“Las asambleas están gestionadas por Florentino, las peñas y grupos influyentes”
  1. Deportes
  2. Fútbol
Lo asegura un socio representante del Madrid

“Las asambleas están gestionadas por Florentino, las peñas y grupos influyentes”

Como siempre ha ocurrido, Florentino Pérez tiene bien atada esta nueva convocatoria del Real Madrid, aunque uno de ellos le pone los puntos sobre las íes de estas asambleas

placeholder Foto: Imagen de una asamblea de socios del Real Madrid (EFE)
Imagen de una asamblea de socios del Real Madrid (EFE)

Con vistas a la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria convocada por el Real Madrid, que tendrá lugar en el Pabellón 9 de IFEMA a primera hora de este sábado, Florentino Pérez mantuvo dos reuniones, el miércoles y el jueves, con un numeroso grupo de socios representantes. En la segunda reunión, a la media hora de iniciada, varios socios se marcharon porque querían presenciar la semifinal del Eurobasket entre España y Francia, encuentro que luego resultó una gesta más de la selección española de baloncesto.

En su alocución, Florentino se basó en hechos que a muchos de los presentes no convencieron. Habló del pasado, argumentando que fue un accidente que el equipo blanco de fútbol no lograra ningún título la pasada temporada. Sin embargo, se enorgulleció elogiando los éxitos del conjunto de básquet. Anunció, con casi un año de antelación, que estaba dispuesto a recuperar a Álvaro Morata por 10 millones de euros más que pagó la Juventus por llevarse a sus filas al astuto y sagaz delantero, forjado en la cantera madridista. Sobre Iker Casillas dijo lo que ha repetido hasta la saciedad: que el guardameta se quería ir al Oporto. Y, en cuanto al sainete veraniego de De Gea, volvió a culpar al Manchester de que el traspaso del portero madrileño al Madrid no se convirtiera en realidad.

En su discurso también comentó el fichaje de Danilo, asegurando que ya estaba apalabrado hacía bastante tiempo. Lógicamente tuvo que sacar a colación la deuda actual del club, que asciende a unos 96 millones de euros, un 24 más de la que tenía el club en el ejercicio de anterior. No quiso entrar en muchos detalles y se basó en que este pasivo se debía a las inversiones que se habían hecho en la Ciudad Deportiva de Valdebebas. A veces, Florentino dio más de una larga cambiada para que no se entrara en cuestiones que no eran de su agrado.

Este sábado tendrá que lidiar con otros asuntos, como, por citar algunos, los referentes a los siete millones de euros que pagó a Carlo Ancelotti por rescindirle el contrato; la venta de Illarra por la mitad que abonó a la Real Sociedad para fichar al centrocampista donostiarra; las obras que prometió sobre la remodelación del estadio, así como un parque temático… Y podría darse el caso, porque es lo que pretende Florentino desde hace tiempo, de que el estadio Santiago Bernabéu llegara a denominarse con otro nombre y obtener suculentos beneficios de un grupo empresarial árabe.

Un canal de televisión del que no habló

Hay otro tema que no salió a relucir y que, en el caso de que fructifique, será noticia el próximo mes de octubre. Hace tiempo, Florentino Pérez quiso comprar los derechos de Interecomía, medio de comunicación televisivo, cuyo objetivo era convertirlo en abierto bajo el nombre de Real Madrid TV. El presidente del Madrid supo que La Caixa le había hecho un préstamo de ocho millones de euros a Intereconomía. Florentino estaba dispuesto a abonar esa cantidad por los derechos del citado medio de comunicación. Es más: Julio Ariza, presidente del grupo de comunicación de Interecomía Wikipedia, estaba dispuesto a recibir sólo el 50 por 100 de la deuda contraída con la entidad bancaria.

Al saber La Caixa que el Real Madrid iba a adquirir dicho canal de televisión, abortó la operación. Es muy probable que de los seis canales a los que aspiran ocho grupos de comunicación audiovisual, uno de ellos sea para el Real Madrid. La concesión se podría dar a conocer en el venidero mes de octubre, días después de celebrarse las elecciones en Cataluña. Lo que todavía está en suspense es que, en el caso de que Florentino se haga con el canal televisivo, sea en abierto o de pago.

Hablo con un tradicional socio madridista, que ha asistido a diversas asambleas generales, ordinarias y extraordinarias del Real Madrid. Me dice que “es incomprensible que cada mil socios elijan a los 34 representantes, que no haya una lista para saber a quién se vota y que no es de recibo que 1.800 socios representen a 60.000. Además, no se da información de lo que se va a tratar en la asamblea. Por ello, por ese artículo de los estatutos, si mal no recuerdo se trata del 25, las asambleas que convoca Florentino Pérez están gestionadas por las peñas y grupos influyentes del presidente. Por otro lado, hay que subrayar que los Estatutos del club se han quedado obsoletos”.

“Los que le doran la píldora”

Me asegura que son muchos los socios que piensan como él, pero que no se atreven a decirlo públicamente y, tras una pausa, añade: “Nadie puede comprender, salvo los que le doran la píldora a Florentino, que se ponga una asamblea a las diez de la mañana cuando el mismo día juega el Madrid a las cuatro de la tarde. Entre que se aprueban las cuentas del pasado ejercicio y del actual, transcurre cerca de una hora. El discurso del presidente, que siempre suele ser político-social, intenta alargarlo al máximo. Cuando llega el turno de ruegos y preguntas, no hay tiempo porque la mayoría de los asistentes a la asamblea comienza a marcharse para presenciar el encuentro, que en este caso es frente al Granada. ¿Por qué Florentino no pone las asambleas un día que no haya partido en el estadio Bernabéu o si el Madrid juega a las siete u ocho de la tarde? Porque hay preguntas que no quiere escuchar e incluso a las que no sabría responder”.

En el declinar de la conversación, concluye con estas palabras: “Delante de la mesa presidencial, colocan a los cien socios más antiguos. Entre medias, muy cercano al presidente, a los directivos y a los veteranos socios, está colocado el atril donde, micrófono en mano, intentas hablar en el apartado de ruego y preguntas. Y digo intentas porque si los socios más antiguos te identifican con los que intentamos decir los problemas que tiene el club, o sobre el mandato de este presidente, empiezan a murmurar”.

En ocasiones, cuando el socio que se dispone a dar su versión de estos o aquellos hechos, se les oye decir: 'Este es un gilipollas', mientras otros te abuchean. Si la exposición que haces es negativa, Manuel Redondo subraya tu nombre y el número del carné de socio. Se lo repito: las asambleas del Real Madrid están dirigidas por Florentino Pérez, Manuel Redondo, los peñistas serviles a la entidad y los grupos acreditados del presidente, los que no se atreven a decir ni pío a la voz de su amo”.

Florentino Pérez Iker Casillas
El redactor recomienda