Vela sigue queriendo irse de la Real esta temporada y así se lo ha pedido al presidente
  1. Deportes
  2. Fútbol
como en verano, la mls es su destino preferido

Vela sigue queriendo irse de la Real esta temporada y así se lo ha pedido al presidente

"Hasta enero estaré feliz en la Real", avisó el mexicano hace poco más de un mes. Pues bien, su rendimiento no es el que debiera e igual tiene que ver con el hecho de que quiere forzar su marcha

placeholder Foto: Vela, en el partido contra el Atlético de Madrid en Anoeta (Cordon Press)
Vela, en el partido contra el Atlético de Madrid en Anoeta (Cordon Press)

"Hasta enero estaré feliz en la Real. En enero no sé qué puede pasar. Siempre que se abre un mercado hay opciones de que pasen cosas". Estas declaraciones de Carlos Vela de hace apenas un mes no sólo sorprendieron por su sinceridad, sino que también molestaron por su rotundidad, pues no en vano se trata de un jugador con contrato hasta 2018, una cláusula de rescisión de 30 millones y por el que el club donostiarra pagó alrededor de 15 al Arsenal. Como suele decir el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, "los jugadores juegan donde quieren jugar", sobre todo porque, como en el caso actual de Vela, siempre les queda el recurso de no jugar donde no quieren estar...

El mexicano se dejó la puerta abierta a una salida de la Real Sociedad en el mercado de invierno y aseguró haber recibido muchas ofertas el pasado verano. "Sí, pensé en salir en verano. En cada mercado hay opciones, uno valora las cosas y yo lo hice". Así de claro fue Vela en su primera comparecencia de la temporada ante la prensa. El delantero no tuvo tampoco ningún reparo en desvelar que recibió varias ofertas de la Major League Soccer (MLS), la liga de Estados Unidos. "Había varias opciones", dijo, "y la verdad es que era interesante estar cerca de mi país. Te hace dudar de lo que quieres, pero no se dio y seguimos aquí". Desde ese momento se ha hablado mucho de Los Angeles Galaxy, el equipo por el que fichó su amigo Giovani dos Santos, aunque otro de los posibles destinos sería el Chicago Fire, quien en verano intentó convencer a Chicharito Hernández, curiosamente otro delantero mexicano.

"Es hora de dar un paso de calidad en mi carrera y por eso decidí aceptar la oferta de jugar con el Galaxy", declaró el mencionado exdelantero del Villarreal en el acto de presentación oficial del equipo californiano. El club castellonense, que pagó 6 millones por él al Mallorca, tuvo que traspasarle por una cantidad ligeramente inferior, pues la intención del delantero era marcharse y sabido es que en la MLS no se paga tanto en traspasos como en Europa.

Por más que Vela dijera que "estoy en la Real Sociedad y quiero dar el máximo aquí para ayudar a mis compañeros para que la cosa vaya bien", lo cierto es que su rendimiento desde que empezó la temporada está siendo muy bajo. Además, el hecho de que sea la estrella del equipo, está arrastrando a éste a una situación con la que nadie contaba después de haberse reforzado este verano con su compatriota Diego Reyes (cedido por el Oporto), Bruma (cedido por el Galatasaray), Jonathas (Elche) e Illarramendi (Real Madrid). 6 puntos de 24 posibles, con una sola victoria y tan solo 6 goles a favor, es el deprimente bagaje del equipo que dirige (¿y entrena?) David Moyes.

Un año más, Vela empezó la temporada a contrapié. De hecho, no jugó ningún partido de preparación. Aún así, su entrenador no dudó en sacarle de titular en Riazor, en el estreno liguero de la Real (0-0). El mexicano explicó que llegó con molestias en la rodilla operada, después de haber disputado la Copa de Oro con su selección, y no tampoco tuvo reparos en ser crítico con la imagen del equipo en las tres jornadas que se habían disputado hasta ese momento. "Bien no estamos", confesó. Cinco jornadas después, siguen sin estarlo, y él, el primero. De hecho, Vela no ha marcado aún ningún gol. Agirretxe, con 5, y Jonathas, con uno, son los únicos blanquiazules que han visto puerta, un paupérrimo bagaje para un equipo con tanto potencial ofensivo.

El mexicano cumple su quinta temporada en el equipo donostiarra. Llegó a San Sebastián en el verano de 2011 cedido por el Arsenal y en el 2014 la Real compró el 50% del pase que el club londinense aún conservaba. Vela firmó un nuevo contrato hasta 2018, con una cláusula de rescisión de 30 millones. Sin embargo, el empeño del delantero en marcharse a lo largo de esta misma temporada, ya sea en el mercado de invierno que se abre en enero o unas semanas más tarde, ya que la MLS suele comenzar en marzo, podría obligar a la Real a traspasarle por bastante menos. En verano ya se habló de una oferta de 5 millones de dólares por temporada del San José, así que por ahí podrían andar los emolumentos que el delantero azteca cobraría en la MLS:

De momento, Moyes sigue contando todos los partidos con Vela y lo más paradójico es que en ausencia de los capitanes Xabi Prieto, que ha perdido la titularidad, Mikel González y Jon Ansotegi, suplentes habituales de Diego Reyes e Iñigo Martínez, Vela luce el brazalete de un club en el que no quiere estar y prueba de ello es que ya ha pedido a su presidente, Jokin Aperribay, que le deje marchar. Junto a la continuidad de Moyes, gestionar las intenciones de fuga del mexicano son ahora mismo los dos quebraderos de cabeza para el máximo dirigente del club donostiarra. Si de verdad que los jugadores juegan donde quieren, Vela no puede seguir jugando en la Real.

Real Sociedad Carlos Vela MLS Jokin Aperribay
El redactor recomienda