Cada entrenador, de su padre y de su madre: todos los hombres de Florentino
  1. Deportes
  2. Fútbol
los once técnicos bajo su mandato

Cada entrenador, de su padre y de su madre: todos los hombres de Florentino

Han pasado ya quince años y medio desde que Florentino Pérez se puso al frente del Real Madrid. Es mucho tiempo, sólo frenado por el lapso

Foto: Zinedine Zidane
Zinedine Zidane

Han pasado ya quince años y medio desde que Florentino Pérez se puso al frente del Real Madrid. Es mucho tiempo, sólo frenado por el lapso de tres años en el que Ramón Calderón ganó dos Ligas y se hizo famoso por corrupción. El presidente de ACS ha construido una entidad que ha pasado de ser un producto internacional, profundamente admirado, al capricho del jefe, que hace con él lo que desee, pues así ha sido aceptado por los socios compromisarios. En este tiempo, es decir, en las trece temporadas que por ahora Pérez se ha sentado en el sillón de mandamás, ha habido prácticamente un entrenador al año. Once técnicos que han intentado cada uno de ellos aplicar sus ideas con mayor o menor independencia, con mayor o menor acierto, con mayor o menor sensibilidad hacia lo que significa el club al que representaban. He aquí un breve repaso a todos los hombres de Florentino.

1.- Vicente del Bosque (2000-03)

Es, de largo, el entrenador que más títulos ha ganado en el margen de tiempo que convivió con Florentino. En tres temporadas, Del Bosque no se quedó ni una sola en blanco, triunfando en la Liga en su primer año, levantando la Novena Copa de Europa al siguiente y cerrando su participación con otra Liga que no le sirvió para que le renovaran. Fue el primer gestor del Madrid de los llamados 'Galácticos', al que consiguió domar y hacer un equipo siempre competitivo y agradable de ver para el espectador. Entró con Lorenzo Sanz para sustituir a Toshack y después de ser vapuleado 1-5 por el Real Zaragoza, llevó al Madrid a ganar la Octava con una defensa de cinco. Poco a poco fue construyendo su equipo en torno a lo que le iba llegando desde la cúpula, encajando a Figo, Zidane y Ronaldo con Raúl sin mayor inconveniente.

2.- Carlos Queiroz (2003-04)

El Madrid quiso hacer ver en junio de 2004 que Vicente del Bosque era un técnico anticuado, lejos de la modernidad que requería el club que estaba intentando internacionalizarse y hacerse global. La solución para ello la encontró Florentino en el segundo entrenador del Manchester United, Carlos Queiroz. El portugués nacido en Mozambique era un entrenador muy dedicado al mundo de las selecciones y apenas había tenido contacto con clubes del máximo nivel como primer técnico. Sin embargo, de repente le llegaba la llamada del Real Madrid y, evidentemente, aceptó el reto.

Lo que se encontró al llegar fue una plantilla desmoldada, que había perdido a Hierro y Makélélé de una tacada y que sólo se había reforzado con Beckham. Durante gran fase de la temporada, fue el mejor equipo de Europa, apostando por un claro 4-4-2 en el que en muchas ocasiones, el doble pivote lo formaron Guti y Beckham. Fue la época en la que se extinguió la clase media en el Madrid: los 'Zidanes y Pavones' mandaban. Supuso el inicio de cuatro años sin un título.

3.- José Antonio Camacho (2004)

Después de despedir a un hombre de la casa, que había vivido por y para el Real Madrid como Del Bosque, Florentino volvió a apostar por otro de perfil similar, como José Antonio Camacho. Claro que la personalidad de uno y de otro no tenía prácticamente nada que ver. Del Bosque era todo calma y reflexión, mientras que el murciano era puro genio e intensidad. En realidad, es complicado analizar futbolísticamente el paso de Camacho por el Real Madrid, ya que sólo entrenó al equipo durante tres partidos oficiales. De hecho, la imagen que ilustra este párrafo es de su último partido, en Montjuïc, contra el Espanyol. Camacho no se iba a dejar manejar ni por los jugadores, ni por nadie y por ello, decidió marcharse. Su idea era implantar una idea de juego firmemente ofensiva, como había hecho en la Selección, pero no tuvo tiempo.

4.- Mariano García Remón (2004)

La posición en la que llegó Mariano García Remón al banquillo merengue es, en realidad, relativamente similar a la de ahora de Zidane. Un hombre de la casa, que fue durante un tiempo un gran jugador del primer equipo y que, con apenas experiencia como entrenador, se veía con el marrón de reemplazar a otro técnico con la temporada ya empezada. Pero a diferencia de Zidane, García Remón no cayó de pie en el equipo. No era un técnico que tuviera la confianza de la plantilla porque nunca dejó de ser aparentemente un entrenador interino. Duró dos meses, siendo el primer técnico destituido por Florentino Pérez.

5.- Vanderlei Luxemburgo (2004-05)

Después de dos madridistas de toda la vida, Florentino dio otro volantazo fichando a un entrenador que no había dirigido nunca a un equipo europeo y que se caracterizó por su inestabilidad en los clubes brasileños. Vanderlei Luxemburgo llegó al Real Madrid para salvar la temporada, y en cierta manera lo consiguió. Fue la primera vez que el Madrid finalizó su participación en la Champions League en octavos de final, el inicio de siete años atascados en esa ronda. Pero Luxemburgo acabó hacia arriba la Liga y fue premiado con otra temporada de confianza, donde realmente vimos lo que era el brasileño. Instauró su famoso 'cuadrado mágico' con seis jugadores situados en dos líneas de tres rectas del centro del campo hacia la delantera, plagando el equipo de brasileños al fichar a Robinho, Baptista y Cicinho. Esa fórmula no cuajó y dejó esa herencia a su sucesor.

6.- Juan Ramón López Caro (2005-06)

López Caro subió al primer equipo en diciembre de 2005, en pleno ocaso del Madrid de los Galácticos, un par de meses antes de la dimisión de Florentino Pérez tras perder en Mallorca. Su papel, como pueden hacerse una idea, era verdaderamente complicado. Aun así, encontró una vía centrando el juego en Zidane y Robinho y obtuvo varios resultados positivos de manera consecutiva. Sin embargo, un final de temporada desastroso, unido a la goleada del Zaragoza en Copa y la eliminación en Champions, le acabaron sentenciando. Nunca tuvo tampoco la confianza de Florentino, que también veía en él a un entrenador de paso... hasta que se marchó el propio presidente.

7.- Manuel Pellegrini (2009-10)

Florentino volvía a la presidencia para "arreglar" un desaguisado que según él había creado Ramón Calderón. A golpe de talonario fue creando una plantilla para ganar todas las competiciones, con los mejores jugadores del mundo disponibles. Pero su idea no era que los entrenase Manuel Pellegrini, sino Arsène Wenger. Ante la negativa del francés a dirigir al Madrid, se 'conformó' con el entrenador del Villarreal. Quería a un técnico de máximo nivel, pero no pudo conseguirlo. ¿Cómo tiene que sentar eso a Pellegrini? El chileno sabía a lo que se enfrentaba: de no ganar nada, se iría por donde había venido.

Pero a pesar de eso, el año de Pellegrini fue muy bueno en Liga, obteniendo el récord de puntos totales en la historia del club, el cual le fue insuficiente ante uno de los mejores Barça de siempre. Pellegrini, en realidad, pagó la eliminación ridícula con el Alcorcón en la Copa del Rey y la no menos sorprendente en Champions, también en octavos, contra el Olympique de Lyon. Era apreciado por la plantilla, pero no tenía futuro.

8.- José Mourinho (2010-13)

Al encontrarse Florentino con el mejor Barça, decidió contratar al único que, hasta esa fecha, había demostrado que podía hacerle frente: José Mourinho, a priori, la némesis futbolística de Pep Guardiola. Quiso cambiar la mentalidad de su equipo, conseguir sacar del pozo a un equipo plagado de grandes jugadores (que se reforzaría aún más con Di María, Özil y Khedira) y recuperar la vía de los títulos a toda costa. Florentino asumió las consecuencias de lo que suponía cederle todo el poder a una persona como Mourinho. Hizo del Madrid en un equipo que caía mal, de jugadores finos convertidos en combatientes cuando tenían enfrente al Barça. Pero obtuvo resultados relativamente buenos: una Copa y una Liga.

Pero, sobre todo, la recuperación del prestigio en Europa... hasta cierto punto, esto es, las semifinales, donde se estrelló tres veces. Es lo que más le valoró siempre Florentino: volver a ser importantes en la Champions, situarse en el primer puesto del ranking UEFA. Por detrás, dejó una estela de mal ambiente, un capitán marcado y mucha mala relación.

9.- Carlo Ancelotti (2013-15)

Florentino siempre tuvo a dos entrenadores en su olimpo, a los que siempre soñaba con contratar. El primero era Wenger, el cual nunca conseguirá. El segundo era Ancelotti, al que contrató, con el que ganó y al que echó. Era el técnico contrario a Mourinho: era un pacificador, un hombre que se iba a llevar bien con sus jugadores, los cuales le adoraban, quizá demasiado. También eliminó el estilo más conservador del portugués por una apuesta por el juego vistoso establecido desde el primer día. Siempre se le recordará por ser el técnico de la Décima Copa de Europa, una competición que estuvo a punto de perder después de haber destrozado a casi todos sus rivales. Ganó también la Copa al Barça en su primer año, pero se quedó de vacío en el segundo y ni la racha histórica de 22 victorias seguidas le salvó de la quema.

10.- Rafa Benítez (2015-16)

A Benítez le hacía una ilusión inconmensurable ser el entrenador del equipo de su corazón. Quizá demasiada. Porque desde el primer día aceptó todas las directrices que le vinieron desde arriba. Fue el principal blanco de todas las críticas desde que fichó, también motivadas por el entorno de los jugadores, los cuales añoraban el magnífico trato que tenían con Ancelotti, algo que no hizo en absoluto sencillo el trabajo con el nuevo entrenador. Benítez nunca pudo ser él mismo en el Madrid. Le habría gustado ser más duro con los futbolistas, pero no le dejaron. Le habría gustado establecer un once más defensivo, pero no le dejaron. Le habría gustado ganar algo con su Madrid, pero no le dejaron. Era demasiado diferente a lo que había antes. Y también, a lo que viene después.

11.- Zinédine Zidane (2016- )

Florentino Pérez Rafa Benítez Zinédine Zidane José Mourinho
El redactor recomienda