Es noticia
Menú
"Soy independentista; en una liga catalana el Espanyol iría todos los años a la Champions"
  1. Deportes
  2. Fútbol
gay de liÉbana, economista y declarado perico

"Soy independentista; en una liga catalana el Espanyol iría todos los años a la Champions"

Mucho se habla de qué pasaría con el FC Barcelona con una hipotética independencia de Cataluña. Pero, ¿y con el Espanyol? El economista José María Gay de Liébana, confeso perico, da su versión

Foto:

"Yo soy el independentista más acérrimo pues así el Espanyol no sería goleado por el Real Madrid como pasó recientemente con el 0-6 de Cornellà y jugaruna liga catalana nos vendría de coña porquepodríamos ir cada año a la Champions". Quien así de irónico y bromistase expresa es el profesorJosé María Gay de Liébana, uno de los economistas más conocidos y mediáticos, además de undeclarado perico.

A dos días de las elecciones catalanas del 27-S, tanto desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) como de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) se han lanzado mensajes de lo que podría suponer para el FC Barcelona una hipotética independencia de Cataluña. "Sería como el Ajax o el Celtic y con una población de ocho millones no pasaría de cuartos",dijo el presidente del CSD,Miguel Cardenal, sobre el clubazulgrana. Pero, ¿y el Espanyol?

"Nosotros estamos integrados", asegura Gay de Liébana. "Formamos parte de la historia de la Liga y de hecho el primer gol en esta competición lo marcó el Espanyol. El nombre de nuestro clubno lo puso Franco, sino que es muy anterior y llamarloEspanyol fueen plan revancha, ya que el Barça lo fundaron suizos,ingleses... En sus inicios, en nuestro equipo sólo jugaban españoles que además fueranuniversitarios". Y añade el profesor de la Universitat de Barcelona:"El Espanyol tiene la vocación de jugar la Liga y dentro de su afición por supuesto que hay todos los colores políticos. Pero te mueves por una afición y por un sentimiento"

Una Liga empobrecida

"LaLiga sería una competiciónque cojearía porque tanto el Barça como el Espanyol son protagonistas", comenta José María Gay de Liébana."Además,sólo habría un equipo dominante, no tendría el mismo impacto económico y la industria del fútbol se vería muy afectada. La Ligaesuna competición de proximidad, de rivalidad enconada, de clubes que representan a las diferentes regiones. No habría el mismo impacto económico y no tendría la misma viabilidad. Es más, me parecería inviable", añade.

Siguiendo conel punto de vista económico, sin duda el que más domina, el profesor catalán considera que una hipotética liga catalana"se empobrecería y no tendría a los mejores jugadores del mundo, sino que sería una ligacomo la checa o la holandesa, degradada. Los futbolistas se irían, nos quedaríamos sin referencias y la producción bajaría". En este mismo sentido, explica que "necesitamos una Liga fuerte para tener valor comercial, por ejemplo como la apuesta de Qatar por el Barça, que es muy fuerte. Con una hipotética independencia, seempobreceria la Liga y también los clubes".

"Si te vas, debes hacerlo con todas las consecuencias en este y en otros aspectos", afirma con rotundidadJosé María."Barça y Espanyol tendrían que jugar una liga catalana y para poder disputarcompeticiones europeas, antes debería ser reconocidapor la UEFA. En elresto de España y también de Europa lo normal es que se cabrearían.Tiene que haber un reconocimiento de otros estados y se me hace muy difícil sólo imaginarlo. Provocaría un follón,un lío".

La Copa Catalunya como ejemplo

"El mejor ejemplo es lo que sucede con la Copa Catalunya, sí", responde Gay de Liébana cuando se le plantealo que pasa cada temporada con esta competición que los propios clubes catalanes, especialmente el Barça, convierten en clandestina. "Generalmente el Barça no se la toma muy en serio y el Espanyol un poco más, de ahí que todos los años tenga que intervenir la federación catalana. A la Copa Catalunya le dan importancia otros clubes com el Sabadell, el Nàstic, el Girona, el Llagostera... Para ellos jugar la final sí es un objetivo prioritario. Sin embargo, es una competición que está en el calendario, pero nunca se sabe cuándo se juega. No tiene ni valor comercial ni resonancia".

En cuanto a la viabilidad de las selecciones catalanas, el economista considera que "claro que sonviables, pues de hecho, en la selección española de fútbolque fue campeona del mundola columna vertebral la formaron jugadores catalanes. Sin embargo, mientras en los primeros años habría una inercia propìa del afecto, lo normal es que con el paso del tiempo muchos deportistas acabarían marchándose. Ahí está, por ejemplo, el caso de los hermanos Gasol".

Gay de Liébana también tiene claro que llegado al caso de una Cataluña independiente,"podríacrearseun dilema y los deportistas tendrían que elegir. Los movimientos políticos te obligan a ello.Por ejemplo, hace unos años la mayoría de tenistas eran catalanes, pero se sentían españoles. Si se les pone en un brete, diga lo que digan se lo van a reprobar".

[Para más información en tiempo real descárgate la aplicación oficial de'El Confidencial sobre las elecciones catalanas para dispositivos Apple y Android]

"Yo soy el independentista más acérrimo pues así el Espanyol no sería goleado por el Real Madrid como pasó recientemente con el 0-6 de Cornellà y jugaruna liga catalana nos vendría de coña porquepodríamos ir cada año a la Champions". Quien así de irónico y bromistase expresa es el profesorJosé María Gay de Liébana, uno de los economistas más conocidos y mediáticos, además de undeclarado perico.

Elecciones 27S José María Gay de Liébana Independentismo
El redactor recomienda