Pepe Mel queda contra las cuerdas
  1. Deportes
  2. Fútbol
la afición vuelve a pedir su cabeza

Pepe Mel queda contra las cuerdas

Los gritos de '¡Pepe vete ya!' se volvieron a extender por la grada del Villamarín, como pasó el pasado fin de semana, tras la dura derrota copera del Betis ante el Sevilla

Foto: En la imagen, Pepe Mel en el banquillo del Benito Villamarín (EFE)
En la imagen, Pepe Mel en el banquillo del Benito Villamarín (EFE)

Tras la derrota liguera del pasado domingo ante el Eibar en Sevilla (0-4), la afición el Betis gritó con fuerza el cántico '¡Pepe vete ya!'. Días después se repitió la historia. Esta vez con más fuerza porque el partido no era un más, sino un derbi ante el Sevilla. Esta vez en Copa del Rey, el equipo verdiblanco mordió el polvo en su propia casa frente al eterno rival, lo que provocó la indignación de la hinchada local. Pepe Mel queda en una complicada situación.

Mediado el segundo tiempo, cuando el Sevilla ya ganaba 0-2, comenzaron a escucharse con fuerza en el Benito Villamarín los cánticos contra el estratega del equipo verdiblanco, mientras los seguidores sevillistas, con mucha guasa, cantaban '¡Pepe quédate!'. El ambiente se fue enrareciendo poco a poco, a medida que el Sevilla amenazaba con el tercero mientras su oponente no daba una derechas. Hasta Rubén Castro falló un penalti para envenenar más al ambiente.Tras el pitido final, bronca al Betis y a su entrenador.

Tras la dura derrota sufrida ante el Eibar, Pepe Mel dijo sin tapujos que su cargo quedaba a disposición del consejo de administración. El panorama es bastante sombrío, con un equipo que no funciona -está a cinco puntos de la zona descenso en la Liga- y una plantilla bajo sospecha. Eduardo Macía (director deportivo) y el propio Mel tienen claro que hacen falta refuerzos inmediatos para reflotar la nave, reconociendo implícitamente que se falló en la confección del actual plantel. La alineación que puso en liza el técnico ante el Sevilla, sin varios indiscutibles titulares, calentó mucho a la afición verdiblanca.

"La afición es soberana y por ello puede hacer lo que quiera. Las sensaciones que yo tenga sobre este asunto son para mí", dijo el entrenador del Betis tras el partido cuando se le preguntó por los gritos en su contra de la hinchada del Betis. "La situación del equipo es mala; lo deportivo va íntimamente ligado a lo mental y la verdad es que ahora no ganamos partidos. El encuentro ante el Getafe puede cambiarlo todo y tengo fuerzas para seguir adelante", añadió.

En cuanto a la conversación que mantuvo con el presidente tras la derrota sufrida ante el Eibar, afirmó que "hay cosas que se hacen con mala intención, yo sé de lo que hablamos. Hablamos del futuro del equipo y del mercado de fichajes. El club quería conocer mi estado de ánimo y la impresión es que todo sigue igual. No, nadie del Betis me ha dicho cosas que le leído en algún medio de comunicación".

Pepe Mel Real Betis Sevilla FC
El redactor recomienda