Es noticia
Menú
Por qué el Athletic debería sacar la gabarra (con permiso de la épica del Barcelona)
  1. Deportes
  2. Fútbol
los motivos para celebrar un posible éxito

Por qué el Athletic debería sacar la gabarra (con permiso de la épica del Barcelona)

En 'El Confidencial' nos mojamos, como debería hacer la gabarra si al final el Athletic mantiene ese 4-0 que se lleva al Camp Nou. ¿Por qué? Aquí vienen unos cuantos motivos para los indecisos

Foto: Aduriz es uno de los tres jugadores que ya había nacido cuando el Athletic ganó su último título (EFE).
Aduriz es uno de los tres jugadores que ya había nacido cuando el Athletic ganó su último título (EFE).

En Bilbao hay un ambiente extraño. A la euforia del viernes pasado se ha unido una cautela casi excesiva ante lo que es un momento histórico. Precisamente esta definición de la situación del Athletic es lo que también empuja al extraño ambiente. ¿Es en realidad un momento histórico? ¿Cómo puede ser que ganar la Supercopa de España suponga un enorme éxito para uno de los grandes del fútbol español? Esas dudas son las que están dejando la gabarra amarrada. ¿Merece la pena sacar la gabarra de puerto por un título menor? Sí, sin duda. En El Confidencial nos mojamos como debería hacer la gabarra si al final el Athletic mantiene ese 4-0 que se lleva al Camp Nou. ¿Por qué? Aquí vienen unos cuantos motivos para convencer a los indecisos.

Hace 31 años que no surca Nervión

Es la razón más básica de todas las que expondremos a continuación, pero también la que incita aún más a pasearse por la ría con la copa. Tan buenos son los recuerdos de la gente de aquella época pretérita, donde Clemente tenía la vitola de fantástico entrenador, que hacerlo por una Supercopa parece casi ridículo, pero hay que ver las cosas en contexto. Aquella generación fue sensacional, pero competía contra equipos más parejos. Esa vez, el Athletic ganó el doblete y, por tanto, se le entregó su única Supercopa, ya que por entonces no se jugaba si un equipo ganaba Liga y Copa. Es decir, sería la primera Supercopa ganada con el formato actual.

Sólo Gurpegi, Iraizoz y Aduriz habían nacido

Ninguno de los actuales miembros de la primera plantilla del Athletic era consciente de aquella vez que la gabarra volvió a salir por segunda vez en 1984. El Athletic le ganó la Copa del Rey al Barça (curiosa coincidencia) en La batalla del Bernabéu. Todos habrán visto alguna vez el gol de Endika, la pelea del final del partido, ni la patada voladora de Migueli a De Andrés. Los más veteranos, Gurpegi, Iraizoz y Aduriz, tenían 3 años por entonces. El resto de la plantilla, de hecho, no había ni nacido.

Los dos grandes, 16 de los últimos 20 títulos

Hubo un antes y un después desde que llegó Pep Guardiola al Fútbol Club Barcelona. Además de por la obvia mejora de juego y títulos azulgrana, porque se produjo un hecho insólito hasta entonces y es que los dos grandes se tomaron a partir de entonces en serio la Copa del Rey, algo que dejaban siempre para el resto, como si se tratara de migajas. Pero desde 2009, su dominio en el fútbol español es imperial. Desde la Liga 08-09, Barça y Madrid han ganado 16 de los últimos 20 títulos. Los otros cuatro los ganaron el Sevilla (la Copa de 2010) y el Atlético (Copa 2013, Liga y Supercopa 2014). Pero es que no es sólo eso, sino que en Europa también han ganado cuatro de las últimos siete Copas de Europa (tres el Barça y una el Madrid). Es decir, arrebatarles cualquier título es un éxito admirable.

Porque goleó 4-0 al campeón de Europa

Si al final logran mantener la ventaja (o ampliarla, quién sabe), no sería una Supercopa más ganada de cualquier manera. El Athletic le estaría robando el primer título de la temporada al campeón de Europa. No sólo eso, sino que lo hace habiendo humillado en San Mamés al ganador del Triplete con un incontestable 4-0, un resultado que el Barça sólo ha encajado en dos ocasiones en los últimos ocho años: contra el Bayern Múnich en la ida de semifinales de la Copa de Europa de 2013; y contra el Getafe en la vuelta de semifinales de la Copa del Rey de 2007.

El Athletic se ganó jugar la Supercopa

El Athletic no está en la Supercopa de mera comparsa. Es un equipo que por su rendimiento en la pasada Copa del Rey se ganó un puesto en esta competición. No es tan fácil jugarla. Hay que superar una gran cantidad de rondas, con eliminatorias a doble partido, lo que supone una carga extra para un equipo que además jugó competición europea. Y en el momento que eliminaron al Espanyol, ya sabían que en agosto tendrían otra cita con la Supercopa.

Para el Barça, otro título; para el Athletic, “todo”

Lo único de lo que se hablaba antes de empezar el partido de ida era de que el Barça tenía ante sí la posibilidad de ganar su quinto título en la ruta hacia el Sextete. Pocos se preocupaban por el Athletic, al que daban por derrotado de antemano por uno de los mejores equipos del mundo. Pero Ernesto Valverde, que no ganó nunca un título con su club, dijo claramente lo que siente un león: "Este título lo es todo para nosotros".

En Bilbao hay un ambiente extraño. A la euforia del viernes pasado se ha unido una cautela casi excesiva ante lo que es un momento histórico. Precisamente esta definición de la situación del Athletic es lo que también empuja al extraño ambiente. ¿Es en realidad un momento histórico? ¿Cómo puede ser que ganar la Supercopa de España suponga un enorme éxito para uno de los grandes del fútbol español? Esas dudas son las que están dejando la gabarra amarrada. ¿Merece la pena sacar la gabarra de puerto por un título menor? Sí, sin duda. En El Confidencial nos mojamos como debería hacer la gabarra si al final el Athletic mantiene ese 4-0 que se lleva al Camp Nou. ¿Por qué? Aquí vienen unos cuantos motivos para convencer a los indecisos.

El redactor recomienda