barça: tranquilidad en el césped y espectáculo en la Audiencia

Vive el Barcelona en una situación paradójica. Tras ventilarse al Atlético con un par de destellos, Bartomeu y Sandro Rosell acudirán hoy a la Audiencia Nacional. El martes será el turno de Neymar

Foto: Neymar celebra con sus compañeros uno de los goles ante el Atlético (Reuters).
Neymar celebra con sus compañeros uno de los goles ante el Atlético (Reuters).

Vive el Barcelona en una situación paradójica y no es la primera vez. La calma, el buen ambiente, los triunfos y éxitos en el terreno deportivo se enfrentan, se reflejan, como en un espejo de los de parque de atracciones que dan una imagen distorsionada, a la a menudo convulsa situación institucional. Así, tras un fin de semana en el que el equipo de Luis Enrique se ventiló al Atlético con un par de destellos y le alejó tres puntos en la tabla a falta del partido aplazado ante el Sporting, Josep María Bartomeu y el expresidente Sandro Rosell acudirán hoy a la Audiencia Nacional. Están citados para declarar como imputados dentro de la investigación por estafa y corrupción entre particulares por los contratos firmados entre el Barcelona y el Santos por el fichaje de Neymar. El jugador brasileño hará el paseíllo mañana, también imputado.

Existía, sobre todo desde el partido ante el Málaga, la sensación de que el Barça estaba espeso, algo alelado y se ha confirmado en los dos siguientes encuentros: frente al Athletic en Copa y el sábado contra el Atlético. Los azulgranas se desperezan a ratos y matan los partidos con la pegada de sus delanteros. Con un par de arreones, la fantasía de Neymar, la efectividad de Luis Suárez y la omnipresencia de Messi, que aunque parezca que no está aparece siempre que es necesario, les basta. Todos los cronistas coinciden en el análisis de que este Barcelona ha perdido brillantez y no tiene constancia, pero los números cantan y no hay que perder tampoco de vista el momento de la temporada: justo después de lograr su quinto título en el Mundial de clubes en Japón. A estas alturas, la temporada pasada el Real Madrid de Ancelotti ya se había estrellado.

Los de Luis Enrique han disputado diez partidos desde que regresaron de Yokohama con el trofeo y el balance es de nueve victorias y sólo un empate; el cosechado en el desquiciado derbi de Liga ante el Espanyol en Cornellà. Han marcado 29 goles y han encajado cinco. Un ejemplo: la sensación general es que frente al Athletic las pasaron canutas. Sin embargo, las estadísticas atestiguan tres victorias en los dos enfrentamientos de Copa y el de Liga, con once tantos a favor y sólo dos en contra. Se puede debatir sobre si el mes de enero se recordará en la historia de este equipo como un periodo de debilidad en cuanto a brillo, pero es indiscutible que en resultados es casi inmaculado. Si éste era el momento bajo, cuando vuelvan a ponerse a tono no habrá quien les tosa.

Tampoco existe la certeza de que haya un problema físico porque en los dos últimos partidos, ante el Athletic y el Atlético, remontaron un gol en contra tras dos primeras partes para olvidar, tres, si sumamos el nefasto primer tiempo en La Rosaleda como lo calificó el propio Luis Enrique. Vamos, que no hay un diagnóstico exacto de qué les pasa. Quizás sólo se trate de empacho y la autoconsciencia de que tienen tanta dinamita arriba que los goles terminan cayendo como fruta madura. Tranquilos desde luego están, en la parte más alta de la tabla sumando una victoria tras otra, en semifinales de la Copa del Rey y esperando que vuelva la Champions.

Mientras, la imagen de la entidad volverá hoy a sufrir otro golpe cuando el presidente Josep María Bartomeu y el expresidente Sandro Rosell declaren en la Audiencia. La expectación es grande. Por ejemplo, las dos emisoras de radio principales en Cataluña -'Rac1' y la pública 'Catalunya Ràdio'- han mandado a Madrid a enviados especiales para cubrirlo. La guinda del espectáculo será la presencia de Neymar mañana; es la primera vez que un jugador de la Liga es citado para declarar en la Audiencia. El barullo por el fichaje del brasileño por el Barcelona vivirá esta semana su culmen en Madrid. En el césped, mientras, todo va bien.

FC Barcelona Neymar Josep Maria Bartomeu Audiencia Nacional Sandro Rosell